Pedro Sánchez, tú también eres un indecente

4989

Luis Gonzalo Segura | 13/09/2016

Le dijiste a Mariano Rajoy, el Mariscal del partido que ha convertido nuestra sociedad en un antro, que no era una persona decente y que por ello no podía ser presidente del Gobierno. Cierto. Sin embargo, en estos meses pocas personas han demostrado tanto desprecio por los denunciantes de corrupción como tú.

Tú y tu partido habéis pateado a los denunciantes y ninguneado la Ley de Protección al Denunciante en un comportamiento ignominioso e hipócrita. La Ley de Protección al Denunciante es urgente e imprescindible en un país en el que la corrupción genera pérdidas anuales estimadas entre 50.000 y 85.000 millones de euros.

Denunciar corrupción no debería ser una actividad de alto riesgo que condene a los denunciantes al desahucio, al endeudamiento y al desempleo. Menos aún, si tenemos en cuenta que la ley supondría un beneficio económico sin precedentes que compensaría cualquier coste que acarrease. Abanderar, luchar y aprobar esta ley es de sentido común para todos, menos para el PP y para el partido que diriges, el PSOE. La realidad es que eres y sois un fraude, eres y sois cómplices de los corruptos y de la corrupción.

La primera vez que nos reunimos con vosotros afirmasteis que no os podíais comprometer a incorporar la Ley de Protección al Denunciante en el programa electoral, pero que llevabais años trabajando en la protección del denunciante. Es difícil tener más desfachatez. Presentarse ante unos denunciantes que lo han perdido todo y expresarles lo difícil que es incorporar un par de frases en el programa electoral no puede ser más grotesco e insultante. 

En el año 2003 España firmó un compromiso ante las Naciones Unidas para proteger a denunciantes y testigos, pero el PSOE, tu PSOE, no implementó esta ni ninguna otra ley que nos protegiera de forma eficaz en los siete años en los que gobernó (2004-2011). Por supuesto, tampoco quisisteis saber de nosotros durante los años de oposición.

Ni tú ni la mayoría de los dirigentes del partido sois dignos de muchos socialistas y de personas excepcionales dentro del PSOE, sobre todo a nivel local o regional. Por desgracia, sois la cara amable del Régimen, el poli bueno del sistema, y no tenéis la más mínima intención de cambiar. Tampoco podríais, vuestros amos no os dejarían. Así pues, tu única pretensión es gobernar, aunque probablemente te conformarías con resistir, y el único interés de la mayoría de los dirigentes de tu partido es eliminarte o sustituirte. Es vergonzoso el espectáculo que estáis ofreciendo, la batalla por el poder al tiempo que los ciudadanos esperan a que de una vez por todas os decidáis por hacer algo. Lo que sea, pero algo. Tanto lo que queréis hacer, apoyar al PP, como lo que se supone que tenéis que hacer, buscar un gobierno de progreso. Mientras tanto no permitís que gobiernen ni unos ni otros y pretendéis llevar al país a la desesperación para ver si ello os aúpa al Gobierno o, simplemente, si os permite ganar unos escaños… Capaces sois de apuñalar a la sociedad en el último momento o condenarnos a repetir elecciones eternamente.

En mitad de este bochornoso juego de traiciones llega vuestra abstención a la Ley de Protección al Denunciante en la Comunidad de Madrid. Demostráis, nuevamente, que las promesas de regeneración terminan al día siguiente de las elecciones y os volvéis a situar entre el fraude y la infamia. Esa pocilga en la que tanto parecéis disfrutar.

captura-de-pantalla-2016-09-13-a-las-22-44-02

Es decepcionante pensar que sois el ardid que sostiene el Régimen: Desde la justicia militar hasta la corrupción pasando por el sistema electoral, las diputaciones, las privatizaciones, las puertas giratorias, el capitalismo salvaje…Todo lo habéis sostenido durante cuarenta años entre el PP y tu partido, el PSOE, y debido a ello sois los únicos que os oponéis a la incorporación de una ley de Protección al Denunciante que Unidos Podemos, Ciudadanos, Compromís, En Marea, En Comú, Esquerra Republicana, Bildu o Democracia i Llibertat apoyan. Es decir, PP y PSOE, codo con codo, contra todos los partidos políticos en la protección de la corrupción y el desamparo de los denunciantes.

Ya me duele darle la razón en algo a Mariano Rajoy, pero los hechos demuestran que eres un ruin y un miserable. Tal vez te preguntes algún día por qué muchos ciudadanos han dejado de votar al PSOE y concluyas que ello es terriblemente injusto. A lo mejor tiene algo que ver la forma en la que maltratas a los denunciantes de corrupción (la mayoría desesperados, desahuciados o desempleados), mientras colocas a Trinidad o defiendes a González en sus gigantescas puertas giratorias.

La triste realidad es que solo eres la cara B de Mariano, por eso caminas de descalabro en descalabro… Háztelo mirar, Pedro, todavía estás a tiempo de recuperar la decencia, si es que sabes dónde encontrarla.

Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra.

En la actualidad, mi principal fuente de ingresos son las ventas de Código rojo¡CONSÍGUELA AQUÍ FIRMADA Y DEDICADA!.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA