La infanta ya ha salido del hospital y, lo que es más importante, el caballo está bien

9177
infanta
recreación gráfica libre de los momentos previos al accidente.

La infanta Elena ha recibido ya el alta hospitalaria tras pasar la noche del jueves en la madrileña y muy selecta clínica Ruber, donde ha sido excelentemente atendida de la lesión en una muñeca que ayer sufrió al caerse del caballo cuando, en uno de los interminables momentos de asueto que le costeamos entre todos, practicaba equitación –porque ella no practica deportes vulgares–, en el recinto del Palacio de la Zarzuela, la gigantesca residencia real.

La Casa del Rey se limitó ayer a explicar que la caída se había producido cuando la ociosa infanta practicaba la hípica en las instalaciones del recinto del Palacio de la Zarzuela, y que tras ser atendida en unos primeros momentos por responsables del numeroso y completo servicio médico de la Casa que pagamos los contribuyentes, había sido trasladada a un hospital, cuya factura también pagaremos.

La infanta Elena es una gran aficionada a la hípica, así como a otros deportes solo aptos para el bolsillo de la élite, y la ha practicado durante muchos años, ya que no suele tener nada que hacer, aparte de distraerse y caerse de vez en cuando, como su padre. Ahora también compite su hija, Victoria Federica de Marichalar, a la que también costeamos desde el erario público sus exclusivas aficiones.

Por cierto, el caballo, que no tiene culpa de nada, se encuentra bien.

Comentar con Facebook ()

Comentar (4)

4 Comentarios

  1. ¡POBRE ANIMALITO SE LLEVARIA UN BUEN SUSTO CUANDO SE LE CAYO DEL LOMO EL FARDO DE MIERDA ESE QUE LLEVABA ENCIMA!

DEJA UNA RESPUESTA