Y después de San Fermín… tres denuncias por violación al día

172

Los medios de comunicación y la sociedad ponen el foco en un problema que, el resto del año, pasa inadvertido.

“San Fermín no es más que el reflejo de un problema social”, señala Mayte Arraiza, del colectivo feminista pamplonés Farrukas.

Y después de San Fermín… tres denuncias por violación al día

 | La Marea | 13 julio 2016

Ha sido uno de los debates más intensos y encendidos de la última semana: a las pocas horas del chupinazo y el arranque de las fiestas de San Fermín en Pamplona, se producían las primeras detenciones: cinco hombres, entre ellos un guardia civil, pasaban a disposición judicial tras, presuntamente, violar a una joven madrileña de 19 años en un portal y grabarlo con un teléfono móvil. Los cinco detenidos ingresaron en prisión.

Los medios han informado de las numerosas denuncias en apenas unos días, se ha puesto en marcha una campaña contra las agresiones a mujeres, pero la realidad machista continúa más allá de una fiesta masiva como ésta: de media, cada día se producen en España tres denuncias por violación. Los datos del Ministerio del Interior hablan por sí solos: 1.280 en 2012, 1.298 en 2013, 1.239 en 2014 y 1.127 el pasado 2015. Agresiones que apenas encuentran hueco en los medios de comunicación y de las que apenas se habla durante el resto del año.

“San Fermín no es más que el reflejo de un problema social”, apunta Mayte Arraiza, del colectivo feminista pamplonés Farrukas. “Está muy bien que conmemoremos el 8 de marzo o el 28-J, pero esta es una cuestión que va mucho más allá de días o eventos concretos como Sanfermines”. Arraiza se pregunta: “¿Qué es violencia machista? No se trata simplemente de que te violen, o de que te toquen las tetas o el culo. Hay todo un sistema montado desde que naces hasta que mueres. Recibes violencia machista todo el día: cuando te excluyen en el colegio, cuando no se te escucha como a un hombre en una reunión, cuando no se te paga lo mismo que a tu compañero… Si no cambiamos la raíz, de poco sirve estar hablando de asesinatos o violaciones”.

A pesar de esa llamada de atención, desde colectivos como Farrukas valoran de manera positiva los gestos dados por el Ayuntamiento de Pamplona, plasmados en la campaña ‘Por unas fiestas libres de agresiones sexistas’. “Las declaraciones del alcalde fueron bastante acertadas. Y no es muy habitual que lo sean, viniendo de un político. Por otra parte, la respuesta ciudadana ante las agresiones ha sido brutal. Pero cabe preguntarse qué margen de maniobra tiene un Ayuntamiento cuando hablamos de un problema tan grande como este”, añade.

Violencia global, soluciones globales

Para Graciela Atencio, de feminicidio.net, existe el riesgo de circunscribir este tipo de agresiones a una fiesta como San Fermín. “A veces nos equivocamos en cómo analizamos la información según el contexto”, explica. “Se comete el error de hablar de hombres que no pueden controlar un instinto irreprimible, y que en circunstancias especiales tienden a acosar a las mujeres y a violarlas, como si estuviera justificado desde un punto de vista biológico o científico”.

En opinión de Atencio, “hablamos de un ritual patriarcal en el que se celebra la masculinidad hegemónica, pero hay que tener en cuenta muchos más elementos, como el componente sociológico o el histórico, en cuanto a las tradiciones y la identidad. Por eso se trata de algo mucho más complejo que plantearse que los hombres, por su condición de individuos dominantes y androcéntricos, violan a las mujeres”.

La responsable de feminicidios.net recuerda que las agresiones de San Fermín se producen a manos de desconocidos, mientras que el mayor porcentaje de las que se denuncian durante el resto del año tienen lugar en el ámbito familiar o en el marco de una relación cercana. “Aunque no hay datos concretos, hablamos de un porcentaje que ronda el 60%”, señala.

En ese sentido, y de cara a conocer la verdadera dimensión del problema, Atencio demanda la necesidad de elaborar “una radiografía profunda de lo que ocurre en el estado español. Un mapa de la violencia sexual por porcentaje, tipo y dimensiones”. Porque sólo así podremos empezar a abordar un tipo de violencia que, una vez concluido San Fermín, seguirá presente en la sociedad española.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA