Un portavoz de los Mossos afirma que las identificaciones forman parte de una investigación abierta y, por tanto, no se puede conocer qué las motivó.

Uno de los periodistas identificados asegura que se le pidió el número de teléfono sin explicarle el motivo.

El Sindicato de Periodistas de Catalunya (SPC) califica la actuación de “acoso intolerable de los Mossos a los informadores”.

Andrea Pérez | Catalunyaplural.cat | 29/06/2016

Un día después de que agentes de la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos d’Esquadra recogieran datos personales de periodistas como el DNI o el número de teléfono móvil durante un operativo policial en Barcelona, los motivos concretos y el tratamiento de estos datos siguen sin hacerse públicos, al menos de forma oficial. El cuerpo de los Mossos asegura desconocer el objetivo y los procedimientos empleados en las identificaciones a periodistas hechas durante el operativo policial que desmantelaba una presunta mafia china. Tampoco saben cómo se han tratado los datos personales solicitados a los informadores. Sin embargo, destacan que los periodistas “no son el objetivo de la investigación” sino que ésta responde a “asuntos internos”.

Los Mossos aseguran desconocer los “casos particulares” de las identificaciones y explican que, dado que se trata de una operación secreta, no se pueden hacer públicos los motivos por los que se pidieron estos datos, ni su tratamiento posterior. Aunque no niegan que los hechos se hayan producido, rechazan que el objetivo sea “hacer un fichero de periodistas”. La conselleria de Interior ha reconocido este miércoles que la identificación a los periodistas no fue correcta y ha pedido disculpas

Uno de los periodistas identificados ha explicado a este diario que mientras hacía fotografías y vídeos ante la joyería Rabat, donde se llevaba a cabo la operación, dos personas se le acercaron y se lo llevaron a él y a su compañero a un portal para identificarlos. Los agentes les pidieron el DNI y su acreditación de prensa, documentos a los que hicieron fotografías. Después, se les pidió el teléfono móvil y se hizo una llamada desde un número oculto para comprobar que fuera correcto. Todo ello sin dar explicaciones, asegura el periodista, de los motivos de la identificación..

Hacer un archivo sin informar a las personas incluidas en él iría en contra de la Ley de Protección de Datos. Según el artículo 5 “los interesados a los que se soliciten datos” deben ser previamente informados de forma clara del tratamiento que se hará de estos y de los destinatarios de dicha información, así como de las consecuencias de la obtención de los datos y de la posibilidad “de ejecutar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición”, entre otros.

Según fuentes policiales consultadas por la agencia EFE, los Mossos han entregado los datos de los periodistas a la titular del Juzgado de Instrucción número 24 de Barcelona, aunque la juez no había formulado ninguna petición sobre los datos personales de los periodistas. Por otro lado, Catalunya Sí que es Pot y PSC han entrado sendas peticiones en el Parlament para que la conselleria explique las identificaciones.

Los colectivos de periodistas han criticado este miércoles la actuación policial. El Colegio de Periodistas ha censurado la identificación de informadores por parte de la DAI. Por su lado, el Sindicato de Periodistas de Catalunya (SPC) ha calificado la actuación de “acoso intolerable de los Mossos a los informadores”. La organización ha exigido a los responsables del cuerpo “que suspendan de manera inmediata esta actuación absolutamente antidemocrática” y ha pedido “la dimisión de quienes hayan tomado esta decisión”, o que “sean cesados lo antes posible de sus cargos”.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) se ha adherido a la denuncia, que trasladará a la Federación Europea de Periodistas para que lo denuncie al Consejo de Europa, la plataforma que recoge las actuaciones de los poderes públicos contrarias a la seguridad y libertad de los periodistas y del derecho a la información.

Las polémicas en torno a presuntos archivos alegales sobre periodistas y activistas no son nuevas dentro del cuerpo de Mossos. Durante las detenciones por rodear el Parlamento en 2011, se denunció por parte de las 20 personas detenidas la posibilidad de existencia de un archivo ilegal dado que se trataban de activistas de diferentes movimientos sociales y durante la concentración no se les identificó.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA