Publicado el: Dom, sep 2nd, 2012

Ensayo sobre la ovicuidad

Paco Bello | Iniciativa Debate | 2/9/2012

Curioso este asunto de los huevos. Somos los hombres los que siempre los tenemos en la boca (…). Y sin embargo, las que con más derecho podrían reivindicarlos son las mujeres, como mínimo, por derecho de propiedad (óvulos). Pero el caso es que de una forma u otra, cuando estamos hartos, apelamos a ellos, ya sea en forma de cojones o de ovarios.

Quizá por esto se han llenado las calles del Estado de inmaculadas muestras del que era futurible y protegido embrión de ave. Todo está lleno de ellos. Bajo los bordillos, en las papeleras y cajeros automáticos, en los ambulatorios e inem, en el Banco de España, y hasta dentro del Congreso se han visto algunos (dicen las malas lenguas que ha sido alguien de Amaiur). Millones de huevos que como por arte de magia se han hecho los protagonistas de la información y la opinión pública.

Imagino la sorpresa y el desconcierto de la primera persona que vio no uno, ni dos, sino más de tres huevos en su camino al trabajo, o mientras paseaba al perro, o iba a la compra. Es raro ver un huevo en perfecto estado, como si fuera un componente habitual del entorno urbano, allí, apoyado en un vértice inferior del vano, sobre el mármol que da acceso a la boutique. Más raro es encontrar otro unos metros más allá, en el macetero ornamental de un centro público. Lo que ya no tiene explicación, es que a varios kilómetros, encuentres otra vez ese elemento transgresor en la junta de los tablones que te dan asiento en el banco del parque.

¿Qué huevos es esto?

Quizá esta persona no utilizaba internet, pero al llegar a casa lo comentó con su familia.

-Eso será alguien que quiere gastar una broma.

Quizá algún otro dijera que se trataba de una novedosa campaña de mercadotecnia. Por lo que fuera, al día siguiente mucha otra gente volvió a encontrarse con los huevos.

Al tercer día, el extraño suceso ya fue comentado en algunos medios digitales independientes. Al cuarto, se hizo mención de él en los informativos generalistas. Al quinto se supo que era una forma de protesta. El sexto día, mereció la atención de los todólogos tertulianos, y sus plataformas de “opinión” televisiva. Hoy, ya han pasado por la boca de quien reivindica que el suceso simboliza a la santísima trinidad, y hasta de quien asegura que se trata de un código exopolítico.

Personas muy preocupadas mañana por el ecologismo, que no se plantean que el asfalto y los residuos industriales son el verdadero drama para la tierra, han advertido del grave riesgo para el ecosistema. Científicos y médicos, poco activos en la denuncia de los exagerados niveles de toxicidad en el aire de las ciudades, han alertado del problema de salud pública que este acontecimiento pudiera ocasionar. Expertos en leyes y normativas, que normalmente callan cuando se denuncia a un ciudadano que busca alimento en un contenedor, han avisado reiteradamente sobre la sanción estipulada en las ordenanzas municipales para este caso concreto.

Desde las cúpulas políticas se trata de criminalizar esta acción civil y a sus promotores. Pero el pueblo, harto ya de injusticias y desigualdad, de estafas y atracos de Estado, en lugar de levantarse violentamente, simplemente está diciendo de forma simbólica y sin dar un solo golpe, que está cansado. La gente está diciéndoles que ellos ya saben el porqué, y también, que saben perfectamente, quizá mejor que nadie, lo que deben hacer para que esto no vaya a más. Que no nos tragamos sus mentiras. Que los únicos que han vivido por encima de nuestras posibilidades, son sus jefes y ellos mismos. Que los únicos que se creen lo de que “no hay más opciones, y debemos hacer lo que hacemos”, son ellos. Y que en este juego: no va más, pero no puede ganar la banca.

Tienen miedo porque saben que si no abren ¡ya! el sistema al pueblo, en lugar de huevos, puede que lo que llene la calle la próxima vez sean cajas de cerillas, porque todo tiene un límite. Puede también, que al ser tantos los huevos que se han visto, se den cuenta de que nosotr@s tenemos más que ell@s.

Y ahora que estábamos a punto de lograrlo, tenía que sonar el despertador. ¡Tócate los …!

*Pido disculpas a mi admirado Saramago, allá donde esté.

Mostrando 11 Comentarios
Tu opinión
  1. teresa dice:

    Y porqué no salimos todos con nuestros chalecos fluorescentes, que tenemos en nuestros vehículos gracias a una ley de tráfico que nos obliga a llevarlos; ya que los hemos pagado, podremos ponérnoslos para lo que nos dé la gana.Sería una forma de identificarnos, La marea subeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. Como decía Roberto Iniesta, Va a subir la marea, y se lo va a llevar todo.

    (0/5)0

  2. Paco: He enviado un comentario y me dicen que está duplicado. Por favor, Spam. Gracias.

    (0/5)0

  3. Paco, tu siempre inspirado, das en el clavo, con tus ideas. Pero cómo los huevos están cerrados, siempre y cuando no le hagas un agujero por las dos partes, , a lo mejos, le servía a un pobre, para comer ese día, y se los llevaban. Ya puestos, yo, llenaría la Ciudad de Graffitis, poniéndolos a parir, y que se pudiesen retratar, para que los viesen fuera de nuestras fronteras, cómo si fuese un Muro de las Lamentaciones, en versión española, y sin Ramadán. Lo que se dice, un Tebeo viviente, con el CACO BONIFACIO INCLUÏDO. Pero con la cara de todos ellos, ya que el crímen que están haciendo con ribetes patrioteros, es con Premeditación, Alevosía Nocturnidad, Diurnidad, y abuso de Confianza y de Poder. Vamos, una especie de ATILA, que por donde pisaba no crecía la hierba. Porque los ovarios, y los huevos, ya los llevamos nosotros incluídos. Este Hombre, es un Criminal de Paz, y todos sus compinches lo mismo. Está haciendo Propaganda cómo Goebbels, para ver si llegamos a creérnoslo, que es nuestro salvador, y que hay que eliminar obreros, en vez de Judíos, y no se le puede permitir. Va avanzando poquito a poco, porque cree, que así, no lo notamos. A primeros de año hará otra siega con Guadaña de derechos Humanos, “Para sacarnos de la crisis”, pero mucho me temo, que vamos a quedar pocos para recortar. El otro día me decía un amigo, que en Villacañas, un pueblo que vivía de hacer ataúdes, ya se han llevado la mano de obra, para China,que es la madera más barata y la gente no sabe que hacer. Así, que ni ataúdes vamos a tener. En una manta, y……a la fosa común, cómo en una guerra, o desastre natural. No me tomeis en cuenta, el estar de mala uva; no es mi costumbre, pero cómo no pongamos todos los huevos y los ovarios en la calle……no sé que otra forma, para detener, a este monstruo. Abrazos.

    (0/5)0

  4. Elena dice:

    estupendo comentario¡
    Lo que me preocupa,y no es por desanimarnos,es que existe todavia un monton, monton,de gente, que no tiene ni idea de que va esto.. que es lo que le esta pasando y porqué. Se que parece imposible pero lo veo todos los dias.. No se como puede solucionarse eso.. al menos en un plazo de tiempo medio

    (0/5)0

  5. Indignado dice:

    Lo estamos viendo cada día, se quedan con el hecho lo más supeficialmente posible y se lanzan mensajes enrevesados, todo menos decir lo evidente. No llamar al préstamo de dinero por estar arruinados por su nombre RE-RESCATE; Los ciudadanos están hartos de tanto recorte indiscriminado por la bajada de sueldos, recorte a la educación, a la sanidad, desahucios, inmunidad ante los robos de los políticos..ect. por lo tanto han quedado en rodear el congreso el 25 de septiembre, y a todo esto lo llaman GOLPE DE ESTADO. Osea que aparte de tijeretazos, disponen de la navaja de Occam a su antojo, afeitan las distintas realidades que tanto daño hacen ha la sociedad dejando todo bien curtido y nos sueltan un NO HAY ALTERNATIVA y se quedan tan anchos.
    No te preocupes pues llegara el día en que no será un sueño del que no puedas despertar, o al menos es lo que me aplico yo, pues a veces me tengo que alejar de la impotencia que tanta rabia me produce la situación que estamos viviendo, para no encender mi alma y pagar los platos con cualquier contradicción que no me cuadre a vote pronto y poder reflexionar.
    Por lo menos tendré la ocasión de descubrir a Saramago, algo que todavía no he tenido ocasión de disfrutar.
    Un saludo.

    (0/5)0

  6. Ana Varela dice:

    Nada hay más interesante, ni tiene mayor belleza que la inteligencia. Magnífico, echarle huevos a esto implica llegar a ser persona, creemos que lo somos, pero estamos sólo en el camino

    (0/5)0

    • Paco Bello dice:

      Pensé que sería demasiado críptico. Ya veo que, al menos, no era “imposible”.

      Gracias, Ana.

      (0/5)0

      • Ana Varela dice:

        Nada que la mente humana imagine es imposible puesto que lo puede imaginar.

        Sólo los mediocres odian la capacidad y la inteligencia y se revuelven en su odio contaminándolo todo.

        La inteligencia y la imaginación unidas ofrecen lo mejor que el ser humano puede dar.

        (0/5)0

  7. Gracias por tus palabras siempre eficientes y efectivas, Paco… y apunto que no sería mala idea una acción como esa de poner los “huevitos” en lugares estratégicos: ventanas, rincones de las puertas de ciertos establecimientos, lugares de trabajo público, semáforos… hay muchos lugares donde se pueden ir dejando “cositas” que llamen la atención y que, por supuesto, no entrañen ningún peligro a los viandantes y/o trabajadores que circulen por la calle. Pueden ser huevos, pero también pueden ser mensajes en papel que se note, se vea, que destaque… hay cosas que pueden llamar la atención, como los globitos de los nenes atados en una farola o un árbol. Eso no hace daño a nadie y llama la atención.
    Saludos.

    (0/5)0

    • Paco Bello dice:

      Puede que tengas razón, y no fuera mala idea. Especialmente pensando en los que viven alejados del mundo.

      Pero, amiga; los huevos son naturales y biodegradables: manchan pero no contaminan. Prometo dejar alguno mañana en la “capi” del municipio.

      Y gracias a ti, que siempre tienes un comentario amable para los demás. Y eso no tiene precio.

      (0/5)0

  8. lamareenoire dice:

    Antes de terminar de leer ya estaba pensando en Saramago…y zass…apareció :-)

    (0/5)0

Comenta

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Ensayo sobre la ovicuidad