La mentira, inmundicia bajo la alfombra

Publicado en: abr 1 2012 - 9:21pm por Jerónimo
|
Sección
Sin categoría
126
0 / 5 (0 votos)

Pudor, les falta pudor, vergüenza, dignidad, respeto humano… Mienten, no dejan de mentir con todo el cinismo, todo el tiempo.

“Les puedo asegurar que en Iraq hay armas de destrucción masiva” (http://www.youtube.com/watch?v=2cNbBrQVqqY), y lo dijo con toda la desfachatez imaginable, intentando aparecer como un pequeño supermán de cartón. Su patrón, pregonaba después sobre la cubierta del portaviones “Hemos ganado la guerra”. Payasos. Ésta es la clase de desecho humano que controla el mundo, nuestro Planeta.

Invadieron Afganistan, Iraq, saquearon su cultura, asesinaron a su población, les privaron de su dignidad humana. La prensa, cómplice del gran engaño, les llamaba cada día “insurgentes” (¡la madre que los parió!) hasta educarnos. Les quitaron su libertad, mucha o poca pero suya, y al fin su petróleo, sobre todo su codiciado petróleo.

Me pasé toda la puta contienda esperando ver aparecer un día u otro los contenedores de cuarenta pies (76 m3) trucados en Conneticut, y ya convertidos en falsos laboratorios químicos ambulantes de armas de destrucción masiva… enviados de forma discreta a cualquiera de los puertos con los que trabajábamos de continuo para ser finalmente abandonados en lugares estratégicos y “descubiertos casualmente” al final, la justificación esperada de sus actos de guerras y vandalismo, el motivo de sus masacres… Hubiera sido “la prueba” que esperaba el mundo, se lo habían prometido… pero no se tomaron la molestia de hacerlo. Habían embarques y desembarques semanales de contenedores en estos puertos durante bastantes décadas… pero lo hicieron sin el más mínimo pudor, como si la dignidad fuera inexistente y nuestro criterio de ciudadanos, occidentales o no, no les importara.  Y no les importó.

Algunos contenedores frigoríficos procedentes de estos países en guerra eran tratados en todo momento de forma habitual… pero jamás se abrían para inspección aduanera o de temperatura entre su origen y destino final: contenían cadáveres de soldados americanos muertos en combate, carne joven talada de regreso a casa. El tratamiento de esta macabra mercancía era rigurosamente confidencial. “Mercancía diplomática (refrigerada)”. Nadie sabía nada (aunque lo sabíamos todos). Meter unos falsos laboratorios ambulantes en el país invadido hubiera sido un juego de niños, pero ¿para qué?… No merecía la pena.

Luego, el oficial de turno le explicaría a esa madre, occidental o no, que a su chaval lo habían matado defendiendo a su patria o luchando por implantar la libertad, y sus lágrimas lloverían sobre un pedazo de estúpido metal. Daños colaterales de su maldad.

Invadieron económicamente todo lo que pudieron de países Suramericanos y unos años después se lanzaron a por Europa aprovechando que “casualmente” estábamos globalizados por ese neoliberalismo. Ese bodrio impresentable, esa herramienta imprescindible y siniestra en manos de demócratas sin escrúpulos.

Globalización y neoliberalismo no son términos que los representen, son unos apelativos que lo camuflan sin el más mínimo pudor en un alarde de pulimentar una superficie para presentarlo a la granja, nosotros. Y empezaron a aplicar exactamente las mismas recetas que aplicaron, por ejemplo, en Argentina. No han cambiado un ápice el guión, han repetido cada golpe para arrinconar al país, lo están haciendo exactamente igual, maquinalmente igual, con nosotros. No tienen pudor.

El siguiente reportaje de Informe Semanal ya salió en TV, ahora lo puedes ver si se te escapó, no te lo pierdas porque ésto, exactamente ésto, es lo que se nos viene encima… 15 minutos de cruda realidad. No es nada extraño que empiece lentamente a aparecer la violencia, a Argentina le costó unos cuarenta muertos pero congeló el pago de su deuda externa.

Un abrazo, amigos. Jero:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-argentina-del-corralito-crecimiento/1306640/

Acerca del autor

Jubilado, amante de los animales (incluido el hombre), naturaleza, ciencia, innovación. Lecturas preferidas: psicología, etología, prehistoria, filosofía, informática, sociología, PNL (Programación Neurolingúística) y muchas cosillas más...

Comentar