Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Prensa del país, a un mundo del rigor, para un público poco exigente. El abc de la confusión.

Si uno lee los comentarios de los lectores en la mayoría de medios de comunicación generalistas –y es algo muy recomendable para tomarle el pulso a un país–, muy pronto se da cuenta de hasta dónde logran confundir a la población –y hablamos de lectores de prensa– en unos medios que debieran ser ejemplo de, no digamos ya rigor informativo, pero al menos sí de precisión terminológica.

Aquí no hay semántica que valga. Presuntos licenciados en ciencias de la información no pueden confundir Paro con desempleo, ni dejar de aclarar las diferencias entre inscritos  en el  Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y número de habitantes desempleados.

Los diferentes medios de información, de cualquier índole, tienen la categoría de servicios públicos (también los privados), y esto exige velar por el rigor, al menos, en su faceta no ideológica.

La cifra que hoy publican en la prensa, según ellos “del paro”, se corresponde a los inscritos en el SEPE (antes INEM), por lo que no contabiliza a aquellos que pese a estar desempleados han optado por no inscribirse. Y no solo eso; entre los inscritos, este servicio utiliza un filtro para determinar (según ellos) quién está desempleado.

Cualquiera que cumpla las siguientes condiciones no será contabilizado:

  • Personas que trabajan pero demandan otro empleo para cambiar o para compatibilizarlo.
  • Los inmersos en un ERE temporal.
  • Demandantes de empleo de jornada semanal inferior a 20 horas.
  • Demandantes que cursen enseñanza oficial reglada menores de 25 años o en busca del primer empleo.
  • Los que cursan Formación Profesional, cuando cursan más de 20 horas lectivas, con beca de manutención y en búsqueda del primer empleo.
  • Los que se apuntan al paro por estar en un proceso de selección.
  • Los inscritos en un curso de formación.

No importa que la mayoría de los descartados en sus estadísticas no perciban ningún ingreso. Para este servicio no están desempleados.

La cifra más aproximada (y tampoco es fidedigna) al desempleo real en el Estado español, es la ofrecida por la Encuesta de Población Activa (EPA), que actualmente está muy próxima a los 5.300.00 desempleados.

Por tanto, estas cifras del SEPE, si es que tienen algún valor informativo, deberían publicarse con un titular que no confunda. Aunque es obvio que no hay ninguna intención de no hacerlo, sino todo lo contrario.

En lugar de un titular como este:

“El SEPE publica sus datos del mes de enero” o este: “La cifra de los considerados desempleados por el SEPE asciende a…”

Prefieren –queremos ser amables en la calificación de su profesionalidad e intencionalidad–, publicar torpezas y deficiencias como estas:

 

 

 

 

Si en algo tan sencillo como esto, son tan sumamente incapaces, qué podemos esperar de ellos ante una noticia compleja…

Iniciativa Debate

 

 

2 Comments

  1. Juan
    Juan 2 febrero, 2012

    Este árticulo es una clase de periodismo, que tiene la importancia que tiene, aún dando la importancia del Titular, lo peor es la manipulación del contenido de las noticias, o la ocultación de noticias veraces y relevantes, y a estas alturas todos deberiamos saber que la libertad de prensa simplemente no existe, porque todos los medios son propiedad de sociedades, entidades bancarias etc. que solo persiguen un beneficio mercantilista, y dependiendo de cuales sean sus amos, así será su linea editorial.

  2. Anita
    Anita 2 febrero, 2012

    Magnífico artículo. Como dice Juan, una auténtica clase de periodismo y de rigor. Algunos llevamos años reclamando que modifiquen el criterio que utiliza el gobierno para considerar a alguien parado sin obtener respuesta, sobre todo cuando esos criterios los cambian a conveniencia.
    El titular es fantástico, enhorabuena al autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *