El Centro Jurídico Tomás Moro alega que Carmena cedió un local cuatro días a la fundación de magia para niños discapacitados de la que es secretario el juez.

El magistrado David Cubero responde: Ana Botella cedió a Abracadabra un local mucho más grande en dos ocasiones.

El recurso de Rita Maestre contra su condena está paralizado a la espera de que se resuelva la recusación del magistrado planteada por los fundamentalistas.

Pedro Águeda | El Diario | 14/07/2016

El juez Francisco David Cubero ha respondido al intento de la organización ultra Centro Jurídico Tomás Moro de apartarle del fallo sobre el recurso que Rita Maestre ha presentado contra su condena por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos. Los denominados provida no quieren que redacte el fallo, como le correspondió por reparto, porque es secretario de una asociación de magia, la Fundación Abracadabra, que intenta alegrar a niños desfavorecidos económicamente o enfermos, organización a la que el Ayuntamiento de Madrid cedió cuatro días un local. Entre los “datos objetivos” que presenta el magistrado está que el Gobierno municipal que dirigió Ana Botella también colaboró con la fundación.

El magistrado admite la cesión de una de las naves del Matadero por el equipo de Manuela Carmena, pero añade que el de Botella les cedió en dos ocasiones “un espacio más grande que la Nave Terneras del Matadero y, concretamente, ni más ni menos, que el Paseo de Coches del Retiro”. Fue en 2008 y 2009.  “Todo ello está perfectamente reflejado en la página web de nuestra fundación, de donde, suponemos la parte recusante ha entresacado la información que le interesa”, añade Cubero. En total, la fundación calcula que 1,7 millones de niños han sido beneficiarios de sus actividades.

En el escrito ante la Audiencia de Madrid, al que ha tenido acceso eldiario.es, Cubero afirma: “El Ayuntamiento colabora con nuestra fundación, de acuerdo a sus posibilidades, independientemente de quien lo gobierne y ello, porque la actividad consistorial va más allá de la ideología de quien lo gobierna temporalmente y así, insistimos, ha quedado demostrado”.

La jornada de magia en la naves del Matadero sirvió para que los ultras de la Tomás Moro cuestionaran su imparcialidad de Cubero respecto a Rita Maestre. En el escrito que ha debido presentar el magistrado ante la Audiencia de Madrid, Cubero explica que él, además de secretario, es uno de los diez patronos de la fundación, procedentes de la abogacía, el periodismo y la universidad, entre otros sectores. Como secretario, el juez Cubero se encarga de supervisar la contabilidad, certificar acuerdos, redactar actas del patronato…

“No entra dentro de mis funciones buscar patrocinios, conseguir convenios de colaboración, ni buscar fuentes de financiación para la Fundación. Ni que decir tiene que no sólo no percibo un euro por mis funciones, ni directa, ni indirectamente a través de dietas, reintegro de gastos, etc… sino que, al contrario, mis funciones implican emplear cierto tiempo y hasta dinero, lo que, por otra parte, llevo a cabo de manera entusiasta y voluntaria, dentro de la modesta aportación al bienestar de mis semejantes, entre ellos, los más necesitados, que para eso existe la Fundación”, afirma el juez en el escrito. En medios jurídicos es conocido que el magistrado Francisco David Cubero tiene un hijo con una discapacidad y que esa circunstancia le animó a implicarse en la fundación.

El juez Cubero cita en su escrito a un centenar de patrocinadores de la Fundación Abracadabra pertenecientes al mundo de la empresa, la banca, las administraciones, la cultura, la universidad… “Con nosotros colaboran, como puede verse, no sólo entidades privadas, sino también entidades públicas, independientemente del color político que las gobierne en un momento puntual”, añade Cubero.

200 euros al mes menos gastos como profesor asociado

De otro lado, el Centro Jurídico Tomás Moro recordaba en su recusación que David Cubero Flores es profesor asociado del Área de Derecho Procesal de la Universidad Carlos III y que el catedrático de dicha área es Víctor Moreno Catena. A su vez, Moreno Catena es presidente de la Asociación Unión Española de Abogados Penalistas para la Defensa de los Derechos, a cuya junta directiva pertenece, según la Tomás Moro, el abogado defensor de Maestre, Gonzalo Martínez-Fresneda. El catedrático Moreno Catena defiende a cos exconsejeros andaluces imputados en los ERE y Martínez-Fresneda es el abogado de Gaspar Zarrías.

Por todo ello, los extremistas católicos concluyen: “Igualmente se denuncia la falta de imparcialidad dado que el magistrado recusado tiene dependencia laboral de un amigo íntimo y colaborador profesional de letrado de la parte recurrente”. Martínez-Fresneda, sin embargo, no pertenece a la Junta Directiva de la citada asociación de abogados desde enero y tampoco mantiene una relación con Moreno Catena más allá de la cordialidad profesional, según fuentes jurídicas.

El juez Cubero replica que, aunque fueran amigos íntimos, extremo que desconoce, eso “no afecta en absoluta la imparcialidad de quien esto suscribe en el asunto que nos ocupa”. “Sostener lo contrario es, de una parte ignorar paladinamente cómo funciona la Universidad pública y, concretamente, el nombramiento de profesor asociado, y en segundo término implica al señor Moreno Catena una actitud que lindaría la prevaricación”, añade. Se refiere a que su nombramiento como profesor asociado “en nada depende” del catedrático Moreno Catena.

Los ultras se refieren a lo que gana el juez Cubero en la universidad y él aclara: 200 euros netos al mes sin descontar los gastos de desplazarse por sus propios medios dos veces al mes a 30 kilómetros de distancia de su domicilio.

La Audiencia de Madrid, en su sección 17, adoptará una decisión definitiva sobre si aparta o no a David Cubero. El recurso de Rita Maestre contra su condena está paralizado a la espera de que se resuelva la recusación planteada por los fundamentalistas.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA