Las condiciones que el BCE debería poner a los Estados para comprarles deuda pública

386

(en lugar de las reaccionarias que está imponiendo)

Vicenç Navarro

El artículo critica las condiciones que el Banco Central Europeo está imponiendo a los Estados español e italiano para comprarles deuda pública, señalando que tales condiciones deterioran todavía más la recesión que estos países están sufriendo. El artículo propone condiciones alternativas que favorecerían la salida de la recesión de estos países.

La situación en la Eurozona está preocupando en gran manera a muchos centros de análisis económico en EEUU, como el Center for Economic and Policy Research, de Washington, uno de los centros que goza de mayor prestigio en los círculos económicos y políticos de EEUU. El gran stress que supone para la economía italiana tener que pagar unos intereses de su deuda pública de hasta un 7,7%, provocando la alarma, no sólo del Estado italiano, sino también para muchos políticos y economistas estadounidenses que temen que el colapso de la deuda pública italiana (y quizá de la española) sea mucho peor (no sólo para los habitantes de los países de la Eurozona, sino también para los ciudadanos de EEUU, entre otros países) que el colapso de Lehman Brothers en 2008.

Desesperados por lo que consideran la enorme incompetencia o poca vista del Banco Central Europeo (BCE), dada su resistencia a comprar masivamente deuda pública italiana, forzando así el descenso de los elevados intereses de tal deuda, muchos economistas progresistas de EE.UU. están sugiriendo que sea el Banco Central Estadounidense, el Federal Reserve Board, el que la compre, ayudando a Italia. El hecho de que un país compre la deuda pública de otro país no es un fenómeno nuevo. En realidad el Banco Central de China ha comprado deuda pública de EEUU con los dólares sobrantes de su enorme superávit comercial, convirtiéndose en uno de los mayores propietarios de bonos del gobierno federal de EE.UU. La compra por parte del Federal Reserve Board de los bonos del Estado italiano (y español) reduciría la posibilidad de que colapse toda su deuda pública, con el caos internacional que ello conllevaría.

Ahora bien, según Dean Barker, el director del Center for Economic and Policy Research de Washington, D.C., ello no se debería hacer sin antes poner unas condiciones, totalmente diferentes y opuestas a las que ha estado exigiendo el Banco Central Europeo como condición para comprar bonos públicos italianos y españoles. Recientemente se ha informado de que el Sr. Trichet, cuando era gobernador del BCE, y el gobernador del Banco Central italiano, escribieron una carta al que era entonces el Presidente Berlusconi (y parece ser que otra casi idéntica al Presidente Zapatero de España, escrito por Trichet y Fernández Ordóñez, el gobernador del Banco de España), en la que se ponía como condición para comprar bonos estatales que tal Estado se comprometiera a desregular los mercados laborales, a reducir los salarios y a reducir la protección social. En otras palabras, tales personajes utilizaron el enorme poder del BCE para debilitar el mundo del trabajo a fin de conseguir unos mayores beneficios para el capital.

Dean Baker cree que esta condición establecida por el BCE a Italia y a España es un profundo error, pues debilitaría todavía más la demanda doméstica, que es el origen principal de la crisis económica. Lo que sí cree Dean Baker aconsejable es que el Federal Reserve Board ponga como condición para comprar los bonos públicos italianos (y españoles) que el Estado italiano (y el español) haga una reforma fiscal que permitiera unos mayores ingresos al Estado a base de eliminar el fraude fiscal y corregir la enorme regresividad de los impuestos. No es casualidad que los países donde hay mayores problemas de endeudamiento público (Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia) son aquéllos de la Eurozona que tienen unos salarios más bajos, una menor protección social y una menor progresividad fiscal.

Sería, pues, aconsejable que se exigiera a tales Estados que tomaran las medidas que les permitieran disminuir su endeudamiento. Que no se haga se debe al excesivo poder que la banca (y la gran patronal) tienen sobre el BCE y sobre los Estados italiano (y español). ¿Por qué las izquierdas europeas no están exigiendo al BCE que cambie las condiciones de comprar deuda pública?

Ver artículo en PDF

http://www.vnavarro.org/?p=6861

Comentar con Facebook ()

Comentar (4)

4 Comentarios

  1. Ciertamente la tasa Tobin pretende matar moscas a cañonazos. Me explicaré: la economía real del mundo, suponen 70 billones de dólares y en Europa apenas llegamos a los 15 billones de dólares en el años 2010, menos en el 2011. Curiosamente el volumen especulativo según fuentes solventes supera los 700 billones de economía de aire. Pienso que la solución y única alternativa al final será, volatizar todo ese humo o burbuja financiera. Para ello se necesita abolir el artículo 21.1 y similares en el resto del mundo, que pueden descargar y leer de EU Bookshop el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, ir a la página 241 del pdf. Operaciones con entidades públicas. 21.1. con arreglo a lo dispuesto en el artículo 123 del Tratado de Funcionamiento de la UE que impide a los Estados financiarse en sus necesidades directamente a coste 0 de la propia emisión de su dinero que es de todos y, diseñar un sistema para que se emita el dinero necesario conforme al censo de población y lo reparta en cuantía suficiente directamente a las familias, como una Renta Básica, para atender las necesidades básicas de consumo, suministros y servicios comunes de los Estados por medio de la red bancaria, y que el dinero privado y la banca se encargue del resto, para alimentar el sistema productivo de inicio a fin, generando empleo eficiente distribuyendo y dispersando la riqueza bien aprovechando y utilizando los productos y recursos, dispersando la riqueza y procurando la motivación por el progreso y el bienestar del ser humano, como paradigma e ideal, sin la división y exclusión de las personas por cualquier causa.

  2. Lo que no está claro es que el BCE se financie con dinero de los estados europeos osea DINERO PUBLICO, y que haya un clausula que dice que el BCE no puede prestar directamente a los estados, tiene que prestar a través de BANCOS PRIVADOS.
    1º El BCE se financia gratis del dinero publico de los
    países de la Unión Europea
    2º España (por ejemplo) no puede pedir dinero que necesita
    al BCE
    3º Un banco privado (pongamos el Santander) pide todo el
    quiera(Barra libre) y paga un uno por cien.
    4º España tiene que pedir a un banco privado (p.ejm.Santander) y esté se lo presta a España al precio que digan la agencias de Calificación, un 5, un 6.
    5ºLos banco privados ganan sin hacer nada la diferencia del 5% o 6% menos 1% que le ha costado pues un 4% o 5%

    Si los políticos hicieren una ley que permitiera conceder los prestamos el BCE al país que lo necesita, se lo podría dar hasta el cero por cien,(pues es dinero publico) y el Banco Central Europeo se creo para eso, para cuando un país necesite financiación.
    Entonces que no nos vengan con la milonga de que hay que abaratar el despido o la tontería que les salga de los huevos para que nos preste el BCE.
    En EEUU tienen un Banco Central, que es la RESERVA FERDERAL y presta dinero el estado que lo pida al cero por cien. Porque alli si y aquí no.
    Los putos Políticos de mierda.
    Saludos.

  3. Porque las izquierdad europeas están “missing” (desaparecidas), no existen, tristemente solo quedan pocos libre-pensadores como Uds. De exisitir lo primero que deberian hacer es auditar la deuda, corregir la salida bestial de dinero se las Sicav, y sobre todo, todo aquel que robo a los ciudadanos ademas de carcel, que devuelva lo que se llevo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here