El funcionariado es malo, pero sus familiares acceden (Caso sobrina Ana Botella)

695

La convocatoria sigue abierta, pero los opositores están que trinan. El Ayuntamiento de Madrid convocó el 1 de junio de 2010 una oposición para diplomados en Trabajo Social con 187 puestos de trabajo. Una de los 600 aspirantes a hacerse un hueco en el Palacio de Cibeles es Ana Robredo Botella, que superó la primera prueba con un 6,37. Nadie cayó en la cuenta del segundo apellido de esta opositora hasta que suspendió la segunda prueba, pidió revisión… y volvió a entrar en el proceso.

El Tribunal Calificador presentó la revisión de los suspendidos en el segundo ejercicio el 10 de enero, justo dos semanas después de que Ana Botella se coronase como primera alcaldesa de la capital. De las 101 alegaciones formuladas, el Tribunal solo estimó cincoentre ellas la formulada por la sobrina de la alcaldesa, a quien el Tribunal puso una nota de un 5,90 en la revisión tras darlo anteriormente por suspendido con casi dos puntos menos.

La de Ana Robredo Botella fue, al final, la segunda nota más alta de las cinco revisadas y aprobadas, donde por orden de calificación, las damnificadas (todo chicas) obtuvieron un 6,08; un 5,59; un 5,50; un 5,42, un 5,09, y el 5,90 para la hija de Macarena Botella, que ocupa desde hace años un puesto en el comité local del PP de Torrelodones, y el ingeniero industrial Manuel Robredo. Con estos cinco ‘rescatados’ fuera de tiempo, ahora son 251 los aspirantes a aprobar el tercer y último examen que les adjudicaría un puesto para toda la vida en el Consistorio madrileño.

Los más de 300 opositores que se han quedado por el camino son los que denuncian el “enchufismo” de ciertas personas, en alusión a la hija de la hermana de la alcaldesa. También exigen un acceso a los criterios de corrección y amenazan con no quedarse de brazos cruzados.

De momento, echan en cara que el Tribunal haya tardado cinco meses en corregir los exámenes, donde no solo han gastado tiempo estudiando, sino también dinero en academias preparatorias. Al no creer en las “casualidades” de que el Tribunal se hubiese equivocado al corregir el examen de la sobrina de Ana Botella, una de las opositoras ya fuera de concurso se ha puesto en contacto con el Colegio del Tribunal Supremo para conocer de qué manera se puede impugnar o denunciar la parcialidad del Tribunal. El asunto también está en manos de los sindicatos.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/opinion/elconfidente/2012/02/08/la-sobrina-de-botella-aprueba-un-examen-al-ayuntamiento-tras-revisarle-la-nota-8686/

Comentar con Facebook ()

Comentar (4)

4 Comentarios

  1. ¿quien dijo que los apellidos no pesan?,a veces,pasan y demuestran la desigualdad social en que vivimos.
    Si nó,veamos el apellido “borbón” y sus “allegados”, por ejemplo.

  2. Lo que está ocurriendo con esa oposición me atrevería decir que ocurre con el 99% de las que convocan. Algunos casos son escandalosos aunque tras las denuncias del resto de los opositores (los que sí han estudiado) se quedan en papel mojado en el momento de demostrar que ha habido enchufismo. De hecho, en mi comunidad en 2009, por sentencia del Tribunal Supremo, se retrotraía una oposición a Inspectores de Turismo convocada en en 2001 al 4º y último ejercicio por actuaciones irregulares diversas del Tribunal de Selección y hoy es el día en que sigue la cosa igual. Para un caso en que sí dan la razón a los opositores… ¿de qué ha servido esa sentencia del TS? ¿Se habrá arreglado algo con los denunciantes y no ha salido a la luz pública?.
    Tristemente, los que hemos aprobado una oposición vemos como, cierto día, aparecen los aprobados en la última oposición y, sin que nadie nos lo diga, sabemos quién ha entrado legalmente y quién tenía un amigo. Se les nota nada más abrir la boca. ¡Qué ignorantes! El caso es que esas personas van hacer nuestro mismo trabajo y cobrar nuestro mismo sueldo sin haber hecho esfuerzo alguno por conseguirlo. Esa gente es precisamente la que denigra la figura del funcionario público (entre otras: las asistencias técnicas y otro personal contratado sin conocimientos previos).
    He llegado a la conclusión de que, precisamente esas personas que atienden al público con cara de amargados y mal humor son personas que han entrado por la puerta de atrás y precisamente ese es su escudo porque con ello cubren sus gravísimas carencias para desempeñar un puesto público. Curiosamente estos personajes (me atrevo a decir que podrían ser un 20% del funcionariado, que no es poco) serán los que acaben escalando y llegando a jefitos precisamente por su incompetencia ya que en realidad quien saca el trabajo son los curritos mileuristas.
    Y ya para terminar quisiera romper una lanza a favor de todo el funcionariado (que no empleado público, que no es lo mismo) que han entrado limpiamente tras haber superado un durísimo proceso selectivo. La inmensa mayoría son personas que además de su puesto de subalterno, auxiliar administrativo y puestos de similares características están cobrando algunos incluso menos de 1000€ y cuanto más 1300€, mayormente diplomados y licenciados y que han optado por la carrera administrativa al ver la poca opción de futuro. A la mayoría nos hubiese gustado poder desempeñar nuestra profesión pero ya hace mucho tiempo que eso no es viable en este país.

    • Y para continuar con tu relato, podemos comprender como los directivos y gente de puestos clave, son precisamente esos mediocres enchufados llegados a los mejores puestos por el puto apellido… y después las corruptelas y demás agradecimientos a los empresarios con mucho dinero que dar en comisiones y así nos va…. de puta madre

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here