Gabriel Rufián y Joan Tardà. Preguntas sin respuesta

3241

Dos intervenciones memorables, se esté o no de acuerdo con el independentismo, o por más que a unos y otros les puedan las pulsiones ‘patrióticas’. Las pulsiones patrióticas de los que nunca tendrán un pedazo de tierra propia. Intervenciones de esas que ponen nerviosos a los intransigentes y los expoliadores. Basada una solo en preguntas que los ladrones y mamporreros no pueden responder, y la otra en argumentos y posicionamientos que para la izquierda ‘nacional’ quisiéramos.

Solo conociéndonos y escuchándonos se rompen tópicos y fronteras. Solo así podemos dar sentido a nuestro juicio.

Gabriel Rufián

Joan Tardà

Comentar con Facebook ()

Comentar (1)

1 Comentario

  1. Ser antiespañolista se considera progre, y eso provoca que la izquierda “radical” de lerdos que nos ha tocado sufrir se apunte a ver quien la tiene más grande y más progre y a ver quien dice y propone la gilipollez más grande, algo parecido paso con el tema del feminismo y la inmigración.

    La izquierda debería estar trabajando de cara a la revolución y no a la creación de pequeñas Repúblicas de Taifas pero hay una enorme, descomunal, falta de visión a largo plazo. Reirle las gracias a los separatistas no es ser de izquierdas, es ser progre y un burgués

DEJA UNA RESPUESTA