El PSOE se inclina por votar “no” a Rajoy y limitar a once las abstenciones

2941

Esther Jaén | Cuarto Poder | 14/10/2016

Miembros de la gestora que preside Javier Fernández  y que debe guiar los pasos del PSOE hasta la celebración de su próximo congreso federal reconocen que no van a lograr una votación unánime de los 85 diputados socialistas que tendrán que pronunciarse sobre la investidura de Mariano Rajoy. Por ello se plantean una votación de 74 diputados socialistas votando “no” y otras 11 abstenciones. También se baraja la posibilidad de valerse de diputados “ausentes”, pero esta última cobra menos fuerza. Lo que tiene claro la mayoría de los miembros de la gestora es que no pueden permitirse ir a unas terceras elecciones, que la única forma de impedirlo es permitiendo gobernar a Rajoy y que hay que evitar, en la medida de lo posible, que el PSOE aparezca de nuevo dividido públicamente, como ya ocurrió en el pasado Comité Federal del 1 de octubre.

De cara a la próxima reunión del máximo órgano entre congresos del PSOE se extrema el cuidado de las formas, especialmente, la manera de argumentar esa abstención “técnica”, según unos, y “quirúrgica”, según apuntan otros. La abstención “técnica” se argumentará refiriéndose a la necesidad de evitar unas terceras elecciones, haciendo énfasis en el fin, pero no en los medios, que pasan por una abstención. Se defenderá la posibilidad de hacer frente al PP desde el Parlamento, aprovechando su mayoría minoritaria y la absoluta inoportunidad de unas terceras elecciones, tanto para España como para el PSOE. Asimismo, el Comité Federal bloqueará la posibilidad de consultar a la militancia, por una “cuestión de tiempo”, ya que esta reunión se celebrará el 23 de octubre, casi con toda probabilidad, y el presidente de la gestora tiene cita con el Rey tan sólo 48 horas después, con el objeto de comunicar al Monarca la posición del PSOE ante este nuevo intento de investidura. Finalmente, la intención de la gestora es evitar entrar en una discusión centrada en la figura del ya exsecretario general, Pedro Sánchez.

En cuanto al aspecto “quirúrgico” que señalan algunas fuentes, se refieren a que habrá que limitar ese “desbloqueo” de la situación política y la consiguiente investidura de Rajoy a una situación “de mínimos” y visualizar que Rajoy obtiene 170 apoyos y 169 votos en contra. Las abstenciones o ausencias correrían a cargo del PSOE. Y, por supuesto, los diputados encargados de facilitar con su ausencia o abstención esa investidura serían “escogidos” con cautela, pese a que en el grupo parlamentario “la mayoría estamos de acuerdo con la necesidad de impedir las terceras elecciones y que eso pasa por desbloquear la investidura de Rajoy”, como señala uno de los diputados socialistas. No obstante, esta opción “quirúrgica” no es del agrado de la federación andaluza y, en particular, de su secretaria general, Susana Díaz. Su entorno más próximo no deja de recordar que “el partido tiene que cumplir las decisiones adoptadas democráticamente por sus órganos colegiados”.

Con todo, se trata, en palabras de un dirigente socialista, de “limitar daños, porque ya bastante nos hemos hecho”. Este mismo dirigente subraya que el PSOE no puede permitirse, “ni por su militancia, ni por sus votantes” ofrecer “otro espectáculo de división”. Apuesta esta misma fuente por dirimir diferencias donde corresponde, en el próximo Congreso Federal del PSOE. Todo apunta que las habrá. Y que serán de gran envergadura.

Comentar con Facebook ()

Comentar (3)

3 Comentarios

  1. Cobardes, no. “MENTIRAS Y TRAICIÓN PLANIFICADAS” (en reunión definitiva y conspiradora de alto nivel) hace ‘muuuchos’ meses. Por tanto, a mí no me pilla de sorpresa, y menos entre partidos hermanados por la corrupción. Pero la culpa la tenemos los que permanecemos quietecitos, esperando a los recortes para salir a la calle a protestar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here