Encuentra las 5 diferencias entre el trato a Villalobos y a Cañamero en ‘Espejo Público’

5305

Por decir lo mismo, al de Unidos Podemos le compararon con los “turcos” y le trataron como a un niño; con la del PP, nada de nada

elplural.com | 27/07/2016

A primera vista, hay muchas semejanzas ente la entrevista realizada este miércoles a Celia Villalobos, diputada del Partido Popular, y la que se hizo justo hace una semana a Diego Cañamero, diputado de Unidos Podemos. Dos “señorías” son los protagonistas, ambos situados en la sala de prensa del Congreso, y conectando en directo con el plató de Espejo Público. La conductora de la entrevista es también la misma, Sandra Golpe y, por aquello de ocurrir ambas en miércoles, también coinciden algunos de los tertulianos presentes, como Toni Bolaño o Jesús Rivases.Y, sobre todo, hay una coincidencia muy clara: ambos diputados pusieron en tela de juicio la labor de algunos jueces respecto a actuaciones que afectan a compañeros políticos. Pero, desde luego, ahí acaban las similitudes y empiezan las diferencias de trato, que son muchas y sorprendentes.

 

Introducción

Después de varios minutos dando manga ancha a Villalobos para hablar de la formación de grupos parlamentarios y que diese algún regalo a “los chicos” de Podemos, la presentadora ha introducido el tema de los ordenadores de Bárcenas. Pero casi pidiendo perdón:“Me gustaría comentar con usted, porque también es noticia, la última hora del caso Bárcenas. Ya sabe usted que una jueza ha procesado al PP por la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas. ¿Le parece justo?”. Sin embargo, así se introdujo el tema con Diego Cañamero. “Usted defiende a una persona que está en prisión por agresión”, le espetó Sandra Golpe, mientras se oían risitas desde la mesa.

Críticas a los jueces

Villalobos ha salido al paso con este argumento: “Los jueces son seres humanos con sus aficiones a unos les gusta el Real Madrid, a otros el Barça, a otros el Málaga; a otros les gusta el PP y a otros el PSOE, y a otros el Partido Comunista. Porque son seres humanos normales y tienen derecho a equivocarse, a cometer errores y a dejarse a guiar más por lo que sienten que por lo que en realidad es. (…) Es una jueza de primera instancia…”. Con bastante cautela, la presentadora le dice: “La cosa es que también ha transcendido que se borró hasta 35 veces”. A lo que Villalobos contesta: “Y 42, las que hagan falta. Yo no soy técnico informático, pero a lo mejor la jueza sí, o su marido, o su hijo, o su primo hermano, que es de Izquierda Unida”.

Y esta fue la respuesta de Cañamero: “Los jueces son de carne y hueso, tienen ideología y partidos políticos. A veces se dejan llevar por situaciones concretas y algunos, no todos, obedecen a ciertas acciones políticas”.

Reacción en plató

La reacción de la mesa fue totalmente diferente de un diputado a otro. A Villalobos nadie ha tenido arrojo para criticarle su visión de la imparcialidad de los jueces o lo poco democrático que es que el poder legislativo lance sospechas sobre el judicial. El único enfrentamiento ha sido con Toni Bolaño, y por un tema bien diferente. Eso sí. Después de poner en duda la independencia de la juez, Villalobos se ha apoderado de la moderación del debate: “Antes de pasar a ninguna pregunta me pasaría hablar de un tema concreto”, ha espetado. Ante lo que Sandra Golpe sólo ha acertado a decir: “Dígamelo usted”. Lo que ha aprovechado Villalobos para felicitar “a Hilaria Clinton”. Pero esa es otra historiaMuy diferente fue la reacción ante las críticas de Cañamero a los jueces, idénticas a las de Villalobos. Entonces, Alberto Casillas se quedó a la entrevista, mientras que hoy le ha cedido el puesto a Iván Redondo, el polémico asesor político de José Antonio Monago. Casillas se despachó a gusto contra Cañamero: “Una cosa es defender a quien usted quiera siendo sindicalista y jornalero y otras es llevarlo al Congreso siendo usted ‘su señoría’, un diputado”. Además, retomó la palabra después para remachar: “Yo, ante lo que diga un juez, creo que hay que acatar. Usted no. Pero si no, rompemos la baraja y las normas”. También estuvo presente Cristina López Schlichting, quien criticó a Cañamero: “Me llama mucho la atención la gente que pone en duda la labor de los jueces, porque su compañero está condenado por un tribunal”. Y le dijo que “hay que poner en valor a los jueces, no al estilo turco”, mientras añadía: “Descalificar a los jueces… malo”, tratándolo como si fuera un niño.

Publicación en la web

Un par de coincidencias más, antes de acabar. En la entrevista a Villalobos colgada en la web de Espejo Público, cuando se ha redactado esta noticia, sólo se ofrece el vídeo, pero no hay un texto a modo de “noticia” que resuma lo ocurrido. Sin embargo, en la entrevista a Cañamero hay un extenso escrito en el que se dice que “ha llegado a poner en duda al poder judicial español” y se hace esta introducción: “Parece que Diego Cañamero va a dar mucho juego a la prensa mientras dure la duodécima legislatura. El malagueño, número uno de Unidos Podemos por Jaén, ya ha dejado los primeros titulares de su andanza por las cortes”.

Despedida

Por último, hay que destacar la despedida que la presentadora dedicó a ambos diputados. A Villalobos la ha despachado así: “No hay dos sin tres, hemos hablado dos veces en los últimos días, esperamos que haya una tercera ocasión”. A Cañamero, sin embargo, le dijo: “Que va a venir usted al plató, si es posible y nada… y ya arreglamos el mundo”.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA