Feijóo dice que recordarle su amistad con el narco Marcial Dorado es “difamar”

El presidente de la Xunta considera que Pablo Iglesias lo “insulta” al destacar esa relación, como viene haciendo de forma recurrente toda la oposición gallega, porque piensa de forma distinta a él y asegura que también va a insultar a “miles de gallegos”.

1161
Feijóo con Marcial Dorado en una de las fotografías publicadas por El País.
Feijóo con Marcial Dorado en una de las fotografías publicadas por El País. EL PAÍS

David Reinero | El Diario | 01/09/2016

Las elecciones autonómicas del 25 de septiembre, las terceras en las que Alberto Núñez Feijóo aspira a la presidencia de la Xunta de Galicia, son las primeras a las que se enfrenta después de que, en marzo de 2013, El País revelase su amistad a finales de los años 90 con el contrabandista Marcial Dorado, luego condenado por narcotráfico. Ese hecho es destacado por los partidos de la oposición en Galicia de manera periódica, con más intensidad a medida que se acerca la campaña electoral. Sin embargo, Feijóo considera que recordar esas fotos es “insultar y difamar”, a pesar de que él mismo admitió la relación.

Este miércoles, en el debate de investidura de Mariano Rajoy, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, le recordó que el PP presenta en Galicia como candidato “al amigo de un narcotraficante”, en referencia a la amistad de Feijóo con Dorado. Este jueves, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gobierno, al presidente gallego se le preguntó si le preocupa que la oposición utilice ese asunto en la campaña electoral. Según Feijóo, “Iglesias hizo campaña desde el Congreso de los Diputados probablemente porque sabe que se juega mucho en Galicia y porque sabe perfectamente además que es el jefe, al fin, de Podemos y de mareas, y en Galicia las mareas de Podemos hicieron lo que dijo el señor Pablo Iglesias a través de un twit o de un wassapp”, en referencia a la integración de Podemos dentro de la candidatura de En Marea. “No creo que la actividad política consista en insultar y en difamar a las personas que no piensan igual, yo desde luego no pienso igual que el señor Iglesias”, sentenció el presidente gallego.

“Por lo que veo, deben de tener mucho interés en empezar la campaña muy rápido, y yo lo comprendo”, añadió Feijóo, para quien “en esta campaña, los que no pensamos como él nos da la sensación de que nos van a insultar, y hay que empezar a insultar muy pronto porque hay miles de gallegos a los que tienen que insultar las mareas de Podemos”, dijo. “Ese insulto va a formar parte de la estrategia de las mareas de Podemos, y nosotros no nos dedicamos a insultar”, aseguró, y se preguntó “si al partido socialista le importa mucho lo que diga Pablo Iglesias, porque va a ser socio en la oposición multipartita, pero a mí me importa entre nada y nada”.

La relación Feijóo-Dorado

Cuando El País publicó las fotos que desvelaron la amistad de Feijóo con Dorado, el propio presidente admitió la relación pero negó que supiese de sus actividades ilícitas. Según dijo entonces, de lo que sí fue conocedor más adelante fue de un supuesto plan para amedrentarlo con la amenaza de la existencia de las imágenes. L o cierto es que la relación de Dorado con Feijóo no se limita a los paseos por las rías gallegas que reflejan las primeras fotografías desveladas en marzo de 2013 por El País. Luego el periódico publicaría otras de ambos, con sus respectivas parejas, durante un viaje a Canarias y el propio Feijóo admitiría que se desplazaron juntos a otros lugares, Portugal y Andorra al menos, según el relato del diario. “Creo que no fui a Andorra, no lo sé, recuerdo que había nieve, parece ser que eran los Picos de Europa”, llegó explicar el ahora presidente gallego.

Feijóo, que en aquel momento era el número 2 del entonces conselleiro de Sanidade, luego ministro y ahora presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, siempre ha negado que Dorado obtuviese ningún beneficio público por su relación, pero el gobierno gallego ha impedido a la oposición el acceso a los archivos que deberían albergar los contratos y convenios de aquellos años. La oposición también le reprocha que, en unos años en los que la droga hacía estragos en la juventud gallega, un alto cargo de la sanidad gallega mantuviese aquella relación con alguien que entonces ya era conocido popularmente como contrabandista de tabaco y que acabaría siendo condenado más tarde por narcotráfico.

Según el relato de Feijóo, a Dorado lo conoció “a través de un compañero de la Xunta y de otras personas de la Illa de Arousa”, refiriéndose a Manuel Cruz, miembro del PP y chófer de cargos de la Xunta considerado testaferro del narco. “Cuando le pregunté si era testaferro de Dorado, lo negó siempre”, aseguró Feijóo, que de lo único que dijo arrepentirse fue de su “grado de ingenuidad hace 20 años”. “Siempre supe que Feijóo llegaría lejos, transmitía honradez”, llegó a decir desde la cárcel su antiguo amigo.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA