Capitalismo contemporáneo

3070

He leído y recomiendo lean el paper “Una teoría marxista del liberalismo“, de Gérard Duménil y Dominique Lévy, que nos habla sobre el liberalismo que impera hoy en día, revisitando el punto de vista de Karl Marx. No soy marxista, pero me ha parecido una definición interesante del capitalismo contemporáneo para compartirla:

“El neoliberalismo es una etapa del capitalismo, la última hasta la fecha, cuyo rasgo principal es el reforzamiento del poder y de la ganancia de la clase capitalista. Una cuestión de instituciones financieras y de clase. Esta recuperación es el resultado de una entidad social híbrida que nosotros bautizamos como las finanzas. Engloba la parte superior de la clase capitalista y ‘sus’ instituciones financieras.”

Resumen de “Una teoría marxista del liberalismo“.

. …”las teorías del Estado (su relación con la estructura de clase), las de las transformaciones de las formas que reviste la propiedad de los medios de producción (la separación de la propiedad y la gestión, el capital de préstamo), y las del capital bancario como administrador del capital de préstamo. Estos marcos teóricos permiten analizar el papel del Estado en el neoliberalismo y el poder de las finanzas. Hay que añadir a esto el análisis del capital financiero de Hilferding y de Lenin. El constante aplazamiento de una superación definitiva del capitalismo forzó a los marxistas a concebir periodizaciones largas, como la teoría del capitalismo monopolista”…

Via Infraleves

Comentar con Facebook ()

Comentar (4)

4 Comentarios

  1. Yo creo que a Marx no hay que leerlo, hay que estudiarlo. Creo que a partir de sus teorías es que muchos grandes pensadores han desarrollado las mejores ideas y también las mas modernas. (No he leído El Capital completo, advierto.

    Un saludo

    • Estoy de acuerdo que a Marx hay que estudiarlo. Con todo pienso, que posiblemente en la actual situación de grave y profunda crisis, inclusive por las carencias de formulación, las teorías de Marx, Keynes y demás no serían suficientes por sí solas, pues necesitarían actualizarse, agregando lo mejor de las propuestas de otros economistas como por ejemplo la propuesta del Equilibrio del economista John Nash, “si todos quieren ganar sin tener en cuenta a los demás, entonces pierden. Existe el equilibrio cuando se ponen todos de acuerdo sobre unas reglas y la estrategia”, que facilita que todos optimicen y maximicen la ganancia colaborando necesariamente.

  2. ¿Marxismo? ¿Y por qué no?

    Yo no soy marxista porque no soy de nadie. Es muy difícil comulgar plenamente con las conclusiones ajenas, por muy científicas que sean.

    Marx cometió el error de ser poco humilde. Sus apreciaciones y diagnósticos están al alcance de muy pocas personas (muy muy pocas), y eso es un tremendo defecto de prepotencia. El Capital es un auténtico tostón infumable para cualquier neófito e incluso para la mayoría de economistas por muy “titulados” que estén. Pero no deja de ser la obra de una mente prodigiosa que supo diagnosticar cada pormenor de aquello que iba a ocurrir analizando un modelo previsible para alguien como él.

    • Efectivamente su obra, fue toda una anticipación a cuanto está ocurriendo. Hombre, yo no diría tanto como infumable, posiblemente se tenga uno que liar antes un porro o beberse un cubata largo antes de leerlo. Comparado con las lecturas a Tamames, Sampedro, Galbraith, Keynes y muchos otros pensadores, ciertamente es un poco duro de roer por lo cavernario, pero se puede hacer la digestión. ;))))

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here