KAREEM SHAHEEN | theguardian – El Diario | 30/08/2016

Fosas comunes para enterrar a las víctimas de sus atrocidades. Un estudio ha identificado 72 lugares en Siria e Irak en los que ISIS sepultó hasta a 15.000 víctimas de genocidio y masacres en masa, en las zonas que antes dominaban los rebeldes.

Las cifras están basadas en documentación y cartografías de 72 fosas comunes así como en excavaciones realizadas por oficiales iraquíes, el testimonio de los supervivientes, las campañas de propaganda de ISIS y los análisis sobre el terreno en el que las víctimas fueron enterradas, en una detallada evaluación realizada por Associated Press.

Los números ofrecen la evidencia más clara hasta el momento de la magnitud alcanzada por los crímenes de ISIS. Violencia que tuvo sus momentos más álgidos al eliminar enemigos y minorías en Siria para establecer su bastión en este país y cuando ascendió en Irak en 2014 y conquistó la llanura de Nínive, matando y esclavizando a miles de miembros de la minoría religiosa Yazidí así como a miembros de la comunidad chií.

Se espera encontrar más fosas comunes cuando ISIS se retire frente a la coalición liderada por Estados Unidos y las fuerzas aliadas sobre el terreno en Irak y Siria, cediendo áreas en el exterior de Mosul y Raqqa, las dos ciudades más pobladas bajo su control.

El estudio identificó 17 fosas comunes solo en Siria, incluida una con cuerpos de cientos de miembros de una sola tribu que fue exterminada en gran medida cuando ISIS tomó la región. La montaña de Sinjar, en Irak, donde los yazidíes tomaron refugio cuando los radicales invadieron su hogar ancestral, contiene seis fosas comunes y los cuerpos de más de 100 personas.

Algunas áreas en las que se han descubierto fosas comunes son todavía muy peligrosas para una excavación integral que permitiría un cálculo preciso de víctimas.

Fragmento de un vídeo del ISIS o Daesh
Fragmento de un vídeo del ISIS o Daesh

Muchas veces, ISIS ha presumido de sus atrocidades en masa, justificando la esclavitud o el asesinato de yazidíes por obcecados motivos religiosos y publicando vídeos e imágenes propagandísticas de sus crímenes. Su mayor ola de asesinatos masivos se produjo en la masacre de Camp Speicher, en Irak, cuando el grupo asesinó a más de 1.500 cadetes del ejército chií en Tikrit, lugar de nacimiento de Sadam Husein, y la masacre de agosto de 2014 en la que murieron más de 700 miembros del clan shaitat en el este de Siria por su oposición a las normas de ISIS.

Se cree que en un lugar en el exterior de la prisión de Basoush en Irak hay 600 cuerpos de prisioneros asesinados por los rebeldes en la masacre del verano de 2014.

Associated Press estimó que el número conocido de víctimas varía entre 5.200 y más de 15.000, una cifra que la agencia describió como sobrecogedora. Se cree que en la fosa común más grande están enterradas miles de víctimas.

Traducido por Cristina Armunia Berges

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA