Una de conspiraciones, amos del mundo, y sinvergüenzas en general

Publicado en: mar 19 2012 - 9:54pm por Iniciativa
|
Sección
Sin categoría
85

Puede que sea interesante introducir en la información asuntos no objetivos, quizá en el fondo seamos más permeables a esto que a la realidad cotidiana, mucho más cruda.

Supongo que todo el que sienta curiosidad por lo que le rodea habrá dedicado algún tiempo a todo aquello que tenga cierta verosimilitud. Yo lo hice y lo sigo haciendo.

Aprendí hace tiempo a no afrontar ninguna lectura blandiendo el escudo del escepticismo (aunque ya digo que sí sigo un criterio previo, y eso también es un prejuicio). Simplemente leo, y después analizo lo leído y confronto lo posible con lo plausible.

Será que viendo lo que nos rodea es preferible dedicar el tiempo a estas cosas. El caso es que quiero compartir con vosotros alguno de esos temas y algunas fuentes interesantes.

No dedicaré tiempo a la Biblia con su apocalipsis (o su código secreto), ni al Santo Malaquías con sus profecías (Y su Pedro el romano), ni al nuevo mundo Maya (y su 2012). Solo puntualizar el hecho curioso de que todos ellos apuntaran a estas fechas como época de cambios profundos (se suele encontrar lo que se busca, esto no hay que olvidarlo). En cualquier caso, cuando pase este año, que pasará; habrá quien buscará nuevas metas para sentirse incapaz e irresponsable. Otra cosa es cómo nos veremos el año que viene…

Sinceramente… no me interesan lo más mínimo las conjeturas sobre el futuro –especialmente si implican fe–, como no me interesan las “inteligencias” exteriores, los misterios del espíritu, ni las fuerzas “ocultas”. No lo digo como algo despectivo, en absoluto; porque sería soberbio e incluso estúpido negar aquello que es “no demostrable”. Además, todos notamos (gnósticos o agnósticos) que hay cuestiones que se nos escapan. Pero a día de hoy me preocupan asuntos mucho más prosaicos; como la necesidad y el sometimiento producto de la ausencia de libertad. Me preocupa lo tangible, lo material, y los motivos y el resultado de nuestra inacción. Aunque, atendiendo a esto último, es cierto que dado el aturdimiento general, bien pudieran ser ciertas algunas predicciones y explicaciones heterodoxas.

Pero, cuando la ambición del poder se cruza en nuestro camino, soy capaz de creerlo casi todo. Hoy se asesinan de forma activa o pasiva millones de personas por intereses geoestratégicos y económicos. Me río (amargamente) cuando leo a imbéciles defender la legitimidad de la OTAN en intervenciones “humanitarias”. Siento una mezcla de lástima y asco por aquellos que creen todo lo que les dicen en los medios de “información” propiedad de las grandes corporaciones que se retroalimentan de su sistema. No consigo entenderlos, por mucho que lo intente o crea saber valorar las diferencias de oportunidades, carácter o capacidad ¿Desde cuándo les importa a estos criminales que se elimine a 500 o 1000 personas? Hace poco se masacraron 5.000.000 de personas en el Congo, en lo que se conoció como la primera guerra mundial africana, y nadie intervino (y gran parte de la población occidental desconoce que existió). Hoy se sigue esquilmando el Coltan de su ensangrentada tierra.

A lo que vamos…

Dos temas de pasada y uno principal.

La muerte del Papa Pablo I, y algo que falso o no, revienta a los sionistas: los protocolos de los sabios de Sion. Tras los entrantes el plato fuerte, la logia B’nai B’rith.

Del asesinato de Pablo I poco hay que decir. A este hombre, dicen, se le ocurrió ser lo suficientemente íntegro como para “expulsar a los mercaderes del templo”. Sabía lo que hacía y a lo que se arriesgaba. La reforma completa que quería hacer fue un suicidio (lo que hace entrar en otras hipótesis mucho más arriesgadas sobre sus intenciones, si se tiene en cuenta su inteligencia). Lo que se ha sabido es que pretendía expulsar a la masonería y poner la Iglesia al servicio de la caridad, empezando por relevar al “banquero de Dios” de su posición en el Banco Ambrosiano, y retomando la verdadera esencia de la institución.

Se dice también que sabía que su mandato sería efímero, y que incluso conocía a su sucesor. El caso es que Juan Pablo II abrió las puertas de la Santa Sede al dominio de “La Obra”, y en ello seguimos.

Os recomiendo esta lectura:

Introducción: http://www.grupoelron.org/secretos/asesinatojuanpabloi.htm

Libro: http://www.comayala.es/Libros/ddc2/DDC2.PDF

Los protocolos de los sabios de Sion

La primera vez que me encontré con este panfleto, la verdad es que no me resultó creíble pese a llamarme la atención sus coincidncias. La segunda vez fue hace poco más de dos años, y esta vez sí me tomé la molestia de documentarme, porque ahora si existía una verosimilitud que excedía lo casual en el proceso redactado.

Vistas las muchas críticas (especialmente desde la derecha, también española), decidí leer incluso el libro de Maurice Joly que señalaban como origen (el libro plagiado), y desde luego, existe el plagio. Aunque bien es cierto que existen todavía más dudas en la autoría del presunto libro de Joly, y su rocambolesca destrucción y posterior hallazgo que en los propios Protocolos.

El caso es que lo que sí parecen estos protocolos es un intento de desprestigiar algún otro texto mucho más coherente, en el que no se mezclen conceptos antagónicos y absurdos.

El “libelo” puede ser cualquier cosa, pero lo que nadie podrá negar es que su autor (el presunto o el auténtico) disponía de una clarividencia poco usual, cercana a lo imposible (datan de 1887 o 1902 según las fuentes, pero en el British Museum se encuentra una copia desde 1905).

Menudos visionarios, o menudo gurú analista:

Libertad ficticia en la política.

Promoción de tendencias subversivas en la ciencia y el arte.

Guerras económicas.

Guerras mundiales y conflictos internos.

Revoluciones mundiales.

Derechos ficticios para las masas.

Establecimiento del comunismo.

Control de la prensa

Corrupción de la política de los no judíos y de sus leyes

Inestabilidad de las constituciones.

Charlatanería parlamentaria.

Entorpecimiento de los jóvenes mediante una educación fundada en teorías y principios falsos.

Promoción de distracciones para evitar la reflexión en los gentiles: juegos, diversiones, pasatiempos, prostitución y actividades deportivas.

Destrucción del cristianismo y las demás religiones, decadencia de la fe religiosa en general y promoción del culto al dinero.

Importancia y acumulación del oro.

Educación superficial y abolición de la libertad de enseñanza, del pensamiento crítico.

Manipulación y falsificación de la Historia.

Anarquía entre los obreros y su habituación al alcohol y encarecimiento de productos de primera necesidad.

Control de la economía por vía de la especulación.

Crisis económicas, generación de deuda por medio de empréstitos.

Monopolios.

Gobierno mundial.

Destrucción de nacionalidades, fronteras y de la diversidad de monedas.

Propagación del materialismo.

Leyendo esto (y no el texto en profundidad, porque es una basura), no cabe duda de que merece cierta atención. Que cada cual extraiga sus propias conclusiones.

El panfleto lo tenéis aquí:

http://webs.ono.com/zz0007/protocolos_sabios_sion.pdf

Y lo último… El Nuevo Orden Mundial

Si no os gustan las conspiranoias pero sí creéis que lo que ocurre es algo más que el fruto de la dinámica capitalista, os lo recomiendo encarecidamente. De 1996…

http://albalonga.tripod.com/index.htm

Acerca del autor

Comentar