Héctor Bernardo | Rebelión | 29/08/2016

El vicepresidente de Bolivia analizó el contexto regional, aseguró que, si los pueblos y los gobiernos no reaccionan, “los norteamericanos van a meterse hasta en la sopa”. Segunda parte: Las bases militares norteamericanas. 

Luego de recibir el Premio Rodolfo Walsh, Álvaro García Linera, vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, se reunió con algunos medios para analizar diversos temas de la actualidad.

En el marco de esa conferencia de prensa, brindada en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata, Contexto lo consultó sobre la proliferación de bases militares norteamericanas en la región y la realización de ejercicios conjuntos entre los ejércitos de Chile y Estados Unidos, a pocos kilómetros de la frontera con Bolivia.

Al comenzar su explicación, García Linera señaló: “Creíamos que el tema de la proliferación de bases militares norteamericanas en la región ya estaba desaparecido. Sin embargo, diez años de Gobiernos progresistas, de trabajar en la integración, de ‘sacudirnos padrinos y padrastros’, no han sido suficientes. Nuevamente, de manera subrepticia, vemos la presencia de tropas norteamericanas sin justificativo alguno”.

En ese contexto, el vicepresidente boliviano se preguntó: “¿Qué enemigo hay en el desierto de Atacama para que vengan tropas norteamericanas con sus equipos, sus radares? ¿Qué grupo terrorista, qué prolongación de ISIS está en Atacama? No hay. A no ser que el enemigo sea el pueblo. El pueblo de ese mismo país o de los países vecinos”.

“Esa presencia nos llama la atención, y hemos protestado públicamente. Pero lo importante es que los Gobiernos y los pueblos reaccionen. Si nosotros somos sumisos, los poderosos van a aprovecharse de esa sumisión. Da vergüenza que en la región tengamos Gobiernos sumisos que permitan esa intervención. Nosotros podemos protestar, pero mientras el pueblo de Chile no se movilice o sus autoridades no asuman su responsabilidad con el continente, los norteamericanos van a meterse hasta en la sopa. Siempre lo han hecho. Por eso depende mucho de nosotros”, aseguró.

García Linera ilustró su idea con una metáfora: “Es como el vaso y la piedra. ¿El vaso se rompe por el golpe de la piedra o porque era rompible? Siempre van a venir las piedras, siempre va a haber una agresión, esa es una constante universal, en el sentido matemático del término. Por eso, teniendo en cuenta esa constante agresión, debemos ser conscientes de que depende de lo que hacemos los pueblos para que esa agresión nos quiebre o resistamos”.

“El imperio, los malvados, siempre van a venir contra nosotros. ¿Qué hacemos los pueblos para permitir que esa maldad tenga o no efecto? Porque, si no hay condiciones de viabilidad, la maldad o la intervención no se dan. Nuestra responsabilidad es la de construir un vaso resistente a la piedra”, completó.

“Con el tema de las bases militares sucede lo mismo. Somos los pueblos del continente los que tenemos que reaccionar, en particular el pueblo de Chile o de Colombia, donde las bases militares, más pronto que tarde se tendrán que ir. Este no es el siglo XIX, que era el de las invasiones, el de las bases militares, el de considerarnos países bananeros.

El siglo en que nos podían invadir y cambiar los Gobiernos cuando se les diera la gana, como si entraran en su jardín. Hemos construido soberanía, hemos avanzado con la economía, hay otras reglas internacionales, hay otro contexto mundial. Pero algunos países se han quedado todavía en el siglo XIX, por eso esta presencia militar norteamericana”, afirmó.

Por último, García Linera aseguró: “Las bases son un riesgo para el continente. El continente no va a avanzar con bases militares, va a avanzar con tecnología, con integración. ¿Bases militares para quién, contra quién? Somos uno de los continentes más pacíficos del mundo. ¿Para qué entonces la presencia de tropas extranjeras, si no es para imponerse sobre otros países? Eso, sin dudas, genera una contradicción con lo que venimos haciendo en términos de integración y de soberanía continental”.

Leer también:

Según García Linera, vicepresidente de Bolivia
“Quien administra el sentido común monopoliza la política”

Comentar con Facebook ()

Comentar (3)

3 Comentarios

  1. ¡Uff! Después de un mes sin utilizar el ordenador, me lo encuentro con tropecientos mil mensajes, bloqueado y con el navegador lentísimo. Voy a intentar solucionarlo y luego volveré.

DEJA UNA RESPUESTA