El Gobierno impone una mayor liberalización de horarios en siete autonomías

Hacienda insta a Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Catalunya, Extremadura y País Valencià a que amplien horarios comerciales si quieren tener acceso al Fondo de Liquidez Autonómico.

1112
OLMO CALVO

Diagonal | 26/08/16

Sin liberalización de horarios no hay dinero. Es lo que ha forzado el Ministerio de Hacienda al requerir a siete comunidades autónomas la ampliación de sus horarios comerciales si quieren tener acceso al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA, una línea de crédito por la que el Estado puede prestar dinero a las autonomías), tal como se destaca en los planes de ajuste de las siete regiones.

En el caso de que dichas regiones –Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Catalunya, Extremadura y País Valencià– no cumplan con el requerimiento podrían, además, ser sancionadas por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, a pesar de que el Ejecutivo central tilde la medida de “recomendaciones” para ‘favorecer la competitividad’ y de que ésta no tenga un plazo establecido para cumplirlas, según afirma El País.

En la actualidad, Andalucía permite abrir un total de 10 domingos y festivos al año, Aragón 11, Cantabria 10, Castilla-La Mancha 12, Catalunya 10, Extremadura 10 y el País Valencià 10.

Zonas de Gran Afluencia Turística

Los horarios comerciales son una competencia autonómica, y en algunos casos municipal. El Gobierno ha presionado en varias ocasiones estableciendo la disposición de zonas de Gran Afluencia Turística –con tratamiento excepcional en materia de horarios y días de apertura en espacios de los municipios– con el argumento de aumentar el potencial turístico, responder a los cambios sociales y crear empleo en el sector.

Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas para el PP. Ciudades como Barcelona se han resistido a la liberalización completa de horarios. Sí ha tenido administraciones aliadas, como es el caso de la Comunidad de Madrid, que amplió a todos los días del año la posibilidad de apertura de las grandes superficies.

Por otra parte, el argumento de la creación de empleo mediante la liberalización de horarios ha sido rebatido desde diferentes estamentos. Tal como apuntó César Gómez, responsable de Grandes Almacenes de Comisiones Obreras en Aragón, a Diagonal, “se ha destruido empleo de cercanía, de medianas empresas que no pueden competir”.

Entre el comienzo de la crisis en 2008 y finales de 2013, el comercio minorista cayó un 19% en todo el Estado. El descenso fue más pronunciado en la Comunidad de Madrid (-19,4%), con horarios desregulados, que en Catalunya, más estricta con los días de cierre (-17,37%).

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA