El 10% de las zonas vírgenes en todo el mundo ha desaparecido en los últimos 20 años

Desde los años 90 han desaparecido más de tres millones de kilómetros cuadrados de zonas salvajes en todo el mundo.

114
ANDY PORTER

Lauren McCauley, Common Dreams | Diaognal | 09/09/16

Las zonas vírgenes del planeta se encuentran en un “declive catastrófico“, según un estudio publicado por Current Biology que advierte, además, de que estas zonas de la naturaleza podrían desaparecer si no se aplican cambios sustanciales en las políticas medioambientales.

“Si no actuamos pronto, sólo habrá pequeños remanentes de tierras salvajes en todo el planeta, y esto es un desastre para la conservación, para el cambio climático, y para algunas de las comunidades humanas más vulnerables”, avisa el autor principal del informe, el doctor James Watson, de la Universidad de Queensland en Australia y la Wildlife Conservation Society en Nueva York. “Tenemos el deber de actuar para nuestros hijos y sus hijos”.

Watson y su equipo delimitaron áreas vírgenes en todo el mundo, las que se definen como “paisajes biológicamente y ecológicamente intactos, libres de cualquier perturbación humana significativa”, y luego compararon con un rastreo similar producido por los mismos métodos en la década de los 90.

Los resultados son “devastadores”, según Oscar Venter, otro de los autores, de la Universidad de Northern British Columbia. El estudio informa de la pérdida de un total de 3,3 millones de kilómetros cuadrados desde los 90, especialmente en Sudamérica, que perdió un 29,6%, y África, con un 14%.

En la actualidad, permanecen un total de 30,1 millones de kilómetros cuadrados de áreas vírgenes en todo el mundo, localizadas en América del Norte, Asia, el norte de África y Australia.

Los investigadores consideran que el rápido desarrollo durante los últimos veinte años ha acabado con el 10% de las zonas salvajes.

A pesar de ser reductos de biodiversidad en peligro de extinción, Watson señala que las áreas silvestres “se ignoran por completo en la política ambiental” y que revertir su desaparición llevaría otros veinte años. Para Venter, sin embargo, esto es irrecuperable: “Una vez que ha desaparecido una zona salvaje, y el ecosistema que la sustenta, nunca vuelve a lo que era antes”.

Artículo publicado originalmente en Common Dreams.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA