¿Por qué hay huelga en el telemarketing?

328

protesta-telemarketing001_1

Quizás te suene algo el sector del telemarketing y su histórica precariedad. En este sector trabajan directamente más de 80000 trabajadores/as en todo el Estado español y otros miles a través de empresas de trabajo temporal. Este sector de subcontratas nació cuando las grandes empresas multinacionales empezaron a subcontratar sus servicios de atención al cliente a finales de los 90. Lo que comenzó como una apuesta de Telefónica para no pagar en su atención al cliente lo mismo que pagaba a sus trabajadores/as bajo su convenio colectivo de empresa se ha convertido en un sector con miles de trabajadores/as precarios/as en todo el Estado. Los call centers están implantados en casi todas las capitales de provincia, con fuertes concentraciones de trabajadores/as en pequeñas instalaciones.


Santi Alonso (Sector Federal de Telemarketing de CGT) | rojoynegro.info

La patronal del sector (ACE, Asociación de Contact Center Española), integrada en la CEOE, lleva aplicando a pies juntillas desde hace años las recetas del neoliberalismo más radical: deslocalización de los call centers a América Latina y Marruecos y, en los últimos años, generalización de los minijobs, con jornadas parciales y flexibles que impiden la conciliación adecuada de la vida personal y familiar. Nos tratan como carne para la picadora, utilizándonos durante unos cuantos años hasta que reventamos y salimos de este sector huyendo despavoridos/as.

Muchos/as habréis conocido a personas que están buscando curro, pero huyen del telemarketing, dada la archiconocida precariedad de este tipo de trabajo. Curiosamente, los empresarios de los contact center no se han visto afectados por la crisis y han contratado en los últimos años a miles de trabajadores/as en todo el Estado español, pero ello no ha supuesto una mejora de la calidad del empleo, sino que se ha convertido en una fuente inagotable de contratos basura.

A la orden del día están las resoluciones de la Inspección de Trabajo sancionando a los empresarios por incumplir la normativa laboral y de prevención de riesgos laborales en estas empresas, como si la ya permisiva legislación aún les pareciera insuficiente.

No penséis que los salarios están subiendo. A pesar de las precarias condiciones económicas, los trabajadores/as del contact center, desde el año 2010 hasta ahora, han perdido más de un 5% de poder adquisitivo. Con la excusa de la crisis, patronal y sindicatos mayoritarios firmaron un convenio colectivo que contenía una importante contención salarial y significaba retroceder en la capacidad económica que tenían los trabajadores/as.

Además de esto, como buenos neoliberales, estos empresarios aprovecharon la reforma laboral del año 2012 para aplicar EREs, ERTEs y despidos masivos. En realidad, hacían “limpia”. Se deshacían de trabajadores/as antiguos/as con más derechos y conciencia para contratar mano de obra semicualificada y barata que les siguiera permitiendo aumentar sus ya amplios márgenes de beneficio. Los despidos por absentismo también están a la orden del día y el despido libre (despido improcedente) es el más habitual del sector. Todo les da igual. Como decíamos antes, machacan a los trabajadores/as del sector y cuando ya no les sirven los tiran a la basura y buscan más carne de explotación.

Antes de detallar el conflicto actual, hay que contar que este sector del contact center está ampliamente feminizado. Casi dos tercios de los trabajadores/as de esta actividad son mujeres y, por tanto, sufren una doble explotación: a la explotación de un sistema capitalista y patriarcal se suma la explotación de un trabajo en el cual no se respetan los mínimos derechos de conciliación. A pesar de tener casi 10 años, la Ley de Igualdad no se aplica en la mayor parte de las empresas de telemarketing.

En la negociación del nuevo convenio, se ha expuesto por parte de la representación sindical cuáles son los problemas detectados para los trabajadores/as del contact center. La ACE ha hecho oídos sordos a la mayor parte de las pretensiones de la parte social y solamente quiere un convenio de cuatro años que incluya algún recorte de derechos (quieren reducir las horas para ir al médico para los trabajadores/as a tiempo parcial, los más habituales desde hace años) y quieren una subida salarial hasta 2018 que de promedio no supere el 0,6% anual.

Desde la Confederación General del Trabajo (CGT), sindicato con bastante fuerza en los centros de trabajo de más de 250 trabajadores/as, hemos llevado a la mesa del convenio una extensa plataforma para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores/as. A pesar de que esta patronal incrementa su facturación y sus beneficios, esta plataforma reivindicativa se ha recibido con desprecio y los empresarios se han centrado en la consecución de un convenio continuista en lo esencial que no solucione los problemas del telemarketing.

Los sindicatos mayoritarios también en este convenio, CCOO y UGT, tampoco han conseguido que sus plataformas sean aceptadas por parte de la patronal, y a día de hoy nos encontramos con una huelga de 24 horas convocada a nivel estatal para el próximo jueves 6 de octubre. Antes, los jueves 22 y 29 de septiembre habrá paros parciales de 2 horas en todos los centros de trabajo.

No es este el sitio ni el momento para criticar la posición sindical de cada una de las organizaciones sindicales, pero sin duda media un abismo entre unas plataformas y otras. En cualquier caso, solo la unidad de todos los trabajadores/as y todos los sindicatos para mejorar las condiciones laborales puede empezar a revertir la situación precaria que tiene esta maltratada actividad.

Sin duda, la fuerza de la representación sindical en este trabajo es más posible dada la fuerte concentración de trabajadores/as en plataformas o “call centers”. Ciertamente es el sector económico en el cual la representación sindical más ha crecido en las dos últimas décadas, lo que da una idea de la fuerza que pueden tener los trabajadores/as si se movilizan juntos/as y paralizan esta actividad productiva.

Si alguien piensa que la clase obrera está desorganizada o que el conflicto capital-trabajo está perdiendo vigencia en el siglo XXI, tiene en el telemarketing a las galeras y las plantaciones de algodón del siglo XXI. Eso sí, ahora legalizado y con la legislación vigente a su favor. Si la lucha de los contact centers se extiende y se endurece, será un indicio de que el movimiento obrero empieza a levantarse contra la explotación laboral.

Si eres un ciudadano/a usuario/a de los servicios de telemarketing y quieres solidarizarte con nuestra lucha, puedes llamar a tu centro de atención al cliente de 10:30 a 12:30 h. o de 16:30 a 18:30 h. los próximos jueves 22 y 29 de septiembre o durante toda la jornada el próximo 6 de octubre.

Santi Alonso

Sector Federal de Telemarketing de CGT

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA