Izquierda Unida y Podemos. Conversamos con Salvador López Arnal

3795

Tertulias | Iniciativa Debate | 29/05/2014

En esta ocasión nos vuelve a acompañar Salvador López Arnal, profesor universitario y habitual columnista de varios medios alternativos para analizar los resultados de las elecciones europeas, la posible crisis de la izquierda y el panorama político.

Conduce Camilo Alzate.

Comentar con Facebook ()

Comentar (3)

3 Comentarios

  1. Pregunta: ¿se puede interrumpir al entrevistador hasta cuatro veces en una charla de 15 minutos y, a la vez, deslizar un mensaje de concordia y de talante abierto?

    • Carlos tiene toda la razón del mundo. No, no se puede interrumpir al entrevistador ni cuatro ni dos ni una vez, o cuanto menos no se debe hacerlo. Fui un descortés y un mal educado. Lo siento mucho. Pido disculpas a Camilo (que conste aquí mi admiración por sus cosas), a Carlos (a quien no tengo el gusto de conocer) y por todos ustedes. Definitivamente, no fue mi día. MI madre, una campesina aragonesa que emigró a Barcelona en los difíciles años cuarenta (su padre fue asesinado por el fascismo tras la guerra civil, en Barcelona, en mayo de 1939) solía decírmelo: calladito estás más guapo. Espero hacerlo un poco mejor esta vez.
      Abrazos y mi mayor agradecimiento,
      Salvador López Arnal

  2. Seguro que aún nos tocará volver a hablar de este asunto, pero yo creo que por ahora no se debería insistir más. La postura siempre ha estado clara desde una de las partes (aunque especialmente en los últimos días se preste a malinterpretaciones interesadas, que no provienen de Podemos), y seguir con ello no sería lógico.

    Por pura economía dialéctica con todo lo que hay que hacer, tampoco creo que exista ninguna necesidad de profundizar en un diálogo que parte de una base inamovible: las propuestas de las dos formaciones son muy similares en lo importante, pero en aquello que afecta al funcionamiento interno no hay nada a rascar, ni tampoco hay por qué rascar, eso ya lo decidirán los afiliados de IU si quieren pelearlo en su propia casa. ¿Para qué habría que insistir? Ni desde la cúpula de IU se va a permitir democratizar el partido, ni desde Podemos vamos (ni los que apoyamos ni los que nos representan) a aceptar recortar derechos de participación y decisión. Además sería un suicidio dejarse fagocitar.

    Se puede viajar en paralelo, en la misma dirección, y dejando correr el aire. Que nadie venga con rollos del sistema D’Hondt ni de la Ley electoral, porque el que sepa cómo funciona ese sistema de reparto, y cómo funciona la LOREG, sabrá que a partir de cierto porcentaje no existe desproporcionalidad intrínseca más allá de si te votan o no te votan, y en este momento ambas fuerzas (IU y Podemos) ya están en él. Y digo en este momento, pero según se acerquen las elecciones Podemos tiene muchas posibilidades de estar mucho más arriba.

    Así que no sé IU, pero Podemos no tiene nada que ganar con confluencias que vayan más allá de lo programático, que por otro lado no hay que buscar porque son naturales, y ya se dan.

    Ahora lo que hay que hacer es seguir trabajando, que las convergencias ya llegarán algún día si es que deben llegar.

DEJA UNA RESPUESTA