Carta de una limpiadora de hotel indignada por el programa ‘Trabajo temporal’ de TVE

23501

elventano.es | 18/07/2016

La pasada semana, Televisión Española estrenó un programa llamado ‘Trabajo temporal”, en el que un personaje famoso interviene trabajando en un empleo precario. En esta ocasión fue la actriz Ana Obregón la que desempeñó las tareas de limpiadora en un hotel de lujo. Desde la asociación ‘Las Kellys’, que agrupa a camareras y limpiadoras, han publicado una carta en la que expresan su indignación por la frivolidad con que la cadena pública abordó este tipo de empleo. Este es el texto:

“Voy a dar mi opinión como trabajadora habitual de los hoteles, concretamente como camarera de pisos en Benidorm y como persona involucrada en esta Asociación.

Ver con qué frivolidad se trata este trabajo tan esclavo me parece por parte de la cadena pública vergonzoso, pasan por encima como si este trabajo no fuera uno de las más duros en la Hostelería. Le diría al director del programa y a la Señora Obregón que normalmente las que trabajamos en hoteles de zonas turísticas hacemos un promedio de 20 a 25 habitaciones por jornada, con sus salidas incluidas, a veces hasta llegamos a hacer 10 salidas con sus restantes de clientes. Y desde luego no tenemos ayuda para efectuar nuestro trabajo, donde muchas veces incluso tenemos que arrastrar colchones por los pasillos por las camas supletorias.

Eso sí, la mayoría no trabajamos en hoteles de lujo. Pero de igual forma muchos hoteles señoriales como el del programa han encontrado una manera de ahorrar en sueldos y es externalizando el departamento de pisos, lo que supone que las camareras cobramos casi un 30% menos que si estuviéramos contratadas a través de los convenios de Hostelería con nuestra categoría profesional correspondiente. Me hubiera gustado que tras esos más de 200 euros por noche que puede costar una habitación se hubiera visto que nosotras, las que la hacemos, no sólo hacemos la cama, también limpiamos el baño y sonreímos mientras cobramos 2 euros por esa habitación.

Dijo la Señora Obregón que no necesitamos ir al gimnasio, y encima ustedes consideraron que esa frivolidad era oportuna para ser emitida a la audiencia. Verán, a nosotras, después de 8 horas de maratón, no nos quedan ganas de seguir corriendo y debido a la sobrecarga laboral nuestra espalda y manos sufren constantes agresiones musculares que, por si no lo saben, no nos son reconocidas como enfermedad laboral. Y para postre si te dan la baja te arriesgas a que a la más mínima te echen de la empresa porque no tienes motivos para coger las bajas. Además tienes el dedo acusador muchas veces de las mutuas poniendo en duda tus dolores.

Hubiera sido bueno aprovechar un espacio así para mostrar cosas como las que he dicho o cómo nos afecta el estrés y la ansiedad por querer terminar a tiempo y en condiciones el trabajo, y es que soportamos mucha presión y el nivel de exigencia es alto y nada de esto ha sido reflejado en un programa sobre nuestra profesión. ¡Nada!

Pues sí, señores del programa, ha sido un programa desenfadado de verano con chapuzones con duchas y risas a doquier, pero nuestro trabajo es algo muy serio y duro para tantas risas y tacones en las habitaciones. Muchas de nosotras nos habíamos avisado de la temática del programa y honestamente no pocas nos sentimos ofendidas al acabar.

Llevamos años denunciando nuestras condiciones laborales y programas como éste no ayudan en absoluto cuando se toman las cosas tan a la ligera, pintando un mundo feliz. Comprendemos que es verano, pero también es verano para las más de cien mil camareras de piso de todo el Estado que se levantan cada día derechas a tomarse una pastilla para sus dolores musculares: estamos en temporada alta mientras ustedes usan nuestra explotación para diluirla en un pasatiempo.

No vale contar las cosas como se quiere porque no se trata de un espacio informativo, queremos que temas serios como la problemática que SUFRIMOS las camareras de piso se aborden a partir del rigor y con un mínimo de respeto, del mismo modo que queremos que los artículos de opinión no desdibujen lo que Las Kellys somos, ni lo que Las Kellys hacemos, ni lo que Las Kellys defendemos, ¡por más que sean de opinión!

Que tengan ustedes un verano muy bueno, nosotras seguiremos con nuestras reivindicaciones por unas condiciones de trabajo dignas.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA