El fichaje de Durao Barroso por Goldman Sachs no es el primer ejemplo de puerta giratoria entre la comunidad europea y el gigante bancario.

Altos cargos de la UE como Mario Draghi o Romano Prodi pasaron antes por las oficinas de Goldman Sachs, una de las entidades acusadas de provocar la reciente crisis económica mundial.

Moha Gerehou | El Diario | 08/07/2016

La llegada de José Manuel Durao Barroso a la directiva de Goldman Sachs vuelve a encender el debate sobre las puertas giratorias, un terreno en el que la entidad financiera estadounidense porta un largo historial de nombres. El sentido de la puerta es bidireccional, con casos que empezaron en el ámbito público y pasaron al privado como al revés. Estos son algunos de los nombres propios más significativos.

José Manuel Durao Barroso

El que fuera presidente de la Comisión Europea ha dado un paso más en su carrera profesional tras ser nombrado  presidente no ejecutivo de Goldman Sachs International (GSI). El portugués accede al cargo tan solo dos semanas después de la victoria del Brexit en el referéndum del Reino Unido, y según sus propias palabras lo hace  “para mitigar los efectos negativos” del resultado.   “Por supuesto conozco bien la UE y también relativamente bien el entorno de Reino Unido”. 

Mario Draghi

Desde el 2011 es presidente del Banco Central Europeo y famoso por sus medidas para estimular la economía de la zona euro. Pero antes de alcanzar el puesto en la dirección de la Unión Europea, Draghi fue uno de los hombres más poderosos de Goldman Sachs. Entre 2002 y 2006 ocupó varios cargos en la entidad, como el de vicepresidente de la compañía para Europa. De hecho, fue incluso preguntado por el  Comité Económico del Parlamento Europeo por sus actividades en la banca que asesoró a Kostas Karamanlís, el hombre que ocultó el déficit real de la economía griega.

Mario Monti

Asesor internacional de Goldman Sachs desde 2005, en 2011 trasladó su experiencia y sus contactos a Italia, donde le fue encomendada la misión de suceder a Silvio Berlusconi como primer ministro italiano. Tras armar un Gobierno de tecnócratas y adjudicarse la cartera de Economía de Italia, dimitió del cargo a finales de 2012. Al igual que su compatriota Draghi, también formó parte del equipo que asesoró a Karamanlis cuando Grecia falseó sus cuentas para la Unión Europea.

Mark Carney

El actual gobernador del Banco de Inglaterra tuvo un extenso pasado en la entidad financiera. Durante 13 años ocupó varios cargos en la compañía y en diferentes lugares como Londres, Tokio, Nueva York o Toronto. Tras su periplo por Canadá, terminó siendo nombrado por George Osborne como gobernador del Banco de Inglaterra, puesto que ha adquirido gran responsabilidad para la gestión del Brexit. 

Otmar Issing

Este economista alemán fue miembro del Bundesbank germano y posteriormente, en 1998, figura destacada del Consejo de Administración del Banco Central Europeo como uno de sus economistas jefes. Tras ocupar otros puestos en distintas entidades económicas, pasó a formar parte del abanico de consejeros internacionales de Goldman Sachs desde 2007.

Romano Prodi

El italiano de 76 años ostenta una larga trayectoria en el mundo de la política, pero antes tuvo un papel importante en Goldman Sachs, donde fue consejero entre 1990 y 1993. Posteriormente empezó su carrera en el espacio público y llegó a ser primer ministro italiano entre 1996 y 1998, para después pasar a presidir la Comisión Europea durante los cinco años siguientes, de 1999 a 2004.

Huw Pill

Tras una década en las oficinas de Frankfurt del Banco Central Europeo, este economista de las universidades de Oxford y Stanford fichó en el año 2011 por Goldman Sachs como economista jefe de su división europea, como sucesor de Erik Nielsen. Allí comparte tareas con otro antiguo miembro de la entidad supranacional bancaria de la Unión Europea,  Natacha Valla. 

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA