Alemania incluye los tocamientos en el delito de violación: “No significa no”

631

El Código Penal incluirá como punible el hecho de que una mujer no consienta tener relaciones sexuales y pueda reconocerse que ha sido forzada, incluido en las relaciones de pareja.

Ser fotografiada contra su voluntad en ropa interior también es constitutivo de delito y puede ser castigado con penas de hasta cinco años de prisión.

Alemania incluye los tocamientos en el delito de violación: “No significa no”

 | La Marea | 12 julio 2016

Las violaciones cometidas en los Sanfermines, las agresiones sexuales en Colonia la pasada nochevieja, los tocamientos en cualquier aglomeración, en una calle solitaria, en el trabajo, en tu casa, en el metro… En todas esas situaciones las mujeres se sienten desprotegidas y amenazadas aun cuando expresan su rotundo deseo: no. Y no es no. Es lo que ha regulado Alemania en una modificación del Código Penal.

El artículo 177, que tipifica lo que se considera violación,incluirá como punible el hecho de que una mujer no consienta tener relaciones sexuales y pueda reconocerse que ha sido forzada. Basta con que lo exprese tanto verbalmente como gestualmente o con lágrimas, cumpliendo así el famoso eslogan activista “nein heisst nein” (“no, significa no”) que aboga por que los hombres entiendan que el consentimiento es la base de todo trato sexual, sea cual sea el tipo de relación que una a ambas personas, y que el hecho de que una mujer acepte experimentar ciertas prácticas sexuales no tiene por qué significar que quiera realizar otras que se le proponen (e incluso presuponen) ni le resta gravedad al delito.

Además, deja claro que no existe únicamente violación si se fuerza a la mujer a realizar el coito, sino que otro tipo de prácticas sexuales no deseadas, como tocamientos o ser fotografiada contra su voluntad en ropa interior, también son constitutivos de delito y pueden ser castigados con penas de hasta cinco años de prisión. Esta pena también será aplicable cuando la víctima no pueda expresar consentimiento porque haya sido drogada o esté ebria antes del abuso.

La reforma de este artículo ha sido celebrada por los movimientos feministas alemanes, ya que llevaba tiempo reclamándose en diversos espacios y  también en la calle cada 8 de marzo, el Frauenkampftag o día de la lucha feminista. La oposición del Parlamento alemán, encabezada por los partidos La Izquierda (Die Linke) y Los verdes, también festejó la redefinición del delito de violación. La especificación supondría poder considerar asimismo delictivas las violaciones que se cometen en el seno de parejas o matrimonios, porque tener una relación sentimental con alguien tampoco denota la plena autorización sexual.

Respecto a las violaciones cometidas grupalmente, como las que se han producido en los Sanfermines, la pena recaerá en todos aquellos que participen en la misma. El Gobierno alemán dice dar así respuesta a los hechos que sucedieron la pasada nochevieja en Colonia, donde cientos de mujeres denunciaron haber recibido algún tipo de abuso sexual de forma individual o por parte de grupos de hombres.

Estos hechos fueron súbitamente relacionados por la Policía con ciudadanos procedentes de Argelia o Marruecos, entre otras nacionalidades, y sirvieron para criminalizar aún más la acogida de refugiados. La misma modificación del artículo 177 facilita también la expulsión de Alemania si la violación es perpetuada por un migrante. Es este punto el que más discrepancia ha causado en la oposición, quien ve en esta cláusula una reforma de extranjería encubierta que puede servir para denegar la acogida o el derecho de asilo, en ciertos casos.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA