Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Agujero negro humano

 

Hay que cambiar de sistema que está engullendo a la inmensa mayoría de los seres humanos. El agujero negro económico de más de 700 billones de dólares, amenaza la economía real de los escasos 70 billones del PIB de la economía mundial, que además presumiblemente, una parte importante y relevante sería falsa e intangible.

El agotamiento del petróleo, el incremento de precios de la energía, transportes, materias primas, alimentos y la financiación de los países en crisis, (según bloomberg.com: hoy el bono (o letra) a un año de Grecia alcanza el 523,68% de interés), estando amenazados el resto de países, llegar a una situación similar de producirse el default griego como parece se va a producir.

El rosario de sucesos es imprevisible, y aunque aparentemente, la vida de los ciudadanos discurre sin mayores sobresaltos, debemos de estar preparados para lo peor de un colapso abrupto intencionado o sobrevenido. La situación es muy grave y por momento aumenta en intensidad y profundidad, pues la fuerza gravitacional del agujero negro no se puede detener.

Afortunadamente con todo, posiblemente donde estamos atrapados es un pantano de arenas movedizas del que se puede salir con la ayuda y acción de quienes están en tierra firme. Colaborando solidariamente, la inmensa mayoría podemos salir todos juntos de este barrizal. Solo se necesita firme decisión de bien actuar consciente y poner los medios adecuados para que todos podamos progresar sin ventajas para nadie.

Es necesario cambiar el sistema productivo de manera eficiente con los medios y los recursos disponibles, aprovechando todo cuanto de bueno y utilidad disponemos, sin desperdiciar o infrautilizar cuanto sea de interés general en bienes, productos y servicios, procurando, “La motivación por el progreso y el bienestar del ser humano”, como paradigma e ideal, protegiendo la democracia, la libertad, la libre elección e iniciativa, evitando la división y exclusión de las personas por cualquier causa.

Lo esencial somos los seres humanos. Todos juntos es posible lograrlo.

Juan Bernardo montejb
http://quisiera-montejb.blogspot.com/

4 Comments

  1. asun
    asun 9 febrero, 2012

    Si, pero como lo hacemos estando en el gobierno los que están y no parece que tengan esas intenciones.
    Al decir hemos de cambiar el sistema de productividad….., yo entiendo que hemos de ser los ciudadanos que pensamos así y ante un colapso en que no tendria validez el gobierno? y colaborando con los que están en tierra firme, que son?

    • montejb
      montejb 9 febrero, 2012

      Gracias Asun por comentar y compartir. Posiblemente una opción, sin descartar otras inclusive integrando lo mejor de varias propuestas, sería una organización en pequeños grupos de personas hacia atrás, incorporando los medios tecnológicos buscando la eficiencia y crecer rápidamente desde la autosuficiencia individual a la colectiva zonal, por barrios o núcleos poblacionales de tamaño relativamente fáciles de organizar, que a su vez a modo de nodos interactuarían con los demás y la administración más próxima. La organización flexible, facilitaría la plena ocupación, organización y disponibilidad de las necesidades y la proximidad y el conocerse generaría la suficiente confianza para progresar rápidamente, intercambiando con los demás los excedentes y las carencias. Disponemos de casi todo lo necesario para poder hacerlo triunfando con esfuerzo colaborando solidariamente todos juntos.

      • asun
        asun 9 febrero, 2012

        Gracias Montjeb por tu información, lo que no mequeda claro, és si el intercambio con los demás de exdentes y carencias és sin dinero. Seria intercambio de la producción, claro.

        Un gran trabajo para organizar y cambios en las personas para llevar esto a cabo, pero no hemos de desfallecer ante las adaptaciones que habremos de afrontar.

        Si esto se pudiera llevar a cabo, nos podriamos considerar libres de este sistema neoliberal. Aún tendremos que dar gracias a la crisis….

  2. Indignado
    Indignado 10 febrero, 2012

    Al contrario de lo que piensa mucha gente, está no es una crisis cíclica, estamos ante un cambio que se hace necesario, aunque los que defienden el modelo capitalista de crecimiento infinito, se empeñen en mantenerlo a toda costa lo único que consiguen es hacer daño a los demás, aferrados a no perder sus cuentas de dinero ficticio.
    Pero el tiempo se le ha acabado, y lo que vemos son los últimos coletazos de un sistema que ha durado un siglo y medio, cuyo su declive empieza con la caída del muro.
    Empieza otra época, donde las palabras son, sostenible, equidad, humano, eficacia, educación, respeto, responsable, igualdad, ecológico, justicia, futuro…
    Y no vamos a impedir que se cumpla nuestro deseo que es es de toda la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *