La Universidad de Santiago abre expediente a las alumnas que protestaron contra el “machismo” de un profesor

Las alumnas acusan a la Universidad de "amparar" el "discurso del odio" del profesor y pueden incurrir en una falta leve o perder su matrícula. Méndez fue sancionado con dos meses de empleo y sueldo, pero mantendrá sus horas de docencia.

1120
Las estudiantes que participaron en la acción posan ante una pintada que pide la expulsión del docente
Las estudiantes que participaron en la acción posan ante una pintada que pide la expulsión del docente

Marcos Pérez Pena | El Diario | 31/08/2016

“Ya te dije el primer día que me desconcentraba tu escote. Te empeñas en traer escote hasta el ombligo”. El pasado mes de febrero, estas palabras de Luciano Méndez, profesor de la Facultad de Economía de la USC, dieron lugar a una protesta de un grupo de alumnos y alumnas, que abandonó el aula. La reacción de la USC se limitó a cambiar de clase a la estudiante a la que se había dirigido Méndez y a abrir una investigación, incrementando el malestar en una parte de la comunidad universitaria. En marzo nueve alumnas del Máster de Género, Igualdad y Educación decidieron llevar a cabo una acción en otra de las clases impartidas por el docente. Hace unas semanas, la USC anunció la imposición de una sanción de dos meses sin empleo y sueldo al profesor Luciano Méndez que, con todo, mantendrá sus horas de clase en el curso que está a punto de comenzar. Además, les notificó a dos de las estudiantes que habían llevado a cabo la acción de denuncia la apertura de un expediente disciplinario, considerando su protesta como posible falta leve, lo que puede desembocar incluso en la pérdida de matrícula.

Este grupo de alumnas y alumnos de la USC considera “inaceptable” la apertura de este expediente disciplinario, “puesto que implica que esta institución ampara el reiterado discurso de odio del profesor Luciano Méndez”. Defienden que llevaron a cabo una “protesta pacífica y legítima que reivindicaba un trato igualitario y el derecho la una educación comprometida con los valores de la igualdad y de la no discriminación, y garantiza del principio de la igualdad de género, tal como consta en el Decreto 14/2014 del 30 de enero por lo que se aprueban los propios estatutos de la USC”. Añaden que la Universidad de Santiago sólo actuó contra Méndez “ante la presión de la atención mediática y la opinión pública” y consideran que “la sanción de dos meses sin empleo y sueldo es totalmente insuficiente, puesto que se ha reafirmado repetida y públicamente en su discurso de odio”.

Destacan que Méndez “demostró su incapacidad para dar aulas, especialmente a mujeres jóvenes, con declaraciones que pueden incluso llegar a justificar la violación”. Se refieren a un artículo publicado en La Voz de Galicia, a modo de justificación, en el que afirmaba que “la testosterona es una hormona complicada, puede ser una aliada que estimule y motive y puede ser también el peor de los enemigos, que haga el varón vulnerable y débil. Controlarla, manejarla en beneficio propio es labor de toda una vida”.

Asimismo, señalan que “todo el proceso disciplinario se ha dado de manera opaca, sin garantías legales, imputando hechos inespecíficos e intentando relacionar la protesta pacífica con daños materiales sin especificar, de los que no sabemos nada, con la intención de deslegitimar nuestra protesta ideológica”.

Las alumnas y alumnos acusados por la USC han presentado este jueves un recurso de alegatos, en el que exigen la desestimación del expediente disciplinario. Asimismo, reiteran su petición de que el profesor sea apartado de la docencia. En el documento enumeran algunas de las intervenciones de Méndez, tanto en el aula (“si quieres llevar un escote hasta el ombligo por favor te diriges a la última fila”, “para venir así ven sin nada, o vente directamente en pezonera o directamente enséñanos las tetas”, “si fuera machista te daba una hostia”, “voy a disfrutar de las tetas de tus compañeras”,) como en los medios de comunicación (“A mí va a seguir alterándome un escote excesivo”).

Convocan, finalmente, una concentración delante del Registro General de la USC (plaza del Obradoiro) el jueves 8 de septiembre a las 12 de la mañana, “donde son bienvenidas todas las personas que quieran mostrar su apoyo, reclamarle a la USC un posicionamiento claro respeto al derecho a la libertad de expresión y a la no discriminación, o descubrir si pasan la prueba del escotímetro”.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA