Amenaza de denuncia por señalar la violencia contra menores no acompañados en Melilla

192

La Consejería de Bienestar Social de Melilla ha anunciado que intenpondrá una denuncia contra la asociación Harraga por presentar un estudio que muestra que los menores migrantes no acompañados sufren violencia policial, institucional y abandono.

Menores no acompañados en Melilla. / ROBERT BONET

Diagonal | 01/07/16

Los niños no acompañados de Melilla sufren violencia policial, institucional y sexual. También sufren abandono por parte de las instituciones melillenses. Son las conclusiones de un estudio realizado por la asociación Harraga. El informe fue presentado el pasado 28 de junio. Un día después, celebraron una conferencia en la que participaron el activista José Palazón, de la asociación Prodein, y el filósofo y pedagogo Enrique Martínez Reguera, que explicaron la situación de los menores no acompañados y la falta de tutela efectiva por parte de las instituciones. El día 30 de junio la Consejería de Bienestar Social de Melilla hacía público, a través de los medios de comunicación, que recurrirá a los servicios jurídicos de la ciudad autónoma para interponer una denuncia contra Harraga.

“Si hay una denuncia y se investiga la veracidad del estudio, estupendo, porque hay pruebas de los casos que incluye, como partes de lesiones y otra documentación”, explica Sara, una de las investigadoras de Harraga, quien afirma que desde la Concejalía de Bienestar Social melillense no se han puesto en contacto con ellas en ningún momento en relación al informe presentado: “Todo lo hemos sabido a través de la prensa. Hoy, el consejero [Daniel Ventura] nos llama en la prensa ‘radicales’ y dice que duda mucho de nuestro rigor científico, pero en cuanto el informe esté maquetado le enviaremos una copia para que vea el rigor del estudio”.

Sara explica que, aun con la amenaza de denuncia, están contentas. “Cuando salió la noticia de la posible denuncia nos llegó mucho apoyo desde colectivos de la península. Espero que esto sirva para que empiecen a llegar periodistas y gente en general que pregunte sobre las políticas que se están aplicando con los niños migrantes”, añade.

El informe que han presentado es el resultado de un trabajo de campo de dos años con niños de la calle de Melilla. Cuenta con investigaciones cuantitativas y cualitativas, con cuestionarios a la opinión pública, con una muestra de 91 niños a los que se les ha preguntado sobre los motivos de por qué no quieren estar en los centros de menores, entre otras preguntas. También cuenta con siete historias de vida en las que se profundiza sobre la situación de estos niños y con comparativas con otros estudios.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA