Marea Granate denuncia que la reforma electoral del PSOE haría imposible el voto exterior

LA REDUCCIÓN DE LA CAMPAÑA ELECTORAL IMPLICARÍA PLAZOS MÁS CORTOS PARA EL VOTO ROGADO

543
Manifestación de la Marea Granate en París con motivo de las elecciones municipales y autonómicas de 2015. / Marea Granate
Manifestación de la Marea Granate en París con motivo de las elecciones municipales y autonómicas de 2015. / Marea Granate

Eduardo Ocaña* | Cuartopoder | 09/09/2016

Ante la propuesta de reforma electoral del PSOE para evitar unos posibles comicios en Navidad, el colectivo Marea Granate, formado por emigrantes españoles en más de 20 países, advierte de que una reducción de la campaña electoral haría imposible el ejercicio de voto a los ciudadanos fuera de España. La organización solicita que se reformen y amplíen los plazos del voto exterior para garantizar su derecho al sufragio. Además, exigen una reforma profunda y sosegada de la ley para el voto extranjero y no en función de intereses partidistas y electoralistas.

Más de 2 millones de españoles tendrían graves dificultades para votar o les resultaría imposible si saliera adelante la reforma sobre el artículo 51 de la Ley Orgánica del Régimen electoral General (LOREG) que propuso el PSOE para acortar la campaña electoral para evitar que coincida con Navidad. Esta propuesta, que Podemos y Ciudadanos anunciaron que apoyarían, contempla la reducción de la campaña a una semana en lugar de dos, de forma que los comicios se adelantarían 7 días y no se celebrarían el 25 de diciembre. Desde Marea Granate, denuncian que esta reducción acortaría los plazos para el envío y recepción del voto exterior, ya de por sí insuficientes.

María Almena, portavoz de Marea Granate, explica a cuartopoder.es que, con una semana de campaña, las papeletas de voto por correo apenas tendrían 6 días para hacer el recorrido y “no llegarían a casi nadie”. Critica a su vez que en el caso de que alguna candidatura fuera impugnada, cosa que ocurre con frecuencia, “no tendrían plazo alguno” para recibir y enviar sus papeletas, ya que la Junta electoral o el Tribunal Constitucional tardan alrededor de una semana en pronunciarse. Para entonces, ya se habrían celebrado lo comicios.

“Si solamente se toca el artículo 51 de la LOREG, se va dejar a casi toda la emigración sin votar” advierte la portavoz, que también echa en cara a los partidos políticos que, siendo un “problema recurrente”, propongan soluciones sin tener en cuenta a los colectivos afectados. “Hay que ampliar los tiempos para el voto exterior, bien adelantando la proclamación de candidaturas y la emisión de papeletas o dando más plazo después para la llegada del voto y su escrutinio”, reclama. Almena también propone que “si se abre el melón” para acortar la campaña electoral y evitar unas hipotéticas elecciones en el día de Navidad, “tiene que ser prioritario garantizar, en primer lugar, el derecho a voto de forma efectiva para todos”.

Con adelanto o no de las elecciones, Marea Granate apuesta por derogar el conocido como voto rogado que, desde su punto de vista, supone el mayor obstáculo para los ciudadanos que intentan ejercer el voto fuera de España y que está recogido en el artículo 75 de la ley electoral. Es su opinión, una reforma “exprés” como la propuesta por el PSOE, que solo modificara la duración de la campaña electoral, es “una burla a la democracia”.

En opinión de este colectivo de emigrantes, los partidos deben ponerse de acuerdo para llevar a cabo “una reforma reposada” y que tenga en cuenta a los colectivos que sufren esta problemática. “La ley no se puede estar tocando en función de intereses partidistas o electoralistas”, expresa su portavoz, que también explica que hoy mismo “ya se podría acabar con el voto rogado”,  pues esa fue la promesa electoral de PSOE, Podemos y Ciudadanos para el 26J  y podrían aprobarlo con mayoría en el Congreso.

Para presionar a todos los partidos en la dirección de una reforma que facilite el voto a los españoles en el extranjero con derecho a voto, Marea Granate envió ayer un email a los 350 diputados del Congreso advirtiendo de que “una nueva reforma de la LOREG que no escuche las voces de la ciudadanía volverá a fracasar”. Desde su experiencia tras 5 años de organización y con varios comicios a sus espaldas desde las elecciones europeas de 2014, exigen a los partidos una serie de medidas que consideran “imprescindibles” para el buen funcionamiento del sistema de voto exterior. Entre otras, la circunscripción exterior única, el aumento de los tiempos para el escrutinio o la habilitación de inscripciones y subsanaciones en el censo de manera telemática y no necesariamente presencial en los consulados.

(*) Eduardo Ocaña es periodista.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA