Un banquero cobrará 65 millones de euros de jubilación

304

Cuando hablan, abogan por privatizaciones y recortes de derechos, quieren reformas laborales y mano dura. Ellos mandan siempre, al fin y al cabo esto es capitalismo, el sistema económico creado para que los ricos sean los dueños del cotarro. Ellos legislan un salario mínimo que encima no cumplen, pero ni se les pasa por la cabeza poner cota a los beneficios.

 Francisco Luzón ha decidido abandonar el primer grupo financiero español a los 64 años de edad, uno antes de la edad de jubilación.. Luzón era considerado el número tres del grupo. No en vano, la división que estaba bajo su responsabilidad, Latinoamérica, es el área que más beneficios aporta al grupo, sobre todo la filial brasileña. Este banquero se incorporó a Santander en 1996 como consejero director general, adjunto al presidente y responsable de estrategia, comunicación y relaciones institucionales.

 En 1999, tras la fusión con Banco Central Hispano, fue nombrado consejero y vicepresidente ejecutivo para América Latina. En sus 13 años en el grupo, Luzón ha sido responsable del Santander en Latinoamérica.

 Pero desde hacía algún tiempo Luzón -inició su carrera en banca en 1972 en el Banco de Vizcaya y en 1988 fue nombrado por el ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, presidente del Banco Exterior de España.

  Estas mismas fuentes aseguran que su aspiración era llegar un día a ocupar el cargo de consejero delegado del grupo, objetivo que vio frustrado completamente cuando el Gobierno indultó a Sáenz el pasado mes de noviembre, anulando así la condena que le impuso el Tribunal Supremo en marzo por unos hechos acaecidos en 1994, durante su gestión del entonces intervenido Banesto.

 Tras este indulto, Alfredo Sáenz decidió mantenerse al frente de Santander. Otras fuentes afirman que Luzón también aspiró a ser presidente de Banesto cuando Ana Patricia Botín dejó el cargo para ser nombrada primera ejecutiva de Santander en Reino Unido. Al final se nombró a Antonio Basagoiti (padre del líder del PP en el país Vasco).

 Luzón recibirá una pensión que ya en 2010 se situaba en 55,9 millones. Además, tiene derecho a otros 9,93 millones en concepto de otros seguros, según el informe anual del banco correspondiente a 2010. Pero tendrá que esperar hasta el año que viene para comenzar a percibirla, una vez que se jubile (ahora se ha prejubilado).  El ya exejecutivo podrá optar entre recibir la pensión de una sola vez o repartirla anualmente entre los años que viva. Luzón era, tras Sáenz, el directivo que más cobraba del grupo.

Fuente: Insurgente

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here