Sospechoso de terrorismo con 3 años

Publicado en: mar 22 2012 - 12:18pm por Iniciativa
|
Sección
Sin categoría
21

Un video del año 2010 en donde se revisa en un aeropuerto a un niño de tres años en silla de ruedas, se convirtió en la nueva embestida de la opinión pública hacia la Dirección de Seguridad en el Transporte (TSA, por su sigla en inglés), enfrentando a los defensores de la agencia versus aquellos que dicen que el video muestra al niño ser tratado como si fuera un terrorista.

El video, publicado en YouTube el sábado por la noche por el padre del niño, llegó a los casi 100.000 clicks el lunes a la tarde.

Matt Dubiel, el padre de Rocco Dubiel, grabó el video en la primavera de 2010 en el Aeropuerto Internacional Midway, en Chicago. Y publicó el video, luego de redescubrirlo, la semana pasada, argumentando que él mismo volvió a enfurecer al revisarlo.

“Hay una persona poniendo sus manos sobre mi hijo. Esto es inaceptable”, dijo. “Si lo hiciera en un McDonalds o en cualquier otro lugar lo arrestarían”

La TSA señaló que la agencia ha cambiado sus procedimientos desde el 2010 y dijo que los cacheos a los niños menores de 12 años son poco probables, aunque posibles, en virtud de los nuevos protocolos.

Bajo la nueva política de la TSA que entró en vigor en septiembre, los inspectores pueden trabajar junto con los padres para resolver el tema de las alarmas en los controles de seguridad. Entre otras opciones, los inspectores pueden hacer que los niños pasen por los detectores de metales o los escáneres de cuerpo varias veces o se les puede tomar una muestra de las manos, para detectar rastros de explosivos.

“Si bien reconocemos que los terroristas están dispuestos a manipular las normas de la sociedad para evadir la detección, nuestros funcionarios continúan trabajando con los padres para garantizar una inspección respetuosa para toda la familia en el puesto de control”, dijo Greg Soule, portavoz de la TSA.

Los niños en sillas de ruedas siguen presentando desafíos especiales, ya que el metal activa las alarmas de los escáneres y los detectores de metales. Eso aumenta la probabilidad de que chequeos alternativos, incluyendo cacheos limitados, para encontrar las pequeñas cantidades de explosivos que según los expertos, podrían provocar la caída de un avión.
Dubiel dijo que la falla es de la TSA, no del agente, quien trató de calmar a su hijo. Y agregó “creo que todo el accionar fue intrusivo y una falta de respeto a un ser humano, y a un niño de 3 años de edad”, dijo a CNN.

El video muestra al inspector levantar la camiseta del niño para tocarle brevemente la espalda, lo que al parecer se aparta de los protocolos de la TSA. Por lo general, los inspectores sólo frotar las manos de una persona y las prendas de vestir o los artículos que llevan.

Dubiel dijo que la inspección se produjo cuando su familia partía con rumbo a Disney World.

En retrospectiva, el padre dijo que lamenta no haber impedido el cacheo. “No ha habido un caso en los EE.UU. en donde hayan encontrado explosivos en un niño de 3 años de edad”, dijo.

Fuente: Insurgente

Acerca del autor

Comentar