Antonio M. Vélez | El Diario | 09/09/2016

Unos meses después de aparecer en Los Papeles de Panamá como fugaz propietario junto a su entonces esposa de una sociedad en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas, el escritor peruano Mario Vargas Llosa ha establecido una sociedad limitada en España para explotar sus derechos de autor.

Según consta en el Registro Mercantil, la empresa en cuestión se llama Misti Copyright, SL. Comenzó sus operaciones el 18 de julio, tres meses después de que el nombre de Vargas Llosa apareciese en la retahíla de nombres ilustres asociados a ese escándalo de sociedades ‘offshore’. Es la primera sociedad a nombre del escritor en el Registro Mercantil, pese a haber recibido la nacionalidad española en 1993.

El objeto social de Misti, que lleva el nombre de un volcán peruano cerca de Arequipa, la ciudad natal del escritor, es “la adquisición, registro, tenencia, disfrute, gestión, ejercicio, administración y explotación de los derechos de autor sobre la obra literaria o de cualquier clase creada por Don Jorge Mario Vargas Llosa”, que es su administrador y socio único.

Con un capital social de 3.000 euros, Misti Copyright SL se inscribió en el Registro el 31 de agosto y está domiciliada en la calle Flora de Madrid, en el mismo inmueble donde se ubica la lujosa vivienda que el premio Nobel de Literatura compró en 2000, cuando vivía en Londres.

El pasado abril, El Confidencial y La Sexta publicaron, gracias a la documentación obtenida por el Consorcio de Periodistas de Investigación (ICIJ), que Vargas Llosa y su prima y entonces esposa, Patricia Llosa, estuvieron “muy cerca de controlar la compañía Talome Services Corp”, domiciliada en Islas Vírgenes, “durante un breve periodo de tiempo en 2010″. En concreto, desde el 1 de septiembre de aquel año hasta mediados del mes siguiente.

Esa sociedad fue comprada al despacho Mossack Fonseca por el matrimonio Vargas Llosa a través de un intermediario llamado Dave Marriner, de la firma holandesa Pan-Invest Management, con sedes en Chipre y Luxemburgo. Sin embargo, el matrimonio “frenó en seco su ‘offshore’ días antes” de que, el 7 de octubre de 2010, la Academia Sueca le concediese el Nobel de Literatura, según El Confidencial. Talome Services acabó en manos de dos ciudadanos rusos.

El autor de La ciudad y los perros y marqués de Vargas Llosa, que tras iniciar una relación sentimental con Isabel Preysler se divorció el año pasado de Patricia Llosa, aseguró tras publicarse esa información que todo había sido un “pequeño malentendido” que había sido “explotado por el periodismo amarillo”.

Vargas Llosa, que esta semana reivindicaba en Santander el compromiso del escritor con la “vida cívica” y decía llevar “con espíritu deportivo la prensa chismográfica”, aseguró en abril que “nunca” poseyó “ninguna firma” en un paraíso fiscal.

“Apareció mi nombre en una firma que nunca existió, en una firma que llaman durmiente”, dijo el escritor, de 80 años. La culpa, en suma, fue de sus asesores, resumió: “Los abogados que se ocupan de mis derechos de autor probablemente reservaron eso (la firma) por cinco semanas y hubo una contraorden y esa supuesta firma que nunca existió desapareció”, explicó.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA