Crece la tensión en Brasil ante la definición del ‘impeachment’

PROCESO CONTRA ROUSSEFF.  Movilizaciones por todo el país en apoyo a la presidenta.

69
GERALDO MAGELA/AGÊNCIA SENADO

Micaela Ryan, @LaMicaRyan, Notas.org.ar/ | Diagonal | 30/08/16

En un día marcado por el discurso de defensa de Dilma Rousseff, numerosas movilizaciones se desplegaron en apoyo a la presidenta que enfrenta el proceso final del impeachment y en rechazo al gobierno interino de Michel Temer. En horas de la noche, la Policía Militar reprimió una movilización en São Paulo.

La sesión comenzó casi una hora más tarde de lo previsto. La presidenta Dilma Rousseff inició su defensa pocos minutos después de las diez de la mañana, frente al pleno de la Cámara de Senadores y acompañada desde la platea por el expresidente Inácio ‘Lula’ Da Silva y el reconocido trovador, Chico Buarque.

A poco metros de ella se encontraba el presidente del Supremo Tribunal Federal y presidente del proceso de impeachment, Ricardo Lewandowski, y el presidente del Senado, Renan Calheiros.

El discurso de la presidenta Dilma Rousseff se extendió por treinta minutos, tiempo estipulado para la formulación de la defensa. Luego comenzó la ronda de preguntas, en la que cada senador y senadora contaba con cinco minutos para formular una pregunta a Rousseff, quien no tenía un tiempo determinado para contestar.

La primera en hacer uso de la palabra fue la senadora Katia Abreu del PMDB. Aunque es miembro del partido de Temer, es una férrea defensora de Dilma. “No tengo dudas que este impeachment es un proceso que nació de la venganza sórdida de Eduardo Cunha y de la codicia de un pequeño grupo por el poder”, afirmó y enumeró una serie de logros en materia agropecuaria durante el gobierno de Dilma.

Luego, a favor del impeachment, habló en primer lugar Ana Amélia (PP) quien acusó a Dilma de “descontrol fiscal”. También afirmó que todos los derechos de la defensa le fueron asegurados a Dilma por la justicia y que “su presencia en el Senado legitima el hecho de que no se trata de un golpe”.

El senador del PT Lindbergh Farias formuló su discurso en base al mítico “Yo acuso” de Émile Zola, y apuntó a quienes considera las principales fuerzas responsables del golpe parlamentario en curso. “Yo acuso a Eduardo Cunha y a Michel Temer de liderar una conspiración parlamentaria contra este cuerpo, que terminó en aquella sesión del 17 de abril, y que fue llamada una ‘asamblea de bandidos comandada por un bandido’”, dijo el senador.

Farias comparó al Senado con el tribunal de excepción que juzgó a Dilma cuando era joven, durante la dictadura militar y también señaló a los medios como responsables: “Globo, que hace tres años pedía disculpas al país por su apoyo al golpe militar de 1964, ahora se embarca en otro golpe”.

En total, fueron 48 senadores inscritos para hacer uso de la palabra. En horas de la tarde Lewandowski informó que la sesión de ese día iba a culminar a las 23 si todos los tiempos eran respetados. De esa manera, la votación definitiva tendrá lugar al concluir la sesión del martes 30, como fue estipulado inicialmente. La sesión del martes comenzará a las 10hs.

Conspiraciones, especulaciones y la recta final a la votación

El medio Rede Brasil Atual publicó que hay once senadores que pueden cambiar su voto en contra del impeachment, y que se están llevando adelante negociaciones encabezadas por el ex presidente Lula Da Silva en un sentido y por el ministro del Interior y segundo viceministro del PMDB, Eliseu Pailha, en el otro.

Aclara que “hay especulaciones que entre 11 y 15 senadores están siendo contados dentro de los votos del PMDB como así también dentro de la base de apoyo de la presidenta suspendida. No es, necesariamente, que estén indecisos en relación a sus votos, sino más bien la posibilidad de que en función de factores externos o diferencias políticas observadas en sus estados, cambien de posición de un instante a otro”.

Los nombres incluyen al mismo presidente del Senado, Renan Calheiros, sobre quien se especula que pueda llegar ausentarse de la sesión, al expresidente y actual senador Fernando Collor (PTB) –quien renunció antes de enfrentar él mismo un impeachment en 1992–, y el ex futbolista y actual senador, Romario (PSB).

Calheiros manifestó que mantendrá una “postura republicana”. Durante el lunes 29, y luego de haberse enfrentado fuertemente a los senadores de la bancada del PT, este se reunió con Gleisi Hoffmann, Lindbergh Farias y Tião Viana para bajar tensiones. También trascendió que recibió a Dilma Rousseff tras su discurso de defensa. Sin embargo, no dijo si hará uso de la prerrogativa que tiene como presidente del Congreso, de abstenerse a votar.

Para que gane el impeachment sobre Dilma, el PMDB deberá lograr un mínimo de 54 votos. Los grandes medios de comunicación –favorables a la destitución de Dilma– como Folha de Sao Paulo y O Globo afirman que entre 52 y 53 senadores votarán a favor de la destitución mientras que 18 lo harán en contra, y entre 10 y 11 senadores aún están indecisos.

Aumenta la tensión en las calles: masivas movilizaciones y represión

En horas de la tarde, masivas movilizaciones comenzaron a desplegarse en las principales ciudades del país en repudio al impeachment y bajo la consigna #ForaTemer.

Foto: Midia Ninja

En la Avenida Paulista, en São Paulo, la policía militar reprimió a los manifestantes, arrojando bombas de gases lacrimógenos con el objetivo de dispersar a la gran movilización que comenzaba a congregarse con la llegada de la noche.

Las movilizaciones, no obstante, fueron multiplicándose en distintos puntos del país y se esperan vigilias y campamentos en protesta contra el gobierno de Temer, a horas de la definición.

Carta urgente de Lula para América del Sur

La expresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, publicó una carta que le envió Lula Da Silva titulada Carta urgente para la América del Sur.

Allí Lula plantea la situación urgente en la cual se encuentra Brasil y realiza una descripción de los avances logrados durante los gobiernos del PT. “Por medios pacíficos y democráticos fuimos capaces de sacar a Brasil del mapa del hambre en el mundo elaborado por la ONU, liberamos de la miseria a más de 35 millones de personas que vivían en condiciones inhumanas y elevamos la renta y el consumo de otros 40 millones, en el mayor proceso de movilidad social de nuestra historia”, afirma.

Pese a ello, el ex presidente señala cómo una “coalición adversaria, vencida en las urnas, no se conformó con la derrota y desde la proclamación del resultado buscó impugnarlo por todos los medios legales, sin obtener éxito”. Enumera un largo proceso de sabotaje y conspiraciones contra el gobierno de Dilma, y concluye que elimpeachment es “un proceso estrictamente político, que viola abiertamente la Constitución y las reglas del sistema presidencialista”. Agrega también que “las fuerzas conservadoras quieren obtener por medios turbios aquello que no consiguieron democráticamente”.

Lula denuncia además una persecución judicial en su contra y concluye informando que interpuso una denuncia en el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas contra la Justicia por un proceso de persecución en perjuicio suyo y de su familia.

El expresidente finaliza manifestando que el objetivo de esta persecución se debe a que los opositores “temen que en 2018 el pueblo brasileño pueda elegirme como Presidente de la República”.

Texto publicado en Notas.org.ar.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA