La directora de la DGT se niega a retirar una señal de autopista que beneficia solo a su marido

El panel provoca numerosas confusiones entre los conductores

58639

Redacción/Rokambol/13.07.16

Después del escándalo de los concursos amañados y los contratos a dedo llevados a cabo por la máxima responsable de la Dirección General de Tráfico de Influencias, la Guardia Civil ha descubierto ahora una nueva irregularidad, relacionada de nuevo con el esposo de la directora general.

Se trata de una señal informativa, de las denominadas “cariñosas” según los técnicos de seguridad vial, instalada en un tramo de la autovía entre Oviedo y Gijón, y cuyo único fin es facilitar el camino al marido de la imputada. El panel indica la salida correcta que debe tomar el cónyuge de la directora, pero lo hace de manera absolutamente personal, sin tener en cuenta al resto de los usuarios de la autovía ni la errónea interpretación que puedan hacer de esa información.

El texto de la señal irregular “Es por aquí, cariño” ya no tiene actualmente ningún sentido porque se instaló exclusivamente para un viaje puntual que realizó el marido de la directora de la DGT en marzo de 2015. Sin embargo, muchos usuarios y usuarias de la autovía, que se creen queridos por sus cónyuges, se sienten aludidos por la advertencia de la directora general y aún hoy siguen tomando la salida equivocada.   

Ahora, la Guardia Civil espera la autorización para proceder a retirar nuevas señales fraudulentas que están saliendo a la luz gracias a las denuncias de otros conductores. Señales con advertencias tales como “Mete la quinta, Paco, coño”, “Vas chafando huevos, cielo” o “Por aquí no, melón” han sido vistas en autopistas e incluso en carreteras nacionales de varias comunidades autónomas.   Más en Rokambol

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA