La mafia se prepara para sacar tajada de la tragedia del terremoto en Italia

"La reconstrucción posterior al terremoto es un botín muy apetecible para las organizaciones criminales y los intereses económicos", advierte el fiscal.

125

Colegio y casas de madera, una prioridad tras el terremoto de Italia

– Roma | theguardian – El Diario | 29/08/2016

Las autoridades deben asegurarse de evitar que la mafia tenga ningún papel en la reconstrucción tras el terremoto que mató a casi 300 personas. Esta es la recomendación del fiscal antimafia de Italia, y sus palabras tienen el peso de la evidencia.

Franco Roberti, responsable de la dirección nacional antimafia del país, ha recordado las notorias infiltraciones del crimen organizado en los contratos de la construcción tras el terremoto de 1980 en Irpinia, cerca de Nápoles, en el que murieron más de 2.400 personas. Ha afirmado que hay que tomar medidas para garantizar que eso no ocurre tras el seísmo de magnitud 6,2 que devastó la semana pasada ciudades del centro de Italia como Amatrice, Accumoli y Pescara del Tronto.

“Hay riesgos, es inútil esconderlo”, ha explicado Roberti al diario italiano La Repubblica. “El peligro de infiltración es siempre alto. La reconstrucción posterior al terremoto es un botín muy apetecible para las organizaciones criminales y los intereses económicos”. Roberti ha afirmado que la construcción defectuosa por parte de la Camorra de Nápoles también tuvo un papel en la muerte y la destrucción en Irpinia.

Además se ha acusado a la mafia de Calabria, la ’Ndrangheta, de estar implicada en los contratos de construcción tras el terremoto de L’Aquila de 2009. El emprendedor local Stefano Biasini y otros dos empresarios están actualmente en juicio por ayudar a la mafia a obtener contratos de reconstrucción. Se espera que se dicte sentencia en septiembre.

Roberti ha destacado que se han aprendido lecciones de la catástrofe de 2009, en la que se perdieron 308 vidas, pero ha dicho que sigue habiendo riesgos. “Siempre son altos, pero la experiencia dramática del seísmo de L’Aquila nos dio un ejemplo importante que ha funcionado bien. Estamos preparados”, ha asegurado.

El balance de muertes provocadas por el terremoto se actualizó a 290 este domingo, al tiempo que se anunciaron dos investigaciones sobre si existió responsabilidad penal por no garantizar los estándares de seguridad en zonas del centro de Italia propensas a los seísmos.

Más de 2.600 personas se han quedado sin hogar por el terremoto y están viviendo en campamentos en la zona. El responsable del departamento de protección civil, Fabrizio Curcio, ha indicado que su institución está pasando de la fase de “emergencia” a la de “asistencia”.

Ha habido más de 1.820 réplicas desde que el primer seísmo se produjo en la madrugada del pasado miércoles. El pueblo de Montereale, situado a menos de 32 kilómetros de Amatrice y duramente golpeado durante el terremoto de L’Aquila, también ha registrado daños recientes en los últimos días y ha levantado tiendas de campaña para algunos de sus ciudadanos.

El papa Francisco dirigió este domingo oraciones por las víctimas y sus familias en la Basílica de San Pedro y anunció su intención de visitar pronto las zonas afectadas. “Quiero decirles a esas queridas personas que la Iglesia comparte su sufrimiento y sus preocupaciones”, manifestó el papa. “Queridos hermanos y hermanas, espero acercarme a veros lo antes posible, para llevaros en persona el consuelo de la fe, el abrazo de un padre y un hermano y el apoyo de la esperanza cristiana”.

Posibles incumplimientos de la normativa

Los magistrados italianos han abierto una investigación sobre si las empresas ignoraron las regulaciones antisísmicas al restaurar edificios públicos, como la escuela Romolo Capranica de Amatrice, que quedó reducida a escombros en el terremoto.

“Todo el mundo sospecha que una tragedia como esta no ha sido solo una cuestión del destino”, ha afirmado el fiscal jefe de la capital provincial de Rieti (al norte de Roma), Giuseppe Saieva, que coordina la investigación. “Nuestro deber es verificar si también ha habido responsabilidad, culpabilidad humana”.

En los medios italianos se han publicado acusaciones de que la construcción de la escuela no cumplió las normas de resistencia a los terremotos. Se inauguró en 2012 después de que la reconstruyera el consorcio de constructores Valori Scarl, que ganó un contrato del ayuntamiento de Amatrice por valor de 700.000 euros para implementar los estándares de seguridad antisísmica en los edificios de la escuela, según fuentes judiciales. Un abogado del consorcio, Filippo Dinacci, ha defendido a los constructores y ha afirmado que actuaron correctamente.

Este sábado fue día de duelo nacional por las víctimas en Italia. En la ciudad de Ascoli Piceno tuvo lugar un emotivo funeral para decenas de víctimas. El presidente del país, Sergio Mattarella, y el primer ministro, Matteo Renzi, se unieron a cientos de personas para lamentar la muerte de las víctimas mientras las banderas ondeaban a media asta por todo el país.

Mientras los equipos de protección civil y los bomberos seguían buscando supervivientes en las tres ciudades medievales este domingo, los museos estatales italianos donaban su recaudación para la asistencia a las víctimas y la reconstrucción. El ministro de Cultura, Dario Franceschini, llamó a los italianos a visitar un museo como gesto de solidaridad con las víctimas y sus familias.

Al mismo tiempo, hay cada vez mayor preocupación por el riesgo que suponen miles de escuelas y edificios públicos por no estar a prueba de terremotos. Los medios italianos han informado de que el 60% de los ayuntamientos de la región del Lacio que rodean Roma no tienen planes de emergencia.

El presidente del comité de grandes riesgos nacionales del departamento de Protección Civil, Sergio Bertolucci, ha afirmado que no se podría descartar otro gran seísmo en la zona afectada. “Nadie dice que habrá un terremoto en 20 días, en un mes o en un año, pero no se puede asegurar que en los próximos años no habrá otro terremoto en esta zona de falla”, dijo este sábado en declaraciones a la agencia de noticias ANSA.

Traducción de Jaime Sevilla Lorenzo

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA