“Las personas sin techo no votamos porque no estamos en el padrón, no existimos”

6477

“Si yo fuera candidato acabaría con los albergues, que son como cárceles, y crearía Ministerio de Igualdad de oportunidades”.

El Papi en la calle donde ha vivido los últimos seis meses / Foto: Marta Jara
El Papi en la calle donde ha vivido los últimos seis meses / Foto: Marta Jara

Violeta Aguado | El Diario | 24/06/2016

Le llaman El Papi –no quiere dar su nombre real– y es una de las caras visibles del colectivo de personas sin techo en las calles de Madrid. Sus pertenencias se acumulan junto a los cines Ideal en el barrio Tirso de Molina, donde recibe a otras personas sin hogar que acuden a él en busca de la experiencia que ha acumulado después de vivir más de 22 años en la calle. Este “patriarca de la calle” como se autodenomina, que antes trabajó como albañil, jardinero o barrendero, recuerda especialmente los años en los que fue sindicalista de la construcción en Huelva, su ciudad natal.

Durante un tiempo trabajó con Enrique de Castro, “el cura rojo”, ayudando a personas que, como él, se encontraban en situación de calle. En el año 2011 participó en el movimiento 15M y en la actualidad su compromiso con los sin techo le ha llevado a crear la Asociación Chupano, que defiende los derechos de las personas en situación de calle. De cara a las próximas elecciones votará gracias a que se pudo empadronar a través del Samur Social.

¿En la calle se sigue la campaña política?

Hay muchas personas que viven en la calle a las que no les interesa, hay mucha ignorancia sobre la política. Además de marginados somos excluidos: nos expulsan de la participación en la sociedad y también de la participación política.

Yo sigo lo que sucede a través de los periódicos gratuitos porque no tengo acceso a la televisión o a Internet. En la calle se habla de política, pero no se participa porque la mayoría teme represalias. La gente sin techo desde que se levanta tiene una ruta, ellos no van a dejar eso para acudir a una manifestación, por ejemplo.

¿Es fácil para una persona sin hogar poder acceder al voto?

La gente de la calle no suele votar, muchos no lo hacen porque no están empadronados al no tener casa. El empadronamiento te permite votar y es la puerta de entrada a los servicios sociales. Al no aparecer en el padrón, las personas sin hogar no existen. Muchos se empadronan a través del Samur Social, como hice yo. La tarjeta del censo electoral me llega a su sede central, esa es la dirección donde me llega todo. Hay una ley que obliga a los municipios a ponernos una dirección postal, aunque vivamos en la calle, pero no quieren hacerlo porque eso visibiliza a los sin techo en todos los puntos de la ciudad.

¿Cree que los políticos están mentalizados con la problemática del ‘sinhogarismo’?

Los políticos no tienen ni idea de lo que es la calle. En Madrid te encuentras un sintecho donde menos te lo esperas y nadie se preocupa. Los albergues y servicios ofrecidos por el Samur Social no son la solución y además está gestionado por una empresa externa, aunque la Constitución dice que el Estado es subsidiario directo del bienestar del ciudadano. Cuando la ayuda nos llega a la gente de la calle es en forma de un café malo o de alimentos caducados.

¿El nuevo contexto político le genera confianza?

De todos los programas políticos, el que más se acerca a nuestros intereses es el de Unidos Podemos porque tienen un plan de rescate ciudadano que, aunque no habla en concreto de las personas sin techo, hace que nos sintamos más identificados.

¿Va a acudir a votar el domingo?

Estuve votando al Partido Socialista hasta el año 82, entonces dejé de votar porque no veía ninguna opción que me representara. Ahora, el PSOE ya no es socialista, yo digo que son “socios muy listos”. Voté a Podemos en las pasadas elecciones y lo volveré a hacer el domingo porque creo que es la única opción que hay para el país. Son inexpertos, pero los anteriores también lo eran. Yo cuando fui sindicalista apenas sabía leer y escribir.

Si usted fuera candidato, ¿qué medidas incluiría en su programa para personas sin hogar?

Lo primero que haría es acabar con los albergues, porque son como cárceles a régimen abierto. También haría espacios autogestionados donde nosotros mismos nos pudiéramos organizar, sin que hubiera detrás ninguna empresa con ánimo de lucro. Otra medida que tomaría sería la de crear un Ministerio de Igualdad de oportunidades, para que una persona como yo tenga las mismas posibilidades de poder llegar al mismo nivel que el resto de ciudadanos. Un ministerio como ese sería la panacea no solo de los sintecho, sino para todas las familias que no tienen ingresos y no pueden prosperar.

¿Qué propuestas le haría a los candidatos?

Lo primero que solicitamos son viviendas dignas y comedores sociales autogestionados. También pedimos una rendición de cuentas, queremos una auditoría pública para saber en qué se han gestionado los fondos de las ONG. Y principalmente queremos que los políticos traten a la gente de la calle como seres humanos, no como mercancía, sino como los verdaderos ciudadanos de pleno derecho que somos.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA