Los correos de los jueces turcos antes de ser purgados: “Puede que no nos volvamos a ver”

2311

El Gobierno de Turquía ha apartado de sus funciones a 2.745 jueces y detenido a más de 6.000 personas tras el golpe de Estado fallido. Varios magistrados enviaron correos premonitorios a sus colegas europeos: “Puede ser la mayor operación de limpieza de disidentes que se lleve a cabo por el Gobierno”.

Marcos Pinheiro / Pedro Águeda | eldiario.es | 18/07/2016

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, sólo tardó unas horas en emprender represalias tras el golpe de Estado fallido que tuvo lugar en la noche del viernes. Comenzó a detener a militares acusados de apoyar la rebelión, pero también extendió la represión a los miembros del Poder Judicial. Más de 2.700 jueces y fiscales han sido detenidos, acusados por ahora sin pruebas de estar detrás detrás del levantamiento militar en connivencia con el clérigo Fethullah Gülen.

Algunos de ellos avisaron a sus colegas europeos de lo que se avecinaba, tan solo unas horas después de que se constatase que la rebelión fracasaba. Tras las primeras noticias del golpe de Estado, la red de mail interna del colectivo de Magistrados Europeos para la Libertad y la Democracia (Medel) comenzó a registrar mensajes de jueces europeos sobre las consecuencias para sus colegas turcos. Entre esos mails, a los que ha tenido accedo eldiario.es, hay algunos de jueces turcos que advierten de que iba a ser detenidos.

Unas horas después de que se produjese el golpe, un juez preguntaba a uno de sus colegas turcos por las posibles consecuencias para ellos. Este le responde que ya están preparados para la purga. “Algunos miembros disidentes del Consejo Superior de Jueces y Fiscales y los jueces de la Corte Suprema ya han sido incluidos en listas negras”, decía en el email, y añadía que no les sorprendía. El juez terminaba el correo con una premonición: “Puede ser la mayor operación de limpieza de disidentes se lleve a cabo por el Gobierno”.

Sus temores se confirmarían poco después. El Gobierno comenzó a detener el sábado a jueces y fiscales a los que acusa de ser cómplices de la intentona golpista. En total, unos 2.745 jueces y fiscales fueron suspendidos, y un número indeterminado han sido detenidos. Entre ellos hay miembros de las más altas instancias judiciales del país, como la Corte Constitucional y el Consejo de Estado.

Al día siguiente al intento de Golpe de Estado llegó a la red de Medel un mensaje de un juez que advierte de que va a ser detenido. “No sé cómo explicarlo. Yo solo he hecho mi trabajo y he criticado al Gobierno por el desarrollo de los acontecimientos judiciales que ya conocéis bien”, lamenta. Este juez, que sería detenido poco después, agradecía a sus compañeros el apoyo prestado hasta el momento. “Puede que no nos volvamos a ver”, termina el mail.

El domingo otro mail anuncia que ya se ha producido la detención. Según explica el autor del mensaje, quienes se han encargado de detener al juez lo han hecho bajo la acusación de que pertenece a una organización terrorista. Erdogan decretó hace años que los seguidores del clérigo Gülen serían considerados terroristas.

El mail dice que el juez ha reclamado pruebas a la Policía de su pertenencia a una organización terrorista, pero que estos no se las han dado, y que por tanto ha optado por guardar silencio. Los agentes también iban a registrar su casa.

El canal de comunicación de Medel, al que se remite una extensa lista de miembros del poder judicial que han sido suspendidos, acaba siendo usado por la mujer del juez arrestado para pedir ayuda. “Espero vuestra ayuda”, dice en un mail en el que insiste en que su marido no pertenece a ninguna organización terrorista: “Estoy orgullosa de él”.

Esperando a la Policía

Otros jueces advirtieron de sus detenciones a sus colegas europeos en las horas posteriores al golpe de Estado. El sábado, un magistrado cuenta que se ha enterado de que tanto él como su mujer han sido incluidos en una lista de gente que va a ser detenida. “Adiós, amigos”, se despide.

Ante la gravedad de la situación, sus compañeros europeos se ofrecen a prestar la ayuda que sea posible. Un miembro de la red europea de magistrado le pregunta si tiene hijos, y qué puede hacer para cuidar de ellos. El juez responde que los ha dejado con unos familiares y que está esperando la detención: “Esperar a que la Policía llame a mi puerta es muy deprimente”.

Los mensajes de los jueces, que advierten de listas negras previas al golpe de Estado, confirman la tesis de la Unión Europea. La UE da por hecho que Turquía ya tenía preparada una lista de jueces que consideraba contrarios al Gobierno. “Las listas, que ya estaban disponibles justo después de este acontecimiento, indican que algo estaba preparado, que en cierto momento tendrían que ser utilizadas”, ha dicho este lunes el comisario europeo de Política de Vecindad y Ampliación, Johannes Hahn.

Jueces y fiscales españoles: “La UE debe reaccionar”

La Unión Progresista de Fiscales (UPF) y Jueces para la Democracia (JpD), integradas en Medel, han definido estas detenciones en masa como “un brutal ataque a la independencia del Poder Judicial en Turquía”. En su comunicado, las asociaciones profesionales progresistas rechazan que todos los jueces detenidos estén implicados en el intento de golpe de Estado y cuestiona la rapidez con la que el Gobierno ha elaborado su lista para purgar.

Jueces y fiscales lamentan que sus advertencias sobre la deriva antidemocrática de Turquía no hayan sido atendidas por ninguna institución, hasta que finalmente el Gobierno de ese país ha usado la intentona golpista para cargar contra el Poder Judicial.

“Es deber de las instituciones europeas reaccionar, de manera específica, cuando el poder judicial, garante de un estado de derecho, es atacado de manera arbitraria”, reclaman UPF y JpD, que añaden que “la especial situación en Turquía no justifica la purga y la detención arbitraria de miles de magistrados/as”.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA