Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¡Me duele el alma!

Porque no tengo garantías de que la palabra y cualquier acción estén libres de intención. Me duele el alma y tengo el corazón en un puño por cuanto percibo sucede e intuyo, de quienes estando en posición de dominio deciden y actúan con mayor conocimiento y medios, perjudicando a la inmensa mayoría. Me duele el alma y la congoja me nubla interpretar, comprender y razonar porque las cosas se anteponen a los Seres Humanos. Me duele el alma porque percibo y siento mucho sufrimiento injusto. Me duele el alma, porque quienes libremente han elegido la obligación y la responsabilidad del bien común de todos los ciudadanos de un país y una comunidad, no parece que les importe que los Seres Humanos suframos penalidades y estemos en inferioridad de condiciones. Me duele el alma, por percibir el egoísmo sin límite de quienes debieran dar ejemplo a salvo de cualquier duda. Me duele el alma, porque he perdido la confianza en poder disfrutar de una vida en armonía y equilibrio sin discriminación alguna. Me duele el alma, porque cuanto es esencial carece de importancia. Me duele el alma, por toda la injusticia que corroe la esencia de la Humanidad. Me duele el alma, por las falsas verdades y la manipulación de quienes están en posición de dominio de decidir y actuar. Me duele el alma, porque la vida se oscurece en lugar de resplandecer. Me duele el alma porque ya no sé qué hacer para evitar hacer mal a mí mismo o a cualquiera. ¡¡Me duele el alma!!

http://quisiera-montejb.blogspot.com/

6 Comments

  1. joan anton - capitajoan
    joan anton - capitajoan 13 febrero, 2012

    Comparto tus sentimientos amigo mío, ¡Uno a uno y cada uno de ellos! La rábia, la frustración, las ganas de hacer una burrada, contra esa gentuza y que pase después lo que pase… ¿A quien con un mínimo de sensibilidad no se le ha pasado por la cabeza…? ¿A quien con un mínimo de sensibilidad, no le duele el alma…? ¡Es tan triste no poder ser feliz, por que otros lo impiden…! Pero como dice Paco, esto se cocina a fuego lento. ¡Esperemos que a algún “Illuminatti”, no le de por echar más leña al fuego y la olla rebiente…!
    ¡Animo amigo! ¡No estás solo en esto! ¡Somos millones…! Solo nos falta… ¡¡Despertar de esta horrible pesadilla!!

    • montejb
      montejb 13 febrero, 2012

      Ojalá, surja como sea o por por casualidad la chispa de la solución en algún lugar. Parecido a como se descubrió la Penicilina que supuso un gran avance para las infecciones. Tendremos que armarnos de mucha paciencia y a base de insistir con firme decisión, esfuerzo y tesón, posiblemente podamos vencer la resistencia de quienes nos tienen esclavizados.

      • joan anton - capitajoan
        joan anton - capitajoan 13 febrero, 2012

        A pesar de nuestras buenas intenciones y de la paciencia de que hacemos acópio diariamente, me temo que al final, (como siempre ha ocurrido hasra hoy, desde Espartaco y hasta antes), no hay liberación sin violencia y puede que algún día veamos correr despavoridos por las calles perseguidos por la multutud, a banqueros, políticos corruptos, obispos, y demás ralea putrefacta, pidiendo lo que ellos núnca han concedido ¡¡Clemencia!!
        ¡¡Oremus!!

  2. Asun
    Asun 13 febrero, 2012

    Que bien has expresado Montjeb lo que yo también siento.
    ¡me duele el alma porque percibo que el sufrimiento irá aumentando y no sé como puede acabar!, pero sobretodo me duele el alma por mi impoténcia cuando pienso que este sufrimiento ha sido calculado y programado por los poderes en connivencia con los políticos.

    Y Ojalá Joan Anton veamos correr despavoridos a politicos corruptos, tecnócratas, algunos jueces fascitas ah! y como no banqueros y obispos.

    • montejb
      montejb 14 febrero, 2012

      Gracias Asun. Siento en mi ser y percibo, cuanto otros muchos sienten latentemente reprimido en lo más profundo de sus corazones. Es necesario aflorar a la superficie y actuar conforme cuanto mucho de bueno y noble somos. “Solamente una vida dedicada a los demás merece ser vivida.” Albert Einstein.

  3. Aurora Figuero Yustas
    Aurora Figuero Yustas 15 febrero, 2012

    A mí también me duele el alma montejb, no sabes cuanto: calculo, que todos hemos pasado lo nuestro, o simplemente, nos gustaría ver, que la gente tuviese un poquito de ética humana y moral. Yo soy mayor, pero no se me ha olvidado nada de cuanto pasamos, y a veces cansa un poco moralmente hablando, tener que repetir siempre la misma historia, de penas y sinsabores, a que nos abocan los mismos de siempre. Los oligarcas los ladrones de guante blanco, que por ser quienes son, o banqueros o aristócratas, o gente muy conocida en las altas esferas, quedan impunes, cómo no salga un Azarías, que se lo juegue todo a una carta, y pareciendo tontito, se tome la ley por su mano, y deje de ser por uin instante ese ser despreciado y anodino, para poner las cosas en su sitio. Es triste sí, y me duele el alma, cuando pienso que en nuestra guerra, en Madrid, (Esa guerra que provocaron los de siempre) mi marido aquí en Madrid con 11 años, tenía que subirse a un cuarto piso de Argüelles, en una casa de al lado de donde vivió, Pablo Neruda, con el mayor peligro para su vida, cuando estaba dentro de una casa, donde no vivía nadie, porque el frente estaba casi en la Moncloa, rompía puertas y ventanas, hacía un atado, y se bajaba cómo Spiderman, para llevár a su madre la leña para hacer fuego, y poder comer algo caliente, con el peligro de su vida. Me duele el alma, porque una vez se cayó a un patio, y se le vino una bañera abandonada encima y le rompió un pierna, pero él, seguía cómo podía cogiendo de aquí y de allá, por pura supervivencia. Son tantas cosas, amigos míos, que no puedo creer, que a estas alturas, la gente no haya aprendido nada más que a expoliar al obrero. Por eso me enciende ver, esos estúpidos programas de la Tele, con gente absurda hablando, de cosas, que no deberían importarnos un pepino , con lo que tenemos encima. Me duele el alma de ver y oir a estas personas tan absurdas que nos rodean hablando de cosas, que no tienen sentido, pero la gente normal, las absorbe , y no se entera de nada de lo que ocurre a su alrededor.Sí, montebj, me duele mucho el alma de ver cuantas personas vacias, tenemos a nuestro lado ¡¡¡¡Que pena tanto sacrificio para nada!!! Esta causa, no se merece gente tan GUAY cómo vosotros. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *