Publicado el: Dom, mar 18th, 2012

Una frase acertada

Solo una imagen.

Mostrando 5 Comentarios
Tu opinión
  1. Santos dice:

    Yo cambiaría “hemos construido” por un “nos han construido”, por supuesto sin que ello nos restase un ápice de nuestra responsabilidad. Cual sapos nos han introducido en una olla con agua a la que gradualmente le van subiendo la temperatura para acabar “cociéndonos”. ¿No nos sirve que cuando menos ya nos estamos sintiéndonos como en una sauna?….¿Errar? Errar es de humanos, mantenernos en el error….es de jil……cuando menos… cual batracios. “El mundo no esta en peligro por las malas personas, sino por aquellas que permiten la maldad”. (Albert Einstein)

    (0/5)0

    • Desde la alegoría de “La Caverna” de Platón a “Matrix”, pasando por las fábulas de La Fontaine, el lenguaje simbólico es un medio privilegiado para inducir a la reflexión y transmitir las ideas.Olivier Clerc, escritor y filósofo, en este breve cuento suyo, a través de la metáfora, pone en evidencia las funestas consecuencias de la no conciencia del lento cambiar, que infecta nuestra salud, nuestras relaciones, la evolución social y el ambiente. Un condensado de vida y de sabiduría que cada uno podrá plantar en su propio jardín para gozar sus frutos.

      La historia de la ranita que no sabía que estaba cocinádose:

      Imagínate una cacerola llena de agua fría en la cual nada tranquilamente una pequeña ranita.Un pequeño fuego se enciende bajo la cacerola, y el agua se calienta lentamente. El agua despacio, despacio se va poniendo tibia, y la ranita encuentra esto más bien agradable, y continúa nadando. La temperatura del agua sigue subiendo… Ahora el agua está caliente, más de lo que la ranita pueda gozar, se siente un poco cansada
      pero no obstante eso no se asusta. Ahora el agua está verdaderamente caliente y la ranita comienza a encontrar esto desagradable, pero esta muy debilitada, entonces soporta y no hace nada. La temperatura continúa subiendo, hasta cuando la ranita termina simplemente… cocinándose y muriendo.

      Si la misma ranita hubiera estado metida directamente en el agua a 50 grados, con un golpe de sus patas inmediatamente habría
      saltado fuera de la cacerola. Esto demuestra que, cuando un cambio viene de un modo suficientemente lento escapa a la conciencia, y no provoca en la mayor parte de los casos
      ninguna reacción, ninguna oposición, ninguna revuelta… Si miramos lo que sucede en nuestra sociedad desde hace algunas décadas, podemos ver que estamos sufriendo una lenta deriva
      a la cual nos estamos habituando. Una cantidad de cosas que nos habrían hecho horrorizar 20, 30 o 40 años atrás han sido poco a poco banalizadas, y hoy preocupan apenas, o dejan directa y
      completamente indiferente a la mayor parte de las personas.
      En nombre del progreso, de la ciencia, y del aprovechamiento,
      se efectúan continuos ataques a las libertades individuales, a la dignidad, a la integridad de la naturaleza, a la belleza y a la felicidad de vivir. Lentamente, pero inexorablemente, con la constante complicidad de las víctimas, inconscientes, o quizás incapaces de defenderse. Las negras previsiones para nuestro futuro en vez de suscitar reacciones y medidas preventivas, no hacen más que preparar psicológicamente a la gente para aceptar las condiciones de vida decadentes, y también dramáticas. El martilleo continuo de informaciones por parte de los medios
      satura los cerebros, que no están ya en condiciones de distinguir las cosas. Cuando hablé de estopor primera vez, era pensando en el mañana… ¡¡¡ Ahora es para HOY !!!
      ¡ Conciencia o cocción, debemos elegir !
      Entonces, si no estás como la ranita ya medio cocinad@,
      da un saludable golpe con tus patas ¡antes que sea demasiado tarde!
      ESTAMOS MEDIO COCINADOS,

      ¿ O NO ?

      (0/5)0

  2. Eso, lo decimos muchas personas, y otras lo piensan Javier. Pero nuestro cerebro lo absorbe todo, y los ojos le envían el mensaje, para que compres sin parar. Yo no digo, que no nos merezcamos todo y más, pero hay que poner freno a tanto desmán económico, cuando sólo podemos contar con nuestro esfuerzo. Y vuelvo a repetir, que no es más rico el que más tiene, si no el que menos necesita. Yo no quiero, que las generaciones futuras sean cómo la mía; deseo que mejoren y no quiero ver cómo para subsistir, tienen que hacer, lo que otras y yo hemos hecho, ya lo expliqué ayer. Echar piezas a las sábanas y poner coderas a los jerseys y zurcir calcetines, y esas cosa, pero tampoco admito, que una pareja de obreros, tenga que irse de viaje de novios al Caribe o a las Cataratas del Niágara. y volver para vivir de su sueldo más bien corto, y tener hijos, y comprar un piso, y no poder disfrutar de nada, toda tu vida pagando Hipotecas y créditos. Vamos, yo, no lo haría. Pero cada cual hace lo que quiere, y lo respeto; pero en todo, hay que ser cautos, cuando sabes que no vas a ser nunca heredero de un Rostchild, cualquiera. Digo yo. Yo no lo haría forasteros. Un abrazo.

    (0/5)0

  3. ¡Qué buena! Algo parecido se comenta en El Club de la Lucha, lo mismo lo sacaron de aquí.

    (0/5)0

Comenta

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Una frase acertada