Obama, fiel a la tradición española, le dio a Rajoy un azucarillo en la boca

858

Redacción/Rokambol/11.07.16

La entrañable y divertida costumbre que tienen todos los presidentes norteamericanos de depositar un pequeño azucarillo en la boca del presidente que les recibe en España, con independencia de que pertenezcan al PP o al PSOE, volvió a tener lugar ayer en la Moncloa, donde Rajoy esperaba a Barak Obama para darle la bienvenida y charlar un rato sobre temas grandiosos empleando palabras esdrújulas.

El asesor-lazarillo del presidente en funciones, Jorge Moragas, se ocupó personalmente de supervisar el acto de entrega del “premio” a fin de que todo transcurriese con la mayor naturalidad. “Es un protocolo sencillo y discreto que no tiene por qué convertirse en un espectáculo”, ha explicado el director del gabinete de Presidencia. Al parecer, la idea del mandatario norteamericano consistía en lanzar esta vez el azucarillo al vuelo y provocar unas sonrisas entre los invitados, pero la particular psicomotricidad de Rajoy desaconsejaba ese formato. Un hombre que gusta de andar a toda velocidad no suele ser especialmente hábil para atrapar golosinas al aire, y menos con la boca, aseguran los psicoterapeutas jurados de Moncloa.

“Finalmente hemos conseguido que Obama se limitase a dejar el azucarillo en los labios de Mariano, sin más aspavientos ni alharacas”, ha declarado Moragas. “El presidente en funciones lo ha atrapado sin problemas, lo ha saboreado y lo ha agradecido. Eso es todo”, ha querido puntualizar el asesor-lazarillo.

El ministro español de Exteriores, sin embargo, no ha ocultado su amarga decepción por el hecho de que Barak Obama se “olvidara” de pasar la mano por el lomo de Rajoy antes de partir hacia el aeropuerto. “A él no le hubiera costado nada y a nosotros nos habría causado una enorme satisfacción”, ha dicho un García Margallo visiblemente consternado por la anécdota.

La Embajada norteamericana, por su parte, niega que el Air Force One vaciara sus depósitos de aguas fecales cuando todavía sobrevolaba territorio español . “Era agua de fregar”, aclaran desde la oficina diplomática.     Más en Rokambol

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA