(Vídeo) La ausencia de conciencia y solidaridad no es una minusvalía

1505

Es sintomático y a nadie debería extrañar que este tipo de gente, y por lo general toda la fauna de la derecha neoliberal, se pase por el forro los derechos de los demás o el cumplimiento de unas normas que no consideran que tengan que cumplir. Y no importa si se trata de aparcar en un ‘carril bus’ o en una plaza de minusválidos, de evadir impuestos o de robar lo que es de todos, porque esta gente no entiende pertenecer a la subespecie de las mayorías. Ellos y ellas son especiales, son triunfadores, presente y pasado, hijos y nietos de los que dictaron las normas que el resto deberemos cumplir, pero que en ningún momento redactan para tener que aceptar, sino para que las aceptemos. Y siempre ha sido igual, no respetan nada. Pero incluso así, tiene narices el absoluto descaro con el que este presunto ladrón y reconocido bon vivant se ríe de todo. Su bienestar y comodidad son lo importante; él es lo más importante. Y los demás, minusválidos o no, que se jodan.

Bárcenas no es la excepción, es un político de derechas prototípico. Un adulto que nunca pasó de niño malcriado, de egoísta por tradición, de clasista por herencia, de vendedor de humo, de dandy fantoche. Pero el problema no lo tiene él, sino los que consideran que semejante ‘primor’ (Esperanza Aguirre, Cospedal, Hernando, Rajoy, Alonso, Soraya, o el de la moto) es el tipo de persona adecuada para dirigir un país. A cada cual lo suyo.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA