Pulsa "Enter" para saltar al contenido

3 Comments

  1. MaríaDinamita
    MaríaDinamita 30 enero, 2012

    No me lo he perdido. Cuánto se puede aportar a la sociedad con un ratito de TV en «Prime Time». Ojalá se pudiese disponer del tiempo de la entrevista a Sampedro para exponer cantidad de temas que se publican en Iniciativa Debate. Como siempre, comparto con Sampedro sus palabras y pensamientos.

  2. Jero
    Jero 30 enero, 2012

    María… ¡Es que es un hombre extraordinario! Es una pena que la sabiduría (si llega) dure tan poco. Nos haría tanta falta un montón de Jose Luís Sampedro, uno detrás de otro… pero también entiendo su visión humana, también yo pienso así.

    Con ciertos años te empiezan a doler las bisagras… las físicas y las del alma, y aunque queramos vivir, cada día nos cuesta más. Sólo faltaba un «crash» como el que tenemos encima para acabar de tocarnos las narices. De verdad, María, como «viejo profesional» que soy me dan ganas de decir que me bajo en la próxima estación, aunque sólo lo haré si me echan del autobús a la fuerza, lo malo es que ya están empezando a intentarlo y me preocupan mucho los niños y los jóvenes.

    Un abrazo, Jero.

  3. Aurora Figuero Yustas.
    Aurora Figuero Yustas. 30 enero, 2012

    Este comentario con José Luis Sampedro, es el mismo que haríamos todos los seres de buena voluntad, y más si son sabios. Yo no intento ni loca, compararme con este señor Incomparable, pero yo os dije hace tiempo en una publicación, que así, cómo estamos viviendo se ofrece la posibilidad, de echarlos fuera, cómo dice él, pero es que luegpo, el que toma el poder, el pobrecito, que no ha tenido que llevarse a la boca, ni darles a sus hijos lo necesario, Harto ya de todo, la arma. Mata a todos los ricos, y entonces, toma su puesto, y cuando lo ha conseguido, hace exactamente igual que su antecesor capitalista. Os lo dije, por las revoluciones francesa y rusa. Que todos los que promovieron la Guillotina, al final murieron en ella, porque hicieron impunemente, lo que habían hecho los Aristócratas. No dijeron, cómo dice Don Josë Luis, cuando alguien les proporcionó cosas que no tenían razón de ser: En mi hambre mando yo. Sino, que jugaron a ser ricos y traicioneros, cuando habían conseguido salir de pobres, y se calzaron con los zapatos con hebillas de oro, de los que habían matado.El dinero, transforma al 90% de los seres, y el que criticaba, pasa a ser el criticado.Y es el que se aprovecha del prójimo, en cuanto hay dinero y bienestar por medio. Ya dice, que no es imposible querer vivir, si se trata de paliar tu necesidad con un crédito, pero cuando se llega a lo que hemos llegado con 5.000.000 y medio de parados, no hay trabajo, + no puedes comprar+ no produces, no te pagan+ no hay dinero,+no pagas a la Seguridad Social+ no hay mádicos si no los pagan+ no hay dinero para que los niños, puedan estudiar+ si no estudian, no hay investigación= Bancarrota total para el obrero. Pero los que tienen sus cuentas bien llenas, pueden vivir bien, pero los demás no. ¿Que hacemos pues?Ójala volviésemos al trueque, porque con el dinero y los bancos dueños del capital, no podemos, ni ahora ni nunca. Un abrazo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.