Publicado el: Jue, mar 8th, 2012

Pero bueno ¿nos sublevamos ya o qué?

El Coronel Amadeo Martínez Inglés nos hace esta pregunta en este artículo… ¿Qué le respondemos, amigos?
Un saludo, Jero.

———-
¿Pero que coño, y lo digo totalmente en serio, esperamos los españoles para sublevarnos, para decir ¡Basta ya! para gritar a coro y a mandíbula batiente ¡Hasta aquí hemos llegado, políticos de medio pelo, ineptos de mierda!?

España a punto de entrar en coma

Pero bueno ¿nos sublevamos ya o qué?

Coronel Martínez Inglés

España en estos momentos, amigos, es una ruina total, un fiasco social y político, una catástrofe económica y financiera: Recesión, paro monstruoso, corrupción generalizada, deuda escalofriante, miseria total para millones de sus ciudadanos, despidos laborales gratis total, déficit imparable, recortes salvajes en sus sistemas sanitario y educativo, algaradas estudiantiles, protestas sociales en aumento incontrolado, huelgas sectoriales por todos lados y paro general del país a corto plazo, descontento social a todos los niveles, desprestigio de las instituciones comenzando por una monarquía enfermiza y corrupta y terminando con una clase política inepta y totalmente despreciada por el pueblo … y, en el horizonte a medio plazo, la suspensión de pagos pura y dura y el colapso total como nación soberana.

Y encima de todo esto, y por si fuera poco, deprimido lector, seguimos bajo las órdenes, ya descaradas y sin tapujos democráticos de ninguna clase, del nuevo imperio económico germano, de la implacable dictadura del euro de la señora Merkel a la que ya solo le falta ponernos a todos los españoles a desfilar por La Castellana al paso de la oca y con el asustado “recortador de oro”, señor Rajoy, tocando el tambor y acompañado de la cabra de La Legión.

Esto ya no hay dios que lo aguante, compatriotas. Este país es de locos, se va al carajo, estamos a días, o como mucho semanas, de atravesar en tropel la línea roja del “no retorno” (esa línea intangible de corte castrense, no dibujada en los mapas militares, que les dice muy bajito al oído a los soldados de elite que ejecutan una arriesgada misión que a partir de ella solo les queda luchar como jabatos, cumplir a rajatabla la tarea encomendada y esperar a que la suerte les salve la vida y el honor) y los españoles seguimos hocicando en el error, en la mentira, en el pasotismo más suicida, en el sálvese quien pueda y esperando, con más moral que el divino Urdangarín, que Europa se apiade de nosotros, que se crea a pies juntillas las mentiras del nuevo y asustado presidente del Gobierno español, señor Rajoy, que acepte sin muchas represalias comunitarias el órdago suicida que le lanzó el viernes día 2 de marzo por la tarde en Bruselas a cuenta del descomunal déficit que arrastra este país y nos posponga los deberes financieros relacionados con el mismo hasta el año que viene.

¿Pero que coño, y lo digo totalmente en serio, esperamos los españoles para sublevarnos, para decir ¡Basta ya! para gritar a coro y a mandíbula batiente ¡Hasta aquí hemos llegado, políticos de medio pelo, ineptos de mierda!? ¿Pero es que los 45 millones de pacientes ciudadanos de este país (millón más, millón menos, de parados obviamente) aparte de corruptos (no todos lo somos, afortunadamente, afincados la gran mayoría de ellos en la política, en las instituciones y en las llamadas clases pudientes), pasotas (a título individual y colectivo), pelotas con el que manda (el “Sí, señor, señor”, de los marines estadounidenses tiene raíces hispánicas), de valor recóndito, manifiestamente mejorable y dado en última instancia a las derrotas heroicas, “lameborbones” ancestrales, futboleros a semana completa, torotorturadores de puro, almohadilla y copa, vagos (según la señora Merkel; de “baja productividad laboral” según los economistas del reino), tontorrones del culo (con un crédito cerebral medio cercano a aquellos 5 picogramos del solomillo optimizado con clembuterol de nuestro último crac ciclista), envidiosos (lo de “no desearás la mujer de tu prójimo” fue puesto en el decálogo de buenas prácticas del catolicismo a instancias de los primeros evangelizadores ibéricos), individualistas (solo nos juntamos con otros u otras para robar o procrear)… somos también masoquistas de tamaño natural y a jornada completa?

Pues sí, amigos, la verdad es que somos de todo eso y algo más. Somos unos ilusos y unos irresponsables. ¿Pero es que queremos seguir, más pronto que tarde, por la inicua senda por la que ahora mismo deambulan entre el deshonor, la ira, la vergüenza, la pobreza más absoluta y el instinto suicida y asesino, los ciudadanos/esclavos griegos de la todopoderosa UE que no han tenido los “parthenones” necesarios para plantar cara de una vez a la “fürher” Merkel y al “petit emperateur” Sarkozy?

¿Pero es que en este país no somos capaces de hacer ver a nuestros lerdos gobernantes (que lo son y mucho, algunos como el ya jubilado ZP lo demostró en su día con matrícula de honor al llevarnos a todos de las orejas a la pista de salida de esta esquizofrenia nacional que ahora padecemos y el actual presidente del Gobierno, el mentiroso compulsivo a escala global, don Mariano “el gallego”, lo hará asimismo muy pronto una vez que termine con aprovechamiento el curso de “hostiable social” que actualmente realiza) que estamos hasta el gorro de tanta mentira, tanta incoherencia, tanta frustración, tanta corrupción, tanto robo (a mano armada y solo con careta), tanta degradación social y política, tanta oligarquía de dos partidos hegemónicos que se reparten periódicamente el poder y, con ello, millones de euros a punta de pala (justo los que faltan en estos momentos en las arcas de este Estado fallido y en almoneda)?

¿Pero es que no somos capaces de hacer entender a estos golfos políticos que nos malgobiernan, escondidos tras una acreditación como representantes del pueblo soberano robada legislatura a legislatura a través de unas listas electorales cerradas y bloqueadas, que su tiempo de vino y rosas, de patente de corso franquista amañada en el miedo y el pasotismo de todo un pueblo asustado tras cuarenta años de dictadura, está a punto de consumirse, a punto de derretirse en el fuego incontrolado de una crisis económica, política y social de esas que cíclicamente mandan a los pueblos la propia historia, ávida de regeneración y horizontes nuevos?

Yo, desde luego, amigos, alucino cada día más en este país de locos (la mayoría), corruptos (todos los que pueden), parados (sumergidos o no), pobres (en subida exponencial), pasajeros de AVE (los pocos que a día de hoy tienen prisa y dinero), pobres (de solemnidad y de textura media) y pelotas (absolutamente todos). ¿Pero hasta cuando vamos a seguir así? ¡Cuando coño nos vamos a movilizar de verdad la masa borreguil española que malvive y sufre en la actualidad a cuenta de unos pocos miles de robaperas y políticos trincones (el monarca a la cabeza), con faca virtual o de acero toledano escondida en el slip o la braga, para mandar a todos ellos a la mierda (perdón, otra vez me he abandonado el escatológico palabro, “ostracismo” quedaría mejor en el contexto literario en el que normalmente me muevo pero el cabreo monumental que arrastro en estos momentos no me permite relajarme hacia más éticos eufemismos de forma)!

Yo sigo esperando, bondadosos y deprimidos conciudadanos, con mi vista puesta en el tornado político y social que se está formando en estos momentos en millones de cocinas españolas, ese mágico día “D”, ese momento histórico que arrastre con fuerza la polución endiablada y asesina que cubre este país desde hace ya bastantes décadas. ¿Será el próximo 14 de abril el día señalado? Puede ser, no lo sé, todo dependerá de los partidos de fútbol programados para tan emblemática jornada y de los puntos que en ese momento le lleve el Real Madrid al Barsa. Pero me gustaría que así fuera. De momento, las vanguardias juveniles del cambio, a través de sus redes de información y vertebración social en Internet, ya han lanzado su consigna de ocupación del santa santorum monárquico de La Zarzuela. ¿Podrán hacerlo? Soy optimista. Históricamente, pocas murallas han resistido el empuje de jóvenes (y jóvenas) decididos a cambiar el horizonte de sus vidas. Yo, desde luego, a título personal y hagan lo que hagan los “made in Spain” estoy con ellos. Y con ellas.

Fdo: Amadeo Martínez Inglés

Fuente: http://insurgente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=10714:pero-bueno-inos-sublevamos-ya-o-que&catid=243:articulos&Itemid=619

Mostrando 39 Comentarios
Tu opinión
  1. philip mateo dice:

    por que no hacemos un sanmartelemi politico pero sin cortarles la cabeza como hicieron en francia,sino desterarlos a otro mundo

    (0/5)0

    • FERNANDO dice:

      Amigo Mateo:

      Si no le cortamos la cabeza, la mala yerba vuelve a crecer.

      Ese fué el problema de la transición pólitica post franquismo, se aceptaron “realidades” impuestas con la creencia de que “el tiempo lo curaría”. Ya vemos el resultado en la política europea.

      Recordando la revolución francesa y la guillotina creo, sinceramente, que el fín si justificó los medios.

      (0/5)0

  2. Lambda dice:

    Ustedes, supongo, habrán leido algo de historia de España, no?

    Les recuerdo que tanto en el siglo XIX como el XX el ejercito español, estaba muy politizado, los pronunciamientos militares eran el pan nuestro de cada día. Desde Riego, hasta el de Sanjurjo o el de Primo de Rivera, terminando por el de Franco.
    Un desastre.
    El Ejercito, lo único que debe hacer es garantizar la defensa de la nación ante agresiones externas. Y si sucede algún cambio en el interior del país, lo último que debe hacer es derramar sangre, esté justificada o no.
    También Franco proponía salvar a España, igual que lo hizo Primo de Rivera. Desastrosos ambos.
    No, España tendrá que salvarse por lo civil, con esfuerzo y consenso, arañando palmo a palmo el poder de los intereses establecidos. No siempre el camino más corto es el mejor.

    (0/5)0

  3. gutmen dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con Martinez Inglés. Es necesario organizarse para dar una respuesta contundente a tanto mangoneo, deberíamos empezar por no dejar la calle y fundamentalmente motivar a tanto parado como hay para que se muestren, parece como si se los hubiera tragado la tierra, no tienen nada que perder y si mucho que ganar. Los jubilados, somos un colectivo importante, es cierto que nos falta energia para combatir pero podemos ayudar con nuestra presencia. Los jóvenes,imprescindibles para ajercer los cambios que necesitamos, en definitiva, somos un gran colectivo humano que lo único que necesitamos es derribar el miedo que nos atenaza.

    (0/5)0

  4. JorgeR dice:

    Lo que Hitler no consiguió en la II Gerra Mundial, la Merkel lo está consiguiendo con el Euro. Otro ilustre economista Favià´Estapé (hace poco desaparecido) también lo pronosticó. Yo tengo 60 años y no corrí delante de los ”grises” para ver esto. Coronel Amadeo Martínez Inglés digame donde me tengo que apuntar y empecemos ya de una vez.

    (0/5)0

  5. Fernando 2º dice:

    Yo si conocía al coronel coronel Martínez Inglés. En este foro ya se había publicado una carta abierta suya al rey J. Carlos. Pienso que más que juzgar a quién dice las cosas, deberíamos mejor juzgar LAS COSAS o mejor aún las ideas, el sentido de las cosas y en este caso, creo que el fondo de lo que dice, aparte de su forma exaltada de escribir, podríamos suscribirlo cualquiera de nosotros. Por otra parte creo que este tipo de arengas no vienen mal pensando en la que se avecina, porque algo habrá que hacer para obligar a esta cuadrilla de desalmados que nos “gobierna” a comportarse como personas y dejar de enviar cada día mas gente a la miseria mientras favorecen que cada vez otros se enriquezcan mas y mas. Algo habrá que hacer el próximo día 29. Creo que es el momento oportuno de que los 5 millones de parados se hagan ver. También el 14 de Abril debería ser un día de lucha. La bandera republicana debería lucir en cada una de nuestras ventanas y deberíamos de tomar las calles.

    A la vista de la cantidad de comentarios suscitados por el artículo del coronel, se me despiertan un par de ideas que me rondaban ya hace días por la cabeza. En primer lugar creo que a veces nos enzarzamos en discusiones un tanto pueriles tratando de rizar el rizo de alguna idea o concepto. En segundo lugar, creo que nos miramos demasiado el ombligo, que nos hablamos a nosotros mismos tratando de convencernos de cosas de las que ya estamos convencidos. Siempre he pensado y creo que alguna vez lo he dicho, que nuestro foro es buenísimo, que los que participan tienen un nivel increíble (A mi me costó bastante atreverme a participar y al principio procuraba decir lo menos posible para que no se notara mi incultura, pero me animasteis y ya me voy atreviendo. Lo siento por vosotros, je je.). Como decía, el nivel de los participantes es extraordinario. Yo siempre aconsejo que se lean todos los comentarios. Y por ahí quería seguir. Creo que deberíamos participar también en otros foros donde las ideas no estén tan claras o donde sean contrarias a las nuestras y ahí es donde creo que haría falta una asesoría, una dirección querido Paco. Sé que esto representa un esfuerzo mas de cada uno, pero esto es lo que estamos pidiéndonos unos a otros continuamente. Pues adelante, hagamoslo. Yo por lo menos lo voy a intentar.

    El tercer tema vuelve a los militares o mejor aún, a la policía. Ya me gustaría a mi saber qué se cuece por esos barrios. ¿No habrá por ahí un policía valiente que nos informe de como está el patio?. ¿Tienen todos sus colegas llaveros como el de la foto? ¿No habrá quien gaste otros como, por ejemplo, con la hoz y el martillo? O por lo menos con la bandera republicana?. ¿Estarán tan sensibilizados sobre la situación, que sean capaces de negarse a reprimir al pueblo ya que ellos también son pueblo? La verdad es que yo ya tengo una idea formada de cómo es ese personal, pero mi impresión puede que no coincida con la realidad. También los comentarios sobre el artículo del coronel me han dado que pensar sobre la situación en los cuarteles. Aquí podría ayudarnos el capitán Pitarch. Él sí perteneció a la UMD. Él, lo mismo que el coronel, deben tener todavía contactos dentro del cuerpo de ejército. A ver si se animan y nos informan.

    Perdonar que me haya extendido tanto hoy. No volverá a ocurrir. Lo prometo.

    Un saludo a todos.

    POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN, YA

    Fernando 2º

    (0/5)0

    • Amigo Fernando 2º nunca es excesivo un escrito, si la aportación es interesante y la tuya lo es sinduda, así que nada que perdonar, puedes estar seguro. Yo acostumbro tambien ser bastante extenso en mis aportaciones y núnca me han dado un pescozón jeje. en verdad sería interesante lo que apuntas, de tener información fiable, de lo que se mueve (y en que dirección sobre todo) en los cuarteles, tanto militares, como policiales, así como hallar una forma de hacerles llegar (de forma particular claro) notícias de ID. Seguro que entre los innumerables lectores de nuestras páginas, ha personas que conocen a personas, o que directamente podrían, aún que solo fuera hacerles llegar nuestro link.

      Es una idea, que hace tiempo me ronda por la cabeza y que tal vez, habría que desarrollar.

      Un abrazo amigo. Fuerte y entrañable.

      (0/5)0

  6. nel dice:

    EStoy completamente de acuerdo con el escrito del Coronel Martinez Inglés.
    Lleva años denunciando que vamos a la deriva y tiene toda la razón en todo cuanto dice.
    Pero ¿como se hace despertar a este pueblo dormido, mientras quienes se proclaman nuestros representantes nos mienten, nos engañan, nos timan y ¡NOS ROBAN!, llenando sus bolsillos y sus maletas con nuestro dinero.
    Y todo esto ¿hasta cuando.
    Y lo que es peor, estos políticos y estos gobiernos que tenemos la desgracia de padecer y sufrir, desde hace años tratan de rebajar el nivel cultural de los ciudadanos con planes de estudios muy deficientes, porque en la ignorancia del pueblo está el poder que ostentan del engaño facil.
    Digamos NO, NO y NO una y mil veces a estos esbirros y titiriteros de Angela Merkel, en caso contrario vamos camino del IV Reich

    (0/5)0

  7. Indignado dice:

    La indignación y el cabreo de la gente va creciendo y creo que la respuesta va a ser muy numerosa, aunque las encuestas recorten mucho los datos pues están manipuladas, no representan la realidad social que realmente estamos viviendo, la gente no aguanta más, espero que sea el principio del final de la trampa llamada transición.
    Animo y a por ello lo podemos conseguir.

    (0/5)0

  8. Cronocosmo dice:

    Creo que es bueno saber que si el pueblo sale a la calle y se planta puede ser defendido al menos por una parte de quienes secularmente le han atropellado, ejército o policía…
    También ellos van siendo conscientes que la sociedad les considera más como personas pertenecientes a la misma que como instrumentos represivos del Poder.

    (0/5)0

  9. A mí, si me horroriza pensar en el ruído de sables. Primero, porque los sables, suelen estar siempre al servicio de la Derecha, segundo, porque hoy día, ya no se hace la Mili, y prácticamente no hay Ejército; es simbólico, el día de las Fuerzas Armadas, tercero, porque la he vivido, y cambió mi vida para siempre, cuarto, porque he estado en salas grandes de hopitales, y he visto morir a mucha gente en la flor de la vida en las camillas donde no había sitio para poner más quinto, porque ya no es la Revolución en sí, si no, lo que viene detrás, y los años que dure, hasta que esa nación vuelva a ser digna de vivir en ella, y la última, cómo serán los que queden en el mando, pues en la Revolución francesa, dejaron mucho que desear, porque Liberté Egalité y Fraternité, no hubo demasiado que digamos, porque el Poder endiosa. A lo mejor estoy diciendo una memez, pero el Ejército, ya que está, que esté para salvaguardar la Paz, no hacer la Guerra. No olvideis, que los fusiles no se disparan sólos. Igual que las Porras de los guardias. No están para poner paz, si no para atizar al que se pone a tiro, y preguntar después.

    (0/5)0

  10. montejb dice:

    Bien queridos amigos, toda cita es un encuentro. Aquí en este punto de encuentro, sin duda con buena intención, podemos encontrar soluciones que nos faciliten encontrar el mejor camino para andar y progresar. Colaborando, compartiendo y ajustando, podemos desarrollar las capacidades básicas que una organización requiere para lo que queramos. Como en una carrera de relevos, cada uno y todos juntos, debemos de potenciar lo mejor de cada uno y aprovechar la actual coyuntura de crisis social y humana, más que económica, para revisar nuestra estrategia y realizar un análisis a conciencia de nuestra situación, qué nos ha traído hasta aquí y tomar buena nota para mejor actuar en adelante mirando al futuro. El diálogo conlleva evolución del pensamiento: al profundizar en los “peros” y en lo diferente, hay un desarrollo del mismo y lo que al inicio era 1, podemos acabar viendo 3. Las diferencias de pensamiento son una oportunidad de mejora individual y colectiva, si la intención y la finalidad es el bien común. Dialogando, es posible encontrar puntos de encuentro y complementariedad, de modo que podamos llegar a converger en soluciones más afinadas, siempre transitorias, que satisfagan a más personas para abrirnos a nuevos retos y horizontes. Como dice una buena amiga: tener razón es buscar la mejora de las ideas: las mejores ideas/teorías son 360º (es decir, responden a cualquier “pero” o disensión) y sólo llegan a ser 360º aquellas ideas/teorías o servicios/productos desarrollados en grupo, en el que se expongan diversidad de perspectivas.

    Sigamos andando. Todos juntos es posible.

    Gracias a todos y un gran abrazo. montejb

    (0/5)0

  11. Gilda dice:

    O digo lo que pienso o mejor pienso lo que voy a decir: Creo y estoy convencida que LOS MEDIOS DE TV. Y PRENSA HACEN UN TRABAJO MAGNÍFICO para que el resto de la sociedad esté en babilonia, incluso aquellos grupos sociales que tratan de denunciar el atropello al que están sometidos, no saben por donde empezar, porque CREO que no se hace el análisis POLITICO OPORTUNO. QUIERO DECIR CON ELLO que no se nombra al enemigo principal de ésta Crisis mejor dicho Estafa que están sufriendo los ciudadanos, los medios no paran de nombrar a LA PRIMA DE RIESGO CON TANTA NATURALIDAD como si estuvieran hablando de la hermana de Maria, y todos escuchamos las aberraciones que Alemania, bruselas y todo quinqui opina sobre esa PRIMA que no es más que lo que las calificadoras de LAS CORPORACIONES Y DEL FMI salen a canturrear por ahí, y de la deuda soberana y de la deuda pública de DEUDA QUE NUNCA CONTRAJERON LOS ESPAÑOLES, es deuda que los podeerosos y ladrones que quieren que los pague el PUEBLO A FUERZA DE RECORTES para que a ELLOS LES SALGAN BIEN LAS CUENTAS…. SIGO INDIGNADÍSIMA MÁS cuando no veo que la gente que camina por la calle no se entera de nada, aún más parece que en Andalucia ganaría el PP, los medios de COMUNICACIÓN ESTÁN AL SERVICIO DE LAS CORPORACIONES!!!!!!!

    (0/5)0

  12. Santos dice:

    Yo……yo no se muchas cosas, ¡es verdad! Pero en mi ignorancia, una sublevación por pequeña que fuera (teniendo en cuenta que en eso estoy de acuerdo con Paco Bello…en el ejercito lo secundaria una minoría, o nadie)pero como digo por pequeña que fuera, sería una “división” más en la que el verdadero “enemigo” obtendría otra victoria y…y sin “bajarse” del aútobus….

    (0/5)0

  13. Una de las razones claves de la revolución francesa de 1789 fue el descontento de las clases populares; la expansión de las nuevas ideas ilustradas; la crisis económica que imperó en Francia tras las malas cosechas agrícolas y los graves problemas de las cuentas públicas.
    La situación actual conserva muchos de los aspectos mencionados. La desigualdad social, los estamentos privilegiados que ahora son los Bancos, que financian prioritariamente una Deuda Pública (Estado, Comunidades, Ayuntamientos…) reduciendo el crédito a empresas y particulares que, asfixiados por el paro, son expropiados tras la firma notarial de muchos contratos con letra pequeña y claramente abusivos.
    Montesquieu fue uno de los grandes pensadores previos a la revolución, y escribió “El Espíritu de las Leyes” (1748)… No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia.
    Aunque ciertamente estamos ya en el siglo XXI !

    Business Economic Consulting S.L.

    (0/5)0

    • lamareenoire dice:

      Yo no quiero chafar la guitarra, pero la revolución francesa triunfó porque había una clase emergente (la burguesía), ansiosa y necesitada de cierta libertad y poder político, que permitiera dar rienda suelta a sus actividades económicas. Las clases populares (los sans-culottes) fueron debidamente utilizadas para sumar fuerzas. De hecho, hace poco leí una cosa que me “fascinó”: resulta que en la Asamblea General de 1789, en plena revolución, los señores diputados sacaron adelante una ley en la que se establecía un requisito patrimonial para ser diputado (sólo sería diputado aquel que pudiera demostrar tener un franc d´argent, unos 500 jornales). Dos años después, en 1791, ante el temor de que esto provocara una escalación violenta, decidieron suprimir este punto pero dejaron otro que impedía de facto que las clases populares llegaran a la Asamblea, o al menos en el número que siempre se nos ha hecho creer, y no fue otra cosa que el voto indirecto… Conclusión: en la Francia revolucionaria, igualdad, libertad y fraternidad, pero lejos del Parlamento, comentario que obviamente no desea despojar a tal acontecimiento histórico de su indudable e incalculable importancia.

      Al margen de este pequeño comentario histórico, lo que vengo a decir es que no vayamos a buscar los detonantes de una revolución para hoy en una revolución de 1789, ni en la de 1917, ni en ninguna otra que hayamos conocido hasta el momento porque las circunstancias socio-económicas y culturales son abismales de las que hoy en día tenemos… Ya se responde el Coronel a sí mismo cuando se pregunta para cuándo la revolución: “todo dependerá de los partidos de fútbol programados para tan emblemática jornada y de los puntos que en ese momento le lleve el Real Madrid al Barça”. Pero, en caso de tener que hacerlo, resultaría más lógico observar la revolución que tuvimos en este mismo país en 1936, pero creo que ni aun así obtendríamos buenos resultados…Dejemos además de llamar revolución a lo que no es revolución. Aunque hay muchas definiciones, una revolución implica un cambio de sistema político y económico. Un cambio en el gobierno no es una revolución. Y es por ello que la revolución va unida a algo que a casi ninguno de los “tertulianos” del mundo de las redes les gusta: la violencia. Como dicen hoy en El País: “El problema de la izquierda no es la falta de adaptación a los tiempos nuevos. El problema es que las clases populares han perdido capacidad de intimidación”. No nos tienen miedo. Nosotros a ellos sí. Vosotros creéis que en Rusia la gente que estaba siendo apaleada en el suelo estaba gritando al soldado del Zar: no me pegues, no puedes pegarme… tal y como se oye en las grabaciones de la Plaza Catalunya durante el desalojo… Claro que pueden pegarte; de ahí la valentía de los que se vuelven a enfrentar una y otra vez a esos animales. Vamos a las manifestaciones convencidos de nuestros derechos y creemos realmente que la Constitución y las leyes nos protegen… tenemos cosas que perder, no tenemos resistencia al dolor, a la pérdida, somos una generación de algodones…y no es una crítica, somos lo que somos y lo que han hecho de nosotros.

      Lo siento pero aunque no niego y saludo la cantidad de movilizaciones que estamos viviendo de un tiempo para acá, empiezo a ver cierta frivolidad con este tema (no va por ti Business) sobre todo a través de nuestras redes sociales, esas mismas a las que alude el Coronel cuando dice que “las vanguardias juveniles del cambio, a través de sus redes de información y vertebración social en Internet, ya han lanzado su consigna de ocupación del santa santorum monárquico de La Zarzuela”… (¿). La revolución no se produce porque uno repita mucho la palabra, como sí sucede con las mentiras del gobierno, que deben estar calando porque de lo contrario ¿cómo nos explicamos que si hubiera elecciones mañana, el PP sólo perdería, creo, un escaño o dos, y CIU quedaría igual…? Eso nos dice algo ¿verdad? Cada día creo menos en la posibilidad de una sublevación en este país; pero sigo creyendo en la lucha contra la desinformación, la manipulación y el fascismo. Así que sigamos sacándoles los colores y hagamos que cada vez sean más los que sepan, porque me temo que nos están ganando la batalla…

      (0/5)0

      • Paco Bello dice:

        Si hubieran 1000 estrellas, hubiera pulsado en la última.

        No te toco ni una coma.

        Cuántas veces me muerdo la lengua (los dedos) para no escribir lo que realmente pienso. ¿Pero cómo vas a chafar la ilusión de alguien que está convencido de algo? Lo maquillas un poco, y lo dejas caer, intentando que lo vean. Y además, puede que si lo dices (ese algo) consigas que te vean como el enemigo.

        Demasiado idealismo, y poca formación. No recuerdo quién dijo aquello de “hay que tener ideas, no ideales”.

        Yo tampoco veo salida a la situación, pero hay que seguir caminando, y crear grupo. Sólo un colectivo bien cohesionado, muy bien informado, y con las ideas muy claras puede abrir brecha. Que no quede por intentarlo.

        (0/5)0

      • Te suscribo, de la “A” a la “Z”. Estoy convencido, (de lo contrario sería un iluso), que el camino va a ser largo y penoso, que nadie espere, que de golpe van a desaparecer todos los vicios y tics que arrastramos, por lo que como tu dices, hay que seguir luchando, contra la desinformacióm, la manipulación y el fascismo, lleve este el disfraz que lleve. Y evidentemente, ir trabajando, para cada vez sean más los que sepan de que va realmente la cosa.

        Un abrazo amigo

        (0/5)0

      • Enorme comentario! Toda la razón del mundo…

        (0/5)0

  14. Paco Bello dice:

    No comulgo plenamente con sus ideas, pero siempre me ha parecido un individuo interesante. Como a la mayoría, el ruido de sables me pone nervioso, pero si ese ruido corresponde al del Col. Martínez, no me inquieta tanto, porque para empezar, en el ejército lo secundaría una minoría (pienso que desgraciadamente), o nadie.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Amadeo_Mart%C3%ADnez_Ingl%C3%A9s

    (0/5)0

    • montejb dice:

      Jolín Paco, gracias por la referencia de wiki sobre el ex coronel Martines. Al repasar su biografía me he acordado de él, lo tenía completamente olvidado. No sé qué decir al respecto de sus últimas declaraciones y sus antecedentes. En ocasiones la proyección de una persona queda desvirtuada por el carrusel de actitudes y comportamientos, que solo son una parte de cómo y quién es una persona, según el estado de ánimo, el entorno y la particular química del momento. En principio me parece injusto que a uno lo condenen como “mataperros” por matar a uno o a tres “perros”. Por la info de la wiki y lo que recuerdo de lo publicado en el tiempo, no me es suficiente para opinar y menos juzgar al Sr Amadeo Martínez Inglés. Reitero suscribir su declaración libre de intención, dejando al margen su condición de ex-militar y las causas de su expulsión en las que reivindicaba un ejército profesional, cuestión ésta con la que no estoy de acuerdo, pues soy contrario a la existencia de cualquier ejército más allá del mínimo necesario para la autodefensa de un país ante un real y potencial enemigo.

      (0/5)0

      • Paco Bello dice:

        No lo expulsaron por lo del ejército profesional, es mucho menos objetivo el tema.

        No es un mal tío, a pesar de ser militar.

        Yo tuve un capitán pacifista. Como por aquel entonces ya era quien soy, le pregunté si no era incompatible ser militar y pacifista. No me convenció su explicación (si vis pacem, para bellum), pero me sirvió para saber que dentro del ejército también hay buenas personas.

        Un abrazo, Juan.

        (0/5)0

    • Permiteme amigo Paco, (por una vez y sin que sirva de precedente), que discrepe un tanto de tu opinión. precisamente tras la lectura del enlace que citas en Wikipedia, se reafirman mis temores. De ella se desprende, a mi modo de ver, que el tal coronel, responde al estereotipo de la criada resentida, que se dedica a propagar, cuando la despiden, las interioridades y los trapos sucios, de los “señoritos” a los que servía.

      Por lo que yo sé, núnca formó parte de la UMD por ejemplo, que si se posicionó claramente a favor de la democracia, y que a muchos de cuyos componentes, les supuso, tras el correspondiente “consejo de guerra” la expulsión del ejercito, pero lo que tal vez me puso más en alerta, a parte lo mencionado, fué el término “sublevación” empleado para llamar a la “rebelión de las masas”; es este un término, empleado a menudo en los ambientes militares, con fines diametralmente opuestos a los intereses del pueblo, al que eso si, dicen siempre querer “salvar”. No se, puede que mi piel sea demasiado sensible, pero no puedo evitar un cierto “repelús” cada vez que leo algún escrito del inefable coronel.

      Ahora, entre tú y yo, creo que sois unos puñeteros y que de vez en cuando, deslizáis (como quien no quiere la cosa) algún artículo, como el que nos ocupa, para que nos vayamos acostumbrando a polemizar y no creer a pies juntillas, todo lo que nos llega, aún que sea a trvés de I.D. y eso precisamente me lleva a pensar que realmente, estamos en la línea correcta, por que es en la discrepancia y sobre todo en la controversia, donde se aprende a forjar el propio criterio. ¡Os aplaudo por ello!

      (0/5)0

  15. Pues… ¡Que quereis que os diga! A mi que no conozco ni siquiera por asomo, los antecedentes del coronel Martinez, por lo que es posible que mis opiniones, sean solo producto de un atávico recelo; su discurso, si bien repleto de manifestaciones, que la inmensa mayoría suscribiríamos sin pestañear, me retrotrae a música oída, a soflama, más que a convencimiento. Honestamente y ya digo, a riesgo de equivocarme, me suena más a oportunistas ansias de agitación, que a verdaderas intenciones revolucionarias.

    Sinceramente, me mueven más a revelarme, por sensatas, meditadas y llenas (esas si), de contenido revolucionario, de nuestro querido amigo Paco Bello, que las consignas inflamadas, no solo del coronel, si no incluso (y perdonadme si alguien se siente aludido) de algunos compañeros, cargados de buena fé, pero si otro contenido.

    La revolución, amigos y amigas, solo llegará, cuando se produzca en nuestro interior, cuando seamos capaces de unirnos en un proyecto común, pero por convencimiento y por voluntad própia, no por que lo proclame un “lider” por muy bienintencionado que sea. La revolución que sigue a un lider, está en cierta forma supeditada a sus consignas y lamentablemente, siempre (o casi), termina en un nuevo sometimiento.

    No son las frases bonitas, o las consignas repetidas como un mantra, lo que cambiará el destino de la humanidad, si no la revolución interior de cada cual, la de todos y cada uno, o la mayoría de los seres humanos, el tener grabado en el ceregro, quien es el enemigo y que para que no pueda volver a someternos, tenemos un arma infalible, la solidaridad, el amor, y sobre todo, LA INTELIGENCIA. Cuando esto suceda, no hará falta ningún lider que nos arrastre; nuestra fuerza, nacida de la razón y el convencimiento, nos hará imparables.

    Pensemos que solo falta (que no es poco, y en ello deberemos esforzarnos), que aquellos que ahora son, instrumentos de ese poder corrompido, que nos atenaza por que nos divide en “castas”; (soldados y policías), tomen consciencia de que ellos tambien SON EL PUEBLO. Ese día se les habrá terminado el chollo, a esa caterva miserable que nos gobierna y somete, por el terror de las armas y tened la absoluta seguridad, de que no haran falta ni militares ni policías, para mantener “el orden” y eso no es una utopía, ya está funcionando en algunos paises.

    Entre tanto, sigamos el camino emprendido, extendiendo la cultura, la solidaridad, la consciencia de que todos los seres humanos, sea cual sea su origen, o el color de su piel, SOMOS HERMANOS, en la confianza de que hay muchísima gente buena, que solo está aturdida, pero en su interior saba que la razón solo tiene un camino, el que marca el pueblo y que nuestra voluntad !Si es sagrada! y huyamos de discursos inflamados y de consignas.

    (0/5)0

    • montejb dice:

      Querido y apreciado Joan, tu comentario si lo suscribo integro. Ya he comentado antes el yuyu que me producen las soflamas según de quien vengan. Si la profesión del Sr Amadeo Martínez Inglés fuera otra cualquiera, no tendría inconveniente en suscribir sus palabras. Sin duda, el Sr Amadeo Martínez Inglés, tiene derecho a manifestarse como ser humano a salvo de condición alguna. Pero el problema es, que emplear la palabra “sublevamos” que tiene una grave connotación armada, supone todo un indicio que cada cual debe de valorar. Faltaría saber para conceder el beneficio de la duda, si estas declaraciones las hizo vestido de militar en compañía de otros militares o en su casa de paisano rodeado de su familia y amigos. En cualquier caso, prefiero seguir a Paco Bello como bien dices Joan. Gracias y un abrazo para todos.

      (0/5)0

    • Gracias, Juan por tranquilizarme. Al leer ayer a arenga del sr. Inglés y refrescar mi memoria no solo en la wiki, si no por otros medios, la verdad es que empecé a sentir miedo. Puede que esté fuera del ejercito, pero conserva desde luego todas las formas. I no, desde luego que no estoy por la labor de una nueva contienda nacional….. Ya tuvimos bastantes en el XlX i el XX, para otra terrible experiencia. Sinceramente, creo que debemos aprender a dirimir nuestros problemas sin revoluciones, sin alzamientos nacionales ni nada parecido. Desde luego nada de conformismos, pero no la guerra. Alguien podría explicarselo mejor al Cl. Inglés?

      (0/5)0

    • Estimado Joan, en pocas ocasiones estoy en desacuerdo contigo y en esta ocasión no será menos, aunque a mi humilde entender, haría un matiz a tus palabras. Si bien es cierto que la cultura, la consciencia, la información… son las bases para que podamos llevar a cabo una política del bien común, para poder llegar ahí se necesita que todo eso llegue a todos y cada uno de nosotros (ese 99%), pero se objetivo es a largo plazo, generacional diría yo.
      Para que llegue el mensaje no son necesarios líderes, pero sí que hacen falta personas. Creo firmemente en que la fuerza más grande está en el interior de cada uno de nosotros pero hay muchísima gente que lo desconoce, que no se cuestiona, que no juzga, que tan sólo se queja y maldice su mala vida.
      A esa gente no se la convence con información y cultura. Les han robado lo básico para subsistir diganamente y necesitan que se produzca un cambio tan drástico para que aflore su dolor como el que nos han impuesto a todos con la falacia de esta crisis ficticia en tan breve periodo de tiempo.
      El sistema no sirve y de poco sirve prolongar la agonía.
      Pienso que el cambio debe ser drástico o dicho cambio no llegará a producirse. Hay que actuar con la misma celeridad que lo han hecho ellos para que no dispongan de capacidad de reacción.

      (0/5)0

      • Totalmente de acuerdo María. Es evidente que se hace cada vez más necesario ese salto revolucionario, pero ese tipo de situaciones, son por su misma condición explosiva, difíciles de encauzar una vez producidas, si una buena parte de las personas que las protagonizan, no tienen bien claros los objetivos.

        Sería ingenuo pensar que sin un mínimo de liderazgo, estas no terminen en un caos y de hecho, una buena prueba la tenemos en los acontecimientos, que enmarcaron nuestra propia historia reciente, donde la falta de un liderazgo decidido y con autoridad (mal endémico de la izquierda en los momentos críticos), hizo posible que un generalito con voz melíflua, se llevara el gato al agua, mientras en las filas del ejercito de la república, se entretenían discutiendo “a ver quien la tenía más larga”.

        Otro detalle a considerar, es que esta vez, la revolución, no puede circunscribirse a un solo país. Es el sistema, a nivel mundial, el que debemos cambiar, si no queremos volver a repetir la historia. Es por lo tanto URGENTÍSIMO, despretar esa consciencia adormecida a la que te refieres, por lo que ambas cosas, deben a mi modo de ver, ser simultáneas y paralelas.

        Un liderazgo honesto culto y justo, es imprescindible creo yo, para servir de cauce y evitar desbordamientos, pero a condición de que una vez restablecido el sentido común, desaparezca para dar paso a la autogestión, que es el mejor antídoto al poder absoluto.

        Gracias por tu matización, que considero muy oportuna.

        (0/5)0

  16. montejb dice:

    No sé, en principio a mi me da bastante yuyu, por no decir pánico, que un militar salga en defensa de lo que sea. Prefiero que se queden en los cuarteles para la defensa de la nación contra el peligro de fuera y se mantenga al margen de cuanto suceda en el interior.

    (0/5)0

    • ¿Qué pasa Monte?, los prejuicios no te permiten escuchar las palabras y sacarte de encima el miedo atávico a un tío que un día fue militar (y que hace décadas que no va a los cuarteles porque no lo dejan entrar) aunque haya sido arriesgando sus privilegios luchando contra la dictadura?. O estabas poco informado, lo que no es un argumento para usar cuando se descalifica a alguien por su profesión, o aún te da miedo que un ciudadano, sea quien sea, se rebele contra este estado de cosas llamando lisa y llanamente a la rebelión, a la desobediencia civil para cambiar esta inmudicia de sistema para siempre.

      (0/5)0

      • montejb dice:

        Estimado Jorge, suscribo sus palabras, no su uniforme. No tengo la menor idea de quién es el Sr Amadeo Martínez Inglés ni su obra. Mucho me cuesta intentar no tener prejuicios, pero debo de admitir que el ruido de sables no me gusta para nada.

        (0/5)0

      • montejb dice:

        Sin duda alguna el Sr Martínez Inglés como ciudadano puede manifestarse como quiera, en esta condición como ciudadano ya he dicho que sí suscribo sus palabras.

        (0/5)0

  17. asun dice:

    Ostras!!!!, más alto se podrá decir pero más claro imposible.
    Yo creo que tiene toda la razón.
    Habra que difundirlo, a ver si salimos todos en masa y sacamos al gobierno de sus poltronas, salimos del euro y hacemos como Islandia.
    Perdonad, pero primero habriamos de organizarnos.
    No sé quien és este señor, si és coronel o lo fué más bien, pero sea lo que sea, incluso si és un anzuelo para que pique la población, me ha tocado la fibra, y me ha hecho ver realidad que nos espera con más énfasis.

    (0/5)0

  18. Los militares en los cuarteles y calladitos están más guapos… Y, de camino, recordarle al Gobierno/Empresarial que los gastos militares dan para muchos recortes, pero claro eso no los tocarán que forman parte del club.

    (0/5)0

Comenta

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Pero bueno ¿nos sublevamos ya o qué?