Interior envía a México a uno de los mandos de la ‘policía política’ por 11.000 euros mensuales

1035

Pedro Águeda | El Diario | 11/07/2016

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, va a firmar en los próximos días al menos cinco destinos para mandos que pasarán a cobrar en los próximos años las retribuciones más altas del Cuerpo Nacional de Policía. Entre ellas destaca, por su último puesto, el inspector jefe Bonifacio Díaz Sevillano, que de mano derecha del director adjunto operativo, Eugenio Pino, artífice de las maniobras contra la oposición política recién jubilado, pasará a ser agregado de Interior de la Embajada de España en México, con un sueldo superior a los 11.000 euros netos mensuales.

El nombre de Díaz Sevillano ha emergido recientemente, de la misma forma que algunas prácticas de la cúpula policial, a través de sumarios judiciales. Uno de los que mantiene en vilo a la cúpula del Ministerio del Interior es la pieza separada del Pequeño Nicolás que investiga una grabación ilegal a policías y agentes del CNI. A través de ese sumario se conoce, por ejemplo, que Bonifacio Díaz compartía despacho con otro inspector jefe, José Ángel Fuentes Gago, el muñidor de los encuentros grabados entre el exdirector de Antifraude Daniel de Alfonso y Fernández Díaz.

Se da la circunstancia de que Fuentes Gago fue el primero de los policías de la Operación Cataluña recompensado. Como adelantó eldiario.es en junio de 2015, el inspector jefe fue destinado a la Embajada en La Haya como agregado de Interior con un sueldo mensual de 10.000 euros. Meses antes, su mujer fue enviada a la misma ciudad, con destino en Europol y un sueldo casi idéntico.

A pesar de ello, a Fuentes Gago se le ha podido ver con frecuencia en Madrid, siempre a las órdenes directas de Pino, liberado de sus funciones en Países Bajos, pero cobrando el sueldo de agregado de Interior y sumando dietas por los desplazamientos a Madrid. Las comisiones de servicio de Fuentes Gago llegaron al Congreso de los Diputados, donde el director general, Ignacio Cosidó, debió dar explicaciones que no convencieron al Grupo Socialista.

El nombre de Díaz Sevillano es uno de los propuestos por la Comisión de Destinos en el Exterior del Ministerio del Interior que se reunió el pasado jueves. Según el Real Decreto 1300/06 preside esa comisión el secretario de Estado de Seguridad y número dos de Interior, en este caso, Francisco Martínez, aspirante a suceder a Fernández Díaz al frente del departamento. Le acompañan otros altos seis cargos de Interior, que proponen a un solo aspirante por puesto. Solo resta la rúbrica de Fernández Díaz, que se producirá en los próximos días.

El otro caso llamativo de los próximos destinos es el del comisario principal Federico Cabello de Alba, diputado del PP por Córdoba entre 2011 y 2015. Tras unos meses reincorporado al Cuerpo, el Ministerio del Interior lo envía como consejero de Interior a Colombia, también en uno de los relevos que se podía haber postergado al próximo año. La retribución de Cabello de Alba también superará los 11.000 euros netos al mes.

El Real Decreto citado establece que los destinos durarán entre 2 y 5 años. Este equipo de Interior ha optado por que algunos tan solicitados como Cuba, Colombia, Londres o Moscú tengan recambio antes de que se forme Gobierno y el reparto vaya a depender de otros. La elección de Díaz Sevillano obliga a que haya que buscar un sustituto dentro de tres años ya que el inspector jefe cuenta ahora con 62. De su actividad desarrollada en el pasado destaca su destino en Andorra en la pasada década, lugar clave para las investigaciones contra políticos favorables al proceso independentista.

Entorno al comisario Villarejo

En el sumario de la grabación ilegal, Bonifacio Díaz aparece como un habitual de las reuniones del círculo más próximo a Pino para controlar la investigación o en los encuentros con algunos de los periodistas para los que la comisión judicial ha solicitado la imputación.

El inspector jefe al frente de la investigación de dicha grabación ilegal fue citado el 17 de diciembre de 2014 para ser interrogado por Pino y sus colaboradores, que querían averiguar si investigaba a Villarejo, con éste presente. “Los inspectores jefes José Ángel Fuentes Gago y Bonifacio Díaz Sevillano, prohíben expresamente por estrictas órden del DAO, al inspector Rubén (según su versión) informar de la misma a su jefe directo”, dice el informe en poder del juez.

En la causa de la grabación ilegal está imputado el comisario José Manuel Villarejo, al que los investigadores consideran el autor intelectual de la grabación ilegal a los agentes de Asuntos Internos y del CNI. Fue el propio Villarejo quien admitió las operaciones policiales en Cataluña en su declaración en calidad de investigado hace dos semanas.

A esos investigadores les llama la atención que Bonifacio Díaz Sevillano fuera el encargado de tomar la denuncia que dos abogados ligados a Villarejo pusieron contra el comisario Jaime Barrado, quien se había atrevido a investigarle en el caso de la doctora Pinto. Barrado fue destinado a otra comisaría, en primer lugar, y después cesado. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid obligó a la Policía a readmitir al comisario en un auto que apunta a un montaje por parte de los letrados de Villarejo.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA