Los fondos buitre plantan a la comisión de investigación sobre la deuda del Ayuntamiento de Madrid

880

El fondo Blackstone, al que Ana Botella vendió 1.860 viviendas sociales de Madrid, se niega a responder ante la comisión que investiga la deuda de la capital.

Desde el Ayuntamiento denuncian esta ausencia y la califican de “falta de respeto a la institución”.

El PP ni tampoco Ana Botella han querido participar en esta comisión.

S&P eleva el rating del Ayuntamiento de Madrid a 'BBB+' en plena polémica sobre la contratación de la agencia
El Ayuntamiento de Madrid

Fátima Caballero | El Diario | 14/07/2016

Primero fue Ana Botella y parte de su equipo quienes plantaron el pasado 16 de junio a la comisión de investigación sobre la deuda del Ayuntamiento de Madrid dedicada a las políticas públicas llevadas a cabo en la venta de 1.860 viviendas sociales a fondos buitre. Hoy es Blackstone quien se esconde: los directivos de este fondo buitre al que Botella vendió esas viviendas protegidas tampoco responderán ante esa comisión de investigación. Este viernes estaban convocadas un total de ocho empresas, entre las que se llevaron la adjudicación y quienes se presentaron al concurso. Solo dos han confirmado su asistencia.

Desde el Ayuntamiento denuncian este plante y lo califican de “falta de respeto a la institución”.  Las empresas cuyos directivos se han negado a responder ante esta comisión de investigación son Blackstone Group –el fondo buitre que consiguió la adjudicación–, Fidere Patrimonio Socimi –filial de Blackstone, que gestiona esas viviendas–, el Grupo Inmobiliario Ferrocarril y la UTE Ítaca.

Urban Global Solution y Canary Top CS sí han confirmado su asistencia a la sesión.La primera denunció irregularidades durante el proceso de adjudicación y aseguró que el Ayuntamiento de Madrid le comunicó que su oferta era la elegida para luego rectificar a los tres días.  La venta de 1.860 viviendas públicas a Blackstone fue denunciada como “viciada de intereses” y “falta de transparencia” por este fondo que perdió la adjudicación. 

La Cámara de Cuentas reveló en un informe, que recogió eldiario.es el pasado mes de mayo, que el Ayuntamiento de Madrid gobernado por Ana Botella   “vulneró las más elementales reglas de buena gestión” en 2013 cuando vendió 1.860 viviendas públicas protegidas a dos sociedades del fondo buitre Blackstone por 128,5 millones de euros.

El informe indicaba que el Ayuntamiento de Madrid facilitó información privilegiada a cuatro empresas (Azora-Morgan Stanley, Lone Star, Harbour Group-Álvarez & Marsal y Blackstone, la adjudicataria final) sobre las condiciones de la venta, antes de anunciar la operación públicamente el 3 de mayo de 2013.

La comisión de investigación sobre la venta de viviendas sociales a fondos buitre termita con la sesión de este viernes. En la primera de ellas, Ana Botella y miembros de su Gobierno convocados por la comisión dieron plantón y se negaron a someterse a las preguntas de los concejales de la oposición. A la segunda sesión asistieron representantes de afectados por los fondos buitre.

El “boicot” del PP

La propuesta de Ahora Madrid y el PSOE de Madrid para la creación de una comisión de investigación de la deuda de la capital fue aprobada a finales de marzo de este año con el voto a favor de Ciudadanos. Está formada por cuatro representantes de Ahora Madrid, dos del PSOE y uno de Ciudadanos. El PP, al que corresponderían cuatro representantes en la comisión, no formuló propuesta de nombramiento ya que decidió no participar en este órgano municipal.

Desde el Ayuntamiento recuerdan al grupo municipal popular que las comisiones “son obligatorias” y consideran que el PP está “boicoteando” esta investigación desde el principio. Apuntan a que uno de los motivos podría deberse a que Esperanza Aguirre no quiere ser la que defienda la gestión del Ejecutivo de Botella.

Carlos Sánchez Mato, delegado de Economía y Hacienda y portavoz de Ahora Madrid en la comisión municipal de investigación, anunció hace dos semanas actuaciones judiciales contra los administradores de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) por la venta de los casi 2.000 a fondos buitre durante el Gobierno de Ana Botella.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA