Podemos y En Marea rompen las negociaciones en Galicia

1767

Miguel Pardo | eldiario.es | 12/08/2016

Hubo prórroga y penaltis pero el partido parece acabado. En Marea y Podemos rompieron las negociaciones después de no llegar a un acuerdo sobre su posible alianza para las autonómicas. La presencia en Galicia de la número 3 de la formación morada, Carolina Bescansa, y de su secretario de Organización, Pablo Echenique, no desatascó la situación. Pese a tener casi cerrada una fórmula para encajar las primarias de ambos espacios, la fórmula jurídica fue una “diferencia insalvable”. No habrá coalición, las mareas se presentarán como partido instrumental y sólo una vuelta atrás de última hora del partido estatal y su integración en la confluencia impediría que se presentaran por separado a las próximas autonómicas.

En Marea apostó con firmeza en la integración “en pie de igualdad” de todos los actores y en el partido instrumental tras los acuerdos adoptados el pasado mes de julio. La dirección de Podemos insistió en la coalición y ve inviable diluirse en la confluencia, al tiempo que ve como en las candidaturas de primarias del espacio gallego de confluencia participan ya destacados miembros del partido de Pablo Iglesias, favorables a una alianza.

Después de siete horas de reunión “cordial y en buen tono”, que acabaron cerca de las 2 de la madrugada, ambas partes se levantaron de la mesa y ni siquiera se convocaron para otra reunión. “Hay esa diferencia insalvable de la fórmula jurídica y, excepto que alguien levante el teléfono hoy para ceder en sus posiciones, el acuerdo no existe”, confirman fuentes de esas negociaciones. “No habrá acuerdo ya que no hubo acercamiento con respeto a la fórmula de concurrencia”, decía luego en las redes sociales el propio Luis Villares, candidato a la Xunta por En Marea.

Las posturas se mantuvieron por ambos bandos y la “vía extraordinaria” abierta por la confluencia para poder integrar a Podemos no ha convencido de todo a Echenique. Dispuestos en En Marea a seguir aumentando los plazos para que sus inscritos pudiesen participar en las primarias, la formación morada insiste en buscar una fórmula para que su partido no se diluya en el proceso.

Mantener la marca y su peso político es el objetivo de Podemos y sólo se vislumbra una integración como partido en En Marea, a última hora y a regañadientes, para salvar la situación. La coalición está totalmente descartada y, con todo, el plazo para inscribirla se acaba este viernes.

Fuentes de la negociación aclaran que la posición de Podemos ha estado muy condicionada “por la debilidad de la organización en Galicia”. “Estaban convencidos de que no se podían permitir dar ese salto en una posición tan endeble, temen que una integración en la Marea acabe con un partido que aún está en construcción en el país”, dicen.

A pesar de todo, la formación estatal hizo concesiones para intentar arreglarlo: llegó a aceptar no presentar candidatos en primarias para aspirar a la presidencia de la Xunta y dejar camino libro a Villares, pero insistió en la “fórmula catalana” de un partido instrumental coaligado luego a las organizaciones políticas. El espacio de confluencia no ha aceptado y recuerda la “lealtad” que debe a lo acordado y su apuesta firme por “ir más allá” de las coaliciones.

En una última oportunidad, Podemos intentó jugar la baza de un posible problema administrativo de En Marea a la hora de inscribir el partido instrumental, oficializado hace ya días, para ofrecer la coalición como última alternativa. Pero ni así. Ambas partes se levantaron de la mesa y “en un tono cordial” se convencieron “mutuamente” de que el obstáculo de la fórmula jurídica “era insalvable”. Sólo una llamada de última hora este viernes podría arreglar lo que está roto.

De ocurrir finalmente, la concurrencia por separado a las autonómicas pondría más obstáculos aún en el recorrido de En Marea en el Congreso y en una muy difícil situación al partido morado, ya que buena parte de sus bases en Galicia apuestan claramente por la confluencia e incluso participan en las primarias de las mareas.

De hecho, los dos diputados de En Marea en el Congreso están claramente por la confluencia y la ex número dos de la formación en Galicia y una antigua candidata a las europeas participan en las primarias del espacio de confluencia, que transcurre al margen de las que también ha impulsado el partido de Pablo Iglesias.

Comentar con Facebook ()

Comentar (2)

2 Comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo Jesús. Desde que se constituyo Podemos como partido político, y se celebraron las primeras asambleas, en “El Catro Catro” de Vigo, ya se vio el avance de afines, simpatizantes y afiliados de los diversos Partidos Nacionalistas gallegos, a tratar de arrimar el ascua a su sardina y ver las ventajas que podían sacar del auge de Podemos, y a mi, solo por el hecho de pedir que se expresaran en castellano, lengua común de todos los gallegos, casi me hostian. Si el abanico de partidos nacionalistas gallegos son incapaces de ponerse de acuerdo para forma un solo partido, y lo que hacen es verse cada uno de ellos su propio ombligo, que achacan a Podemos de «dinamitar el acuerdo» lo que pretenden es la imposición de sus candidatos y sus prioridades y que Podemos acate sus decisiones.

  2. Si Podemos hubiera aceptado, habría firmado su desaparición en Galicia, y sería una advertencia de lo que le estaría esperando en Cataluña y Valencia. Podemos sólo tiene sentido como partido de ámbito estatal y como tal presentarse claramente.

DEJA UNA RESPUESTA