Félix Población | diariodelaire.com | 24/08/2016

El siempre muy avisado Ramón Espinar, portavoz de Podemos en el Senado, subió este martes una foto a Twitter que, según su criterio y el de cualquier objetivo espectador, ofrece un punto de vista clave para entender el papel de Ciudadanos en la nueva coyuntura política española. Dado que la imagen es todo un editorial, resulta obligado –y así lo hace Espinar- reconocer el trabajo del fotógrafo, Javier Barbancho, de la agencia Reuters. Albert Rivera escuda su boca tras la mano derecha, con la que parece preservar el mensaje que le dirige a don Mariano el Marrullero, para que nadie sea capaz de leerle los labios.

Como la fotografía se tomó el pasado día 18, fecha en que el Partido Popular y Ciudadanos -como estaba más que previsto- se avinieron a pactar las condiciones para la investidura de Rajoy, puede que el secretismo de Rivera obedezca a las cesiones que el partido naranja, otrora regenerador, está dispuesto a hacer en materia de corrupción política. Espinar subió la imagen cuando se supo que una de las condiciones de Ciudadanos pasó de ser los imputados por corrupción política no se sientan ni en el Gobierno ni en los escaños si Ciudadanos está en la negociación, a limitarse a aquellos imputados por delitos de prevaricación ligados a un enriquecimiento personal o a una financiación irregular de partidos.

Otra cesión más del partido de Rivera que se suma a la que se produjo cuando la formación naranja retiró del pacto el nombre de Luis Bárcenas. Según publicó este domingo El Mundo, antes de que los portavoces de ambos partidos, Rafael Hernando y Juan Carlos Girauta, declararan su amor con la firma del documento con las condiciones de Rivera, “el PP pidió a Ciudadanos la retirada del nombre de Bárcenas que figuraba en la redacción inicial”. Así, el documento que antes rezaba creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la presunta financiación ilegal del PP ‘caso Bárcenas pasó a ser creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la presunta financiación ilegal del PP.

Cabe añadir a lo anterior, además, según publica La Voz de Asturias, lo que el portavoz de Ciudadanos Nicanor García ha dicho respecto a la dimisión de cargos públicos imputados: sólo afectará al ámbito estatal, no al local y autonómico, en los que el Partido Popular está bien pringado en aquella comunidad, como lo está en otras.

¿A que con estos pormenores da un poco más de grima esa mano de Rivera ocultando su aquiescencia a don Mariano?¿Que pretendió pactar Pedro Sánchez con ese señor antes de que esa imagen que tanto lo ilustra como pactista vergonzante llegara hasta nosotros?

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA