Odio e ignorancia, los ingredientes de moda para cocinar una tertulia exitosa

1704

Es verdad que esta gente no es nadie a nivel nacional, y que dedicarles un solo minuto, incluso para mostrar sus carencias educativas e insultante incompetencia, es acabar haciéndoles un favor. Pero hay que hacerlo a pesar de ello, porque no son más que el producto y mejor ejemplo de la deprimente tendencia mediática que se ha impuesto en la actualidad. Y hay que denunciarlo cada vez que exista ocasión, y con todo el rigor posible, no por los agravios comparativos con los Zapata, Strawberry, o cualquiera que no vaya de Torrente o de fascista por la vida (porque para estos hay licencia pepera), sino por toda una profesión que no podemos permitirnos perder definitivamente, y que nada tiene que ver con lo que hacen estos mindundis ni sus egregios modelos a imitar, se llamen Losantos, Rojo, Inda, o las empresas (o partidos políticos) que los mantienen.

Por cierto, más allá de que estos indeseables, por el tono y el lenguaje utilizado hayan perdido la oportunidad de hacer una crítica que, tratada con seriedad, quizá sí fuera posible en la actuación de Pablo Echenique, lo que es de risa es ir de periodistas salvapatrias cargados de presunta verdad y razón vehemente y no conocer ni lo que es vox pópuli sobre aquellos a los que tanto odian y contra los que con tanta saña y pésima educación cargan. Por ejemplo que Echenique no es politólogo (carrera que para estos patanes que no saben ni hablar debe ser de poca monta) sino doctor cum laude en Ciencias Físicas y científico titular del CSIC.

No seré yo la que diga que deberían prohibir la emisión de estas cosas. Creo en la libertad de expresión hasta sus últimas consecuencias. Pero me preocupa que esta horterada salvaje sea económicamente sostenible, porque eso significa que tiene un público. Y ni en una barra de bar taurino cutre se escuchan tantas bobadas y tanto rencor inexplicable e infantil. Por lo que lo más triste es que si estos son los emiten opinión, habría que ver a sus espectadores.

Comentar con Facebook ()

Comentar (6)

6 Comentarios

  1. Así dicen en la península que si los canarios somos retrasados….solo se escucha este tipo de chusma……y uno de ellos,venezolano. ….y el otro, criticando a los argentinos. …y diciendo groserías de una persona que en un dedo meñique tiene más inteligencia que todos los demás juntos.
    Vergüenza ajena es lo que dan estos tertulianos. ….

  2. No he podido ver el video completo,me dieron arcadas al escuchar al tertuliano politologo,quien financia esa tertulia?el plumerito se le ve bien puesto,se lo pondran sus amigos argentinos,no es tarde para ir a la escuela,adelante campeon

  3. Espero que no haya escuchado Stephen Hawking un genio.. El tertuliano es usado como trapo sucio para minimizar la inteligencia de Echenique.. porque su pobre cerebro no da para un carajo, es una verguenza para los españoles bien nacidos.. que son millones.. España esta en decadencia.. si es que alguna vez estuvo a la altura. No es extraño que Catalunya se separe..y atrás de ella varios mas.

  4. Espero que no haya escuchado Stephen Hawking un genio.. El tertuliano es usado como trapo sucio para minimizar la inteligencia de Echique.. porque su pobre cerebro no da para un carajo, es una verguenza para los españoles bien nacidos.. que son millones.. España esta en decadencia.. si es que alguna vez estuvo a la altura. No es extraño que Catalunya se separe..y atrás de ella varios mas.

  5. Los canarios – y los peninsulares residentes- conocen este percal hace tiempo. Dudo que esos canales sean rentables y que a quien los financia le importe. Otro tanto ocurre, salvando las distancias, con la difamación “de firma” de los diarios de la capital, financiados generosamente por el ayuntamiento y la comunidad madrileña vía publicidad institucional.
    Lamentable es también el nivel cultural, que refleja el atraso y aislamiento de esa querida y abandonada tierra canaria. Una sociedad educada, informada y culta rechazaría de plano estas emisiones pero lamentablemente hay mucho atraso y abandono en Canarias, y este tipo de programas tienen ya tiempo, y también audiencia.

DEJA UNA RESPUESTA