¿Qué ocurriría si nuestros líderes falleciesen fulminados por un virus asesino?

355

¿Os imagináis que un extraño virus fuliminase a todos los líderes y oligarcas del planeta y los dejasen más secos que la mojama? Estadistas, políticos en el poder, monarcas, reyezuelos, tiranos, militares de rango, banqueros, obispos, ayatolás, etc etc…todos fulminados por un virus asesino que atacase de forma selectiva a los poderosos. ¿Qué consecuencias tendría para la humanidad tamaña hecatombe?. ¿Nos hundiríamos en las tinieblas sin aquéllos que nos guían con mano de hierro?.

Una posible respuesta nos la dan unos parientes evolutivos cercanos…los babuinos. Estos primates se organizan en manadas en las que la agresividad y las trifulcas son bastante habituales. Como nosotros los humanos, vaya. Pues bien…a principios de los 80, el científico estadounidense Robert Sapolsky observó un hecho sorprendente en una manada de babuinos. Los líderes y sus ayudantes (todos machos) murieron al consumir en un basurero carne contaminada con el bacilo de la tuberculosis. Fueron los primeros en alimentarse, imponiendo su autoridad y jerarquía, y fueron los primeros en caer. Los babuinos supervivientes, que habían estado sometidos al poder de los primeros, menos pendencieros y más cooperativos, se convirtieron en los nuevos líderes. La agresividad se redujo notablemente en el grupo, y consecuentemente, todo empezó a ir mejor.

Lo sé… es una preciosa historia, y es muy tentador hacer extrapolaciones simplistas. Pero me da en la nariz que no nos iría nada mal…

He resumido muy escuetamente el suceso de los babuinos, pero podéis leer más y mejor sobre el asunto en este post : La enseñanza de los babuinos

Fuente: http://politiqueces.blogspot.com/2012/02/que-ocurriria-si-nuestros-lideres.html

Comentar con Facebook ()

Comentar (5)

5 Comentarios

  1. Me parece que es más que una utopía, es un sueño imposible 1º porque no comen basura, 2º porque creo en la causalidad y no en la casualidad.

  2. Yo no tengo la menor duda de que seríamos capaces de entendernos perfectamente sin ellos, pues ellos y solo ellos, son los que siembran el germen de la discordia como forma de perpetuarse en el poder. Si ocurriera, ¡Muerto el perro, fuera rábia! Estoy seguro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here