Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Las medidas “portuguesas” de Rajoy

Mariano Rajoy, aseguró ayer en rueda de prensa junto a su homólogo portugués, tras la reunión que se celebró entre ambos, que en España “se hará algo parecido” a lo que se ha hecho en Portugal, en alusión a las duras medidas de ajuste aprobadas por el Ejecutivo luso. “Vamos a tener que tomar decisiones difíciles para lograr un crecimiento sostenido y estable”, añadió.

¿Y cuáles son las medidas que nuestro ufano gobernante quiere reproducir aquí? Veamos…

El país vecino ha anunciado en los últimos meses medidas drásticas para mejorar su situación financiera como el abaratamiento del despido (de 30 días a 12), la subida del IVA para productos como la luz y el agua (del 6% al 23%), supresión de pagas extras a jubilados y funcionarios con sueldos superiores a 1.100 euros o, entre otras, el adelgazamiento de un 38% de la Administración pública. También se incluye el repago sanitario. Ir a la consulta costará alrededor de cinco euros, e ir a urgencias podría duplicarse hasta llegar a los 20 euros.

En Portugal –abundando en el asunto sanitario– la normativa ha quedado así:

Ir a un pediatra de urgencias, por ejemplo, costará 20 euros. Una urgencia básica -sin especialidad- costará 15. Una consulta médica normal, costará 5. La atención de un enfermero para una cura simple pasará a costar cuatro euros.

Quedarán excluidos de pagar, entre otras personas, quienes cobren alrededor de 600 euros, las mujeres embarazadas o los pacientes crónicos (en las consultas relativas a su dolencia, no en las demás). El que no acepte se arriesga a una multa no inferior a 50 euros. Además, en la ley que regulará el abono de estas tarifas se especifica que, a partir de enero, todo enfermo que acuda a un hospital o un ambulatorio público portugués deberá pagar por adelantado, esto es, a la hora de ingresar en el centro, y no después. Para ello, se recomienda que estos centros de salud cuenten con cajeros para sacar dinero y con medios suficientes para que “se pueda utilizar la tarjeta”.

Gracias, Mariano. ¿Lo vamos a admitir, cantaremos un fado, o por fin saldremos a la calle?

Un Comentario

  1. cogito
    cogito 26 enero, 2012

    Enhorabuena, soy lector asiduo y comentarista ocasional que coincide con el profundo sentido de Paz, Amor y Justicia
    universal que impregnan todos los posts que se publican, acompañados de comentarios respetuosos en su mayoría.
    Nuestra obligación moral es contribuir en la medida de nuestras fuerzas a los objetivos marcados en la trayectoria ya andada, para ampliarlos con otros capaces de aglutinar a personas que sin distinción de orientación política ferreamente predeterminada se inclinen por actuaciones coherentes, libres de prejuicios (derechas/izquierdas) que marcan un río revuelto de “pescadores”interesados. Quedo a vuestra disposición si puedo colaborar con mi tiempo que comparto entre la lectura y la escritura. Repito, felicidades por la iniciativa que a buen seguro captara seguidores y colaboradores por doquier. El éxito lo doy por descontado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *